El aeropuerto tucumano incorpora más tecnología

Los nuevos instrumentos implican una inversión de $ 400 millones.

13 Sep 2019 Por Marcelo Aguaysol
2

DESDE LA PISTA. Alejandro Albarracín y Fabián Crivaro, del EANA, detallaron las funciones de los nuevos sistemas. la gaceta / fotos de juan pablo sánchez noli

Fabián Crivaro despliega sobre la mesa algunos datos sobre el movimiento aéreo del aeropuerto internacional Teniente Benjamín Matienzo. En los informes del vicepresidente y gerente de Asuntos Corporativos de la Empresa Argentina de Navegación Aérea (EANA), una sociedad del Estado que está bajo la órbita del Ministerio de Transporte, se destaca el incremento desde 2015 de la cantidad de pasajeros transportados hasta nuestro días. Ese aumento es exponencial: pasó de 585.000 a 943.000 en 2018. Ese movimiento requiere de una mayor inversión no sólo en la infraestructura de la aeroestación local, sino también en instrumental y tecnología que doten de mayor seguridad operacional y de capacidad operativa, completa la idea Alejandro Albarracín, jefe ANS de la subregional Tucumán del EANA. “En forma directa, se invierte y se invertirá unos $ 400 millones sólo en Tucumán”, indica Crivaro en la entrevista concedida a LA GACETA.

- ¿Qué nuevos instrumentales va a tener el aeropuerto tucumano?

- Como prestadores del servicio de navegación aérea, somos un engranaje de los muchos organismos del Ministerio de Transporte que trabajan acá. Brindamos servicios a nuestros usuarios y clientes, que son las aerolíneas comerciales y también los vuelos privados e inclusive hacemos el control de tránsito aéreo de los aeroclubes y demás. Tucumán ha sido un aeródromo de alto nivel de inversión durante estos tres años. Lo hemos visto en la plataforma. El EANA invierte fundamentalmente en tecnología y en la formación de nuestra gente. Hace tres meses hemos inaugurado un nuevo equipamiento muy importante, que se llama ILS (Sistema de Aterrizaje por Instrumentos, por sus siglas en inglés). Lo que permite ese equipamiento, en conjunto con otros, es que el aeropuerto opere con niveles de visibilidad bajos, cuando hay complicaciones por niebla u otras condiciones climáticas.

- ¿En qué se traduce eso como beneficio para la población que utiliza el servicio aéreo?

- Menos cancelaciones y menos demoras en los vuelos. Ese es un equipamiento que se implementó hace tres meses. Ahora vamos a implementar dos equipos nuevos que son complementarios. Se viene un Sistema Automático de Información Meteorológica (AWOS, por sus siglas en inglés), que en definitiva es una estación meteorológica automática. Lo que hace es medir las condiciones climáticas que hay en el aeropuerto y transmitirla a la torre de control, los pilotos y las aerolíneas. Es información complementaria para saber, cuándo vas a aterrizar, o cuándo vas a despegar, o cuando va a salir un vuelo de Córdoba a Buenos Aires, cómo está la meteorología acá.

 - ¿Cómo se mide eso ahora?

- Actualmente la visibilidad la mide el meteorólogo en base a ciertos parámetros o puntos que él ya tiene preestablecidos. Y esa visibilidad se traduce en las cartas de aproximación por instrumentos. Actualmente, con menos de 1.000 metros en Tucumán no se puede aterrizar. El nuevo sistema, el AWOS, medirá automáticamente el alcance visual en pista. Y vamos a poder llegar a una mínima de aproximación de 550 metros, casi el 50%. Con una visión de futuro, si vas modernizando el equipamiento, se puede llegar a 400 metros.

 - ¿Quién provee esta tecnología?

- Hicimos una licitación pública internacional por 31 equipamientos. Uno de los primeros viene a Tucumán. Es tecnología de una empresa finlandesa que además va a poner oficinas en Argentina gracias a toda esta inversión. Después hay otro equipamiento que también tiene Tucumán desde mediados de este año, que es un sistema automático de detección de rayos. Te permite ver a qué distancia tenés una tormenta eléctrica con tecnología. Ya no es únicamente visual a través de un meteorólogo; ahora se complementa con información automática. Es útil para saber si podés tener gente trabajando en pista o no, si se puede estar cargando combustible o no, si Intercargo puede estar cargando valijas o no. Estás cuidando la seguridad del personal que está trabajando en un ambiente climático con tormenta eléctrica. El sistema te detecta actividad o tormentas. Por ejemplo, tenés una alerta amarilla entre las 5 y las 15 millas, y dentro de las 5 millas ya te da una alerta roja que activa automáticamente una alarma en la torre.

CONVENIO. Crivaro anunció que se actualizarán los radares secundarios.

 - ¿Qué le falta al Aeropuerto para terminar con la modernización de su infraestructura?

- Estoy hablando de una inversión de $ 400 millones solamente en Tucumán. Después hay otras inversiones a nivel país que llegan a Tucumán indirectamente. El plan sigue: tenemos el proyecto de remodelar todas las oficinas de EANA, cambiar el equipamiento de comunicaciones de voz y grabaciones. Todo eso está proyectado para que ocurra de acá a fin de año y durante el primer y segundo trimestres de 2020. Entonces con eso, más otras obras de ampliación de las instalaciones, vamos a dejar listo el aeropuerto de Tucumán no sólo para sostener el crecimiento que ha tenido, sino para estar listos para que la aeronáutica, los pasajeros y los movimientos de avión que tenemos en esta provincia sigan creciendo los próximos cinco y 10 años.

Comentarios