Fernández: “la crisis es tan severa que todos vamos a tener que hacer un esfuerzo”

El candidato a presidente se refirió al acuerdo intersectorial. Video.

13 Sep 2019 Por Matías Auad

Juan Manzur ingresa a una habitación del octavo piso del hotel Sheraton. Sentado en un sillón, Alberto Fernández contesta mensajes con su celular. Tiene más de 3.500 whatsapps sin responder. El gobernador de Tucumán palmea las piernas del candidato a presidente del Frente de Todos y se sienta a su izquierda.

Fernández torna su mirada a Manzur, suelta el celular sobre el almohadón y le dice: “salió bárbaro, ¿no?”. “Fantástico”, le susurra el ex ministro de Salud kirchnerista. “Vos sos un genio por lo que armaste”, le agradece Fernández. El gobernador le retruca: “no, vos (lo sos). Estuviste brillante, brillante, brillante”.

Tienen pintada una sonrisa en sus rostros por el calibre de invitados que desfilaron por Tucumán en las últimas 24 horas, como el presidente de la Unión Industrial Argentina (UIA), Miguel Acevedo, y los líderes de la Confederación General de Trabajo (CGT), Héctor Daer y Carlos Acuña.

“Ahora tenés que contar qué ideas tenés, cómo seguimos después de octubre...”, le aconseja Manzur a Fernández, pensando la estrategia a futuro con la pechera de “DT”. Minutos antes, sentado en el mismo sillón en el que charló con Manzur, el ex jefe de Gabinete de Néstor Kirchner le brindó una entrevista exclusiva a LA GACETA.

- Su campaña como precandidato a presidente comenzó en Tucumán. En las PASO le fue bien. Ayer relanzó su campaña para las elecciones generales aquí. ¿Tucumán es una cábala para usted?

- Por ahí sí... pero no lo pensé así. Tiene que ver con un gobernador muy activo que ha promovido una serie de acciones muy positivas, como la del miércoles particularmente. Finalmente logramos estar en una mesa los industriales, los que trabajan, los representantes de los que trabajan, y el Estado, o el posible Estado, los que conduzcan el Estado en un futuro. Eso ha servido de mucho, ha sido muy útil y un gran aporte para empezar a pensar cómo podemos poner de pie a la Argentina otra vez. Fue muy importante.


-¿Cuál es el mensaje que se intentó dar?

- La verdad es que la crisis es tan severa que todos vamos a tener que hacer un esfuerzo. Van a tener que hacer un esfuerzo los empresarios, van a tener que hacer un esfuerzo los que trabajan y va a tener que hacer fuerza el Estado. Y como todos vamos a estar involucrados, lo mejor es que nos pongamos de acuerdo. He hablado con el presidente de la UIA, Acevedo, con Héctor Daer y Carlos Acuña, que son quienes hoy conducen la CGT y todos sentimos que tenemos un horizonte donde proyectar el futuro y todos queremos llegar. Y lo mejor es que lo hagamos juntos, que dialoguemos y que conversemos y que veamos el modo.


-¿Por qué no se mencionó a Cristina Fernández durante los discursos de ayer?

- Todos la mencionamos. Todos valoramos mucho a Cristina. La verdad es que es mi amiga, trabajamos juntos muchos años, un día nos distanciamos y al otro día volvimos a trabajar juntos, y sólo voy a trabajar junto con ella. Estoy muy confiado de que vamos a hacer las cosas bien.


- ¿Le preocupa que los “acampes” en la avenida 9 de Julio puedan derivar en un conflicto mayor?

- La gente que sale a la calle es gente que ha sido olvidada en este momento político de la Argentina, que ha sido expulsada del sistema y no encuentra otra forma de llamar la atención que no sea salir a la calle y advirtiéndole a la Argentina que está pasándola muy mal. Desde su lugar entiendo el reclamo, pero el problema es que cuando uno sale a la calle no sabe cómo son las fuerzas que reaccionan, y lo que no quiero es que alguien salga lastimado ni cosas peores. Quiero preservar la vida y la salud de todos. Por eso pido que ya todos tenemos en claro cuál es el problema, también el Gobierno, y lo que tenemos que hacer es ocuparnos de resolverlo.

MANO A MANO. Antes de partir, Fernández dialogó a solas con LA GACETA.

-¿Por qué dijo que la única solución del Gobierno es dar planes sociales?

-Porque es la verdad. Es un Gobierno que, al cabo de cuatro años, no fue capaz de construir un modelo de crecimiento; no fue capaz de parar la inflación que come el sueldo de los que viven de un salario. Es un Gobierno que no tiene ideas. La única idea del Gobierno para combatir la pobreza es seguir dando planes.

-El Gobierno prevé en el proyecto inicial del Presupuesto 2020 un dólar promedio a $67, una inflación de 34% y crecimiento del 1%. Si es elegido presidente, ese presupuesto lo ejecutará usted. ¿Cómo lo analiza?

-La verdad es que no he visto el presupuesto, y quiero ser serio. No sé sobre qué presupuestos funciona, pero espero llegar a Buenos Aires y verlo.


-¿A qué puede aspirar un tucumano si usted es electo presidente?

-El tucumano y todo el NOA tiene que pensar que va a tener un país construido por todos, no solamente por el presidente; donde los gobernadores tendrán una incidencia enorme. Van a tener un presidente que lo que quiere es que el NOA y el NEA dejen de ser lugares olvidados en Argentina y empiecen a ser lugares centrales. Van a tener un presidente que lo que quieren es que nazcan en una provincia puedan crecer, estudiar, encontrar sus trabajos, desarrollar sus familias, poder morir feliz en el mismo lugar donde nacieron. Vamos a hacer esa Argentina federal de una vez y para siempre.

-Si es electo, teniendo en cuenta que en su frente conviven distintas visiones, como la de Juan Grabois y la de Guillermo Nielsen, ¿qué ideas van a primar en su gestión?

- A Grabois se lo intenta demonizar permanentemente, pero la verdad es que es un hombre que genuinamente está preocupado por la pobreza y que genuinamente cree que hay muchos agricultores a los que hay que darles la posibilidad de darles su tierra para labrarla. Es la opinión de una persona a la que yo valoro mucho, que no es necesariamente mi opinión. Tantos años nos quejamos de la imposición de un discurso único, que ahora lo que pareciera ser es que pretenden que yo imponga un discurso único, que yo les diga a todos que tienen que pensar como yo; no es así. La mejor política es la que se debate, se confrontan ideas y se sacan síntesis que respetan todos. Es ese el camino. Están muy atentos para ver qué pasa en el Frente de Todos, pero en otros frentes electorales pasan cosas parecidas, ¿eh? ¿O acaso algunos radicales son lo mismo que Carrió? ¿O acaso Macri es lo mismo que Raúl Alfonsín? No, no son lo mismo, por lo tanto en los frentes políticos existen estas diferentes visiones y el secreto es que puedan convivir y respetarse.

- Si el contexto fuese otro, ¿usted estaría de acuerdo con reducir el IVA y el aumento del piso del Impuesto a las Ganancias?

- Sería bueno que los sectores más empobrecidos no paguen IVA, porque la están pasando mal. Lo que no me parece razonable es reducir el IVA para todos, porque entonces alguien que vive en Puerto Madero, la zona más cara de Buenos Aires, donde están los ingresos más altos per cápita, pagan la leche lo mismo que paga la leche el que vive en un barrio de emergencia. Eso y lo que se hizo sobre Ganancias merecía un mejor estudio, porque al final entre las dos cosas hay alrededor de entre $ 1.500 millones y $ 2.000 millones que cada provincia ha perdido, y en esa pérdida prácticamente es una nómina salarial por provincia; es un enorme déficit que les generan. Eso debió haberse pensado un poco más, pero el deseo electoral y la vocación de ganarse la simpatía de un electorado que le era esquivo lo llevó al Gobierno a pensar y a actuar de ese modo.

-Desde el oficialismo dicen que el peronismo prepara las circunstancias para fogonear el conflicto social...

-Lo último que quiero es fogonear el conflicto social. Confío en que el Gobierno, aunque sea al final, haga las cosas bien. Hasta acá no las ha hecho. Los problemas que tiene no fue porque no tuvo apoyo. Porque un amplio sector del peronismo lo apoyó en todas sus decisiones, lo que equivocaron fue la política.

 

- Si el Gobierno de Macri terminara en diciembre, ¿cómo debería ser recordado por la historia?

-Como un mal gobierno. Si Macri quería que lo juzguen por los resultados, los resultados son penosos.

Comentarios