Me Gusta

Tocar los clásicos beatles: entre el placer y la responsabilidad

Tocar los clásicos beatles: entre el placer y la responsabilidad

No es fácil subir a un escenario para rendirle tributo a la banda más grande de la historia. Los fans no perdonan los errores. Tres músicos tucumanos cuentan su experiencia y hablan sobre el significado de “Abbey Road”.

14 Sep 2019 Por Karen Fernández

La pasión y el fanatismo por The Beatles pueden llegar a lugares impensados. Muchos tucumanos tuvieron la posibilidad de viajar a Inglaterra para seguir los pasos de sus ídolos, los lugares que frecuentaban, los pubs que los tenían como habitués.

A otros, la banda que cambió la historia les despertó la vocación de dedicarse a la música. ¿Qué aprendiz no ensayó los primeros rasguidos de guitarra con “Love me do” o “Come together”? Pero los Beatles eran mucho más que música, entonces los fanáticos de este lado del mundo se animaron a rendirles homenaje de todas las formas posibles. En algunos casos, hasta personificándolos.

“Al descubrir los Beatles de inmediato se convirtieron en mi banda favorita y me surgió la idea de recrear sus canciones en cualquier formato”, recordó Luciano Giri, vocalista de Yesterday. La banda tributo nació hace 25 años, cuando Luciano tenía 15. El músico define a los fab four como los padres de la música pop-rock: “crearon y bautizaron el sonido beat. Revolucionaron el mundo repartiendo melodías. Hicieron que todo girara alrededor de ellos”.

The Beatles es de esas bandas que los fanáticos quieren revivir de la manera más similar posible, nada de versiones propias. “No fue difícil. Cuando empezamos reconocíamos el sonido y el estilo beat, escuchábamos los arreglos y los detalles de sus voces. Además de recrear lo más parecido el sonido de sus instrumentos”, agregó Giri.

“Abbey Road” fue el penúltimo álbum de los cuatro de Liverpool. “La primera canción que escuche del disco fue ‘Oh! Darling’ y me encantó -apunta Giri-. Cada disco fue una etapa terminada para ellos. Este en particular mostró que los Beatles se dedicaban a componer por separado y que ya transitaban caminos diferentes. Fue un disco que ameritó el esfuerzo de volver a juntarlos en su histórico estudio de grabación, y que bautizaron con su nombre”.

Un sueño desde chicos

Cuando eran niños y les preguntaron qué querían ser cuando fueran grandes, formar una banda siempre había estado entre sus opciones. Finalmente, los cinco amigos apostaron por sus deseos y decidieron a principios de este año armar Sargento Peppa. Sí, medio siglo después de “Abbey Road”, en Tucumán siguen naciendo bandas tributo.

titulo

Sargento Peppa LA GACETA / JOSÉ NUNO

“Tenemos un amigo dueño de un bar que nos ofreció la posibilidad de tocar en vivo. Nos gustó la idea y seguimos adelante”, sostiene Lucio García, bajista del grupo.

A diferencia de Yesterday, los integrantes de Sargento Peppa pretenden crear una versión propia de las legendarias canciones de The Beatles. “No nos centramos en personificar a ninguno de los Beatles, queremos lograr una versión más rockera y divertida”, precisa García. Su definición es clara: “The Beatles fue una banda que marcó un antes y después. Ellos fueron los que decidieron incursionar, innovar y explorar dentro de la música pop, llegando a pasar por varios estilos que sirvieron e influenciaron a bandas posteriores. Es imposible no escuchar un clásico como ‘Let it Be’ y estremecerse”.

Escuchar el disco “Abbey Road” por primera vez parece ser una epifanía para la beatlemanía. “El lanzamiento del disco se vivió de diferentes maneras, nosotros lo consideramos un disco perfecto. Siendo inminente la desintegración del grupo, decidieron ‘amigarse’ una última vez y hacer un disco de jerarquía, para retirarse por la puerta grande”, pondera García y agrega: “las canciones de ese álbum no pueden faltar en nuestro repertorio. Es un disco que aportó mucho a la popularidad de los Beatles, es considerado como el más popular de la historia. Lograron que ese famoso paso de cebra de su portada sea un punto turístico concurrido e infaltable para todo aquel que visita Londres”.

El desafío en la guitarra

El guitarrista Guillermo Ocón participó hace unos años en otra banda beatle tucumana. Aprendió a tocar a los 14 años. “Desde que tengo memoria me gustó la música de The Beatles. En la adolescencia me di cuenta de que todas esas canciones que me gustaban eran de ellos -indicó-. Cuando descubrí que todo lo que me movilizaba provenía de una sola banda, fue una iluminación que me dura hasta hoy”.

titulo

Guillermo Ocón LA GACETA / JOSÉ NUNO

Según Ocón, cada disco de la banda tiene temas esenciales y no hay “temas malos”. “Tocar temas del catálogo beatle, ya sea en un escenario o en una reunión de amigos, consiste en lograr, con mis rudimentarios trucos, acercarme a la magia de sus canciones. Nunca las tocaría por compromiso o sin interés. La recreación de sus canciones con la guitarra tiene que despertar en quien las oye algo significativo”, confesó Ocón.

Define a la banda como la excelencia de la música moderna y escuchó “Abbey Road” por primera vez hace 30 años. “Lo escuché de un tirón el álbum completo -subraya-. No sentí que era un grupo de canciones, existen conexiones lógicas y emocionales que las unen en un todo coherente y sin concesiones”.

comentarios