Piccinetti ya está en Tucumán y pasará la noche en Villa Urquiza

Llegó a las 18 y fue recibido en la división Homicidios de la Policía.

13 Sep 2019

Escoltado por seis patrulleros y varios motoristas, Luis Rafael Piccinetti arribó a la provincia tras haber pasado ocho años prófugo. Los flashes y las cámaras lo esperaban en la puerta de la sede de la división Homicidios de la Policía, donde bajó del vehículo en absoluto silencio.

Nada se sabía de él desde febrero de 2011, cuando iban a dictar la sentencia en su contra. Él y Silvia Raquel Lai estaban acusados de haber sido amantes y de haber asesinado al marido de ella, el agricultor de Trancas Eduardo José Salas. Lai fue condenada a prisión perpetua y él deberá afrontar un nuevo proceso por no haber asistido al final del juicio.

FUERTE CUSTODIA. Seis patrulleros y varios motoristas escoltaron al ex prófugo hasta la división Homicidios. FOTO LA GACETA/HÉCTOR PERALTA

Tras ocho años de incertidumbre, se supo que Piccinetti había estado en Bolivia con una identidad falsa, que había formado pareja con una mujer de alto poder adquisitivo y que tenía dos gimnasios en Cochabamba.

Pero la verdadera sorpresa llegó con su imagen: ayer se vio a un Piccinetti renovado, con el pelo rubio, barba candado y una sonrisa tallada en su rostro. Su nariz tampoco es la misma y los pesquisas no descartan que se haya sometido a una cirugía estética para evitar ser reconocido.

CAMBIADO. Piccineti, rubio (actual) y con su color de cabello natural (2011).

Por disposición de la Sala IV de la Cámara Penal, hoy pasará su primera noche en Villa Urquiza y allí permanecerá hasta que se inicie un nuevo juicio en su contra, el cual podría darse antes de fin de año.

En Esta Nota

Luis Rafael Piccinetti
Comentarios