Un homicidio derivó en un trágico accidente

Un móvil policial chocó a un taxi cuando se dirigía al lugar del crimen

14 Sep 2019 varios autores

Todo sucedió en menos de una hora. Una pelea entre dos familias del barrio Villa Urquiza terminó en un homicidio que generó una pelea. A varias cuadras de ese lugar un móvil del Servicio 911, que se dirigía a poner punto final al conflicto, embistió a un taxi cuyo conductor murió en el acto.

La trágica jornada arrancó a las 9, cuando un joven se dirigió hacia la casa de su ex pareja ubicada en Figueroa Alcorta al 1.600. Acompañado por otros familiares, pretendía visitar a sus hijos, a los que no veía hace mucho tiempo por diferencias con la pareja. Al no tener una respuesta favorable, habría intentado ingresar a la fuerza haciendo disparos contra la vivienda. Desde el interior de la casa le respondieron y se produjo un intenso tiroteo en el que resultó herido mortalmente Carlos Roberto Llanos, de 32 años, hermano del sospechoso de haber causado el conflicto.

VIOLENTO IMPACTO. La camioneta de la Polícia embistió de lleno al taxi en la esquina de Muñecas y Perú. la gaceta / foto de eduardo ruiz

Por el crimen fueron detenidos Emanuel (24) y Maximiliano Olea (26). La Policía sospecha que uno de los dos habría efectuado el disparo mortal. En tanto, Luis (29) y Rubén Darío Llanos (36), hermanos de la víctima, también quedaron tras las reja, ya que se los sindicó como los que comenzaron con el mortal incidente.

“Se armó un lío terrible. Los disparos se incrementaron. Escuchamos gritos y corridas. Esto parecía una película de acción por la cantidad de tiros”, destacó María del Valle Pedraza. “Las dos familias son bastante pesaditas y mucha gente les tiene miedo. En el barrio se sabe que tienen problemas con la ley”, agregó la mujer en una entrevista con LA GACETA.

El jefe de la división Homicidios Cristian Peralta descartó que la disputa haya sido originada por una cuestión de drogas o por un ajuste de cuentas. “Estas son dos familias que vienen protagonizando una pelea por problemas de una pareja. Al parecer, la mujer no quiere que su ex vea a los chicos”, aseguró.

Los vecinos confirmaron que los dos grupos vienen protagonizando incidentes desde hace varios meses. “A todo el barrio lo tienen cansado. Ya se habían agarrado a tiros hace poco y varios de ellos resultaron heridos. Era sabido que esta historia terminaría con un muerto. No tengo problemas en que se maten entre ellos, pero me preocupa que se agarren a los tiros a las 9 de la mañana de un viernes”, agregó Mario Medina, mecánico de un taller de la zona.

“Lo más grave es que la muerte de uno no calmará las cosas, sino que se empeorará. Tendremos que andar con mucho cuidado porque la venganza no tardará en llegar”, destacó Juan Carlos Herrera.

El percance

A raíz de los incidentes que protagonizaban las dos familias, personal del Servicio 911 recibió la orden de trasladarse hacia el lugar donde se había producido el homicidio del joven Llanos. La camioneta Toyota Hilux, conducida por el sargento José Rodríguez y en la que también viajaba José Jerez, fue uno de los móviles que se dirigía a toda velocidad hacia ese lugar.

El patrullero circulaba por calle Perú hacia el este con las sirenas encendidas, según se informó oficialmente. Por razones que se están investigando, chocó contra el taxi VW Voyage, que era manejado por Jorge Dante Gómez, de 64 años. El impacto fue terrible. El taxista falleció casi en el acto y los dos uniformados sufrieron distintas heridas, por los que fueron internados.

“Escuché las sirenas y me levanté de inmediato. Pensaba que había ocurrido algo en la escuela, pero cuando salí me encontré con la escena que todos vieron. Parece que el señor que estaba en el taxi murió a los pocos minutos. Esto nos conmocionó a todos los vecinos”, aseguró Jésica Sereal.

Juan Carlos Pereyra, empleado de un drugstore de la zona, agregó: “el móvil circulaba a toda velocidad con la sirena encendida. Después se escuchó el impacto. Fue tremendo. La verdad es que fue realmente una desgracia”, indicó.

Los vecinos se agolparon en la esquina para observar los detalles. “No sabíamos porque la camioneta de la Policía iba tan fuerte. Después nos enteramos que se dirigía a una escena del crimen o algo por el estilo. Es una locura lo que está pasando en esta provincia. Si no te matan los ladrones, te pueden matar los uniformados que están cumpliendo con su deber”, manifestó Mariana Falcioni, madre de un alumno de la escuela de la zona.

“Los tucumanos tenemos que analizar lo que está sucediendo en la provincia. Tenemos que parar con estos niveles de violencia. Así no vamos a llegar a ningún lado. Por culpa de una pelea entre dos familias, un laburante perdió la vida. Hay que parar la mano”, concluyó Juan Carlos Musumani.

La fiscala Adriana Giannoni quedará al frente de las dos investigaciones.

Comentarios