En Tucumán, Alberto Fernández busca un acuerdo intersectorial

El candidato presidencial mantendrá un encuentro con industriales y con dirigentes de la CGT.

11 Sep 2019
1

CONTACTOS. Alberto Fernández sigue su gira proselitista por las provincias. Reuters (archivo) ARCHIVO

En un principio, fue concebida como una cumbre entre industriales y sindicalistas para avanzar en una suerte de pacto social que tenga como misión sacar a la Argentina del estado de crisis. Con el correr de las horas, a ese encuentro se sumó el candidato a presidente por el Frente de Todos, Alberto Fernández, que hoy llegará a Tucumán, invitado por el gobernador Juan Manzur.

El encuentro, que tiene como motivo la celebración de los 50 años de la Unión Industrial de Tucumán (UIT), entidad que preside el empresario Jorge Rocchia Ferro, tendrá lugar esta noche con una comida en los salones del hotel Sheraton Tucumán. Además de Fernández, confirmaron su participación el presidente de la Unión Industrial Argentina (UIA), Miguel Acevedo, y el secretario general de Confederación General del Trabajo (CGT), Héctor Daer, entre otros referentes sindicales, gremiales y empresarios. (Télam)

De acuerdo con la agenda elaborada por el Gobierno provincial, Fernández tiene previsto asistir a una escuela de Banda del Río Salí y luego concurrirá al Teatro Mercedes Sosa, donde se hará un homenaje a los docentes en su día. El candidato presidencial almorzará con dirigentes de la provincia y de la región en el predio de ATSA.

Las actividades centrales se realizarán en la Casa de Gobierno. Desde las 18.30 se comenzará a debatir acerca de las acciones que pueden encarar los referentes industriales y los dirigentes de la CGT en el marco de un pacto social que signifique una tregua de al menos un semestre hasta que el próximo presidente pueda encarrilar la situación del país, según indicaron los organizadores.

“Es un buen gesto que nuestro candidato a presidente haya aceptado visitarnos para avanzar con las medidas que necesita esta Argentina en crisis”, indicó ayer a LA GACETA el gobernador. En su entorno recuerdan que Alberto Fernández vino el 25 de junio pasado y participó también de una cena en el Sheraton que se constituyó en una suerte de plataforma de lanzamiento de su candidatura rumbo a las Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO), en las que el Frente de Todos, que lleva como postulante a la vicepresidencia a Cristina Fernández de Kirchner, le sacó 15 puntos de diferencias en las urnas contra la fórmula de Juntos por el Cambio (Mauricio Macri-Miguel Pichetto).

“Se tratará de un relanzamiento de la campaña ante un escenario bastante importante, con empresarios de fuste y la cúpula sindical de la Argentina”, esbozó un colaborador de Manzur cuando fue consultado acerca de la convocatoria a la dirigencia justicialista.

Fernández viene marcando, con mayor fuerza, sus diferencias de gestión respecto de las políticas que instrumenta Macri. “Tenemos visiones absolutamente distintas sobre el país y los métodos para resolver los problemas cotidianos”, indicó y exhortó nuevamente a cerrar la “grieta” en la sociedad porque, dijo, “no se puede seguir viviendo en el país de la locura”.

Llamado a la unidad

En declaraciones al canal TN, el postulante a la presidencia de la Nación indicó que, en la cumbre de hoy en esta ciudad, buscará “acuerdos con los industriales, el campo y los que trabajan”.

Consultado sobre si se imagina Presidente, respondió: “imaginarme, me imagino, porque es para lo que uno siempre ha trabajado en su vida de político”.

Aunque admitió que se había dispuesto “no ser candidato” este año “porque, si no, era muy difícil llamar a la unidad”.

“Hasta que llegó el momento, y ahí tuve que tomar la decisión. A veces el hombre propone y Dios dispone”, dijo. Y añadió: “de repente quedé en esta situación y me parecía que era una forma de ayudar a encontrar una salida que había pensado Cristina (Fernández de Kirchner, la candidata a vice del FdT), y en eso estoy”, según consignó la agencia estatal de noticias Télam.

Comentarios