Exhibirán los elementos que robaron en Raco y El Siambón

La Brigada de Yerba Buena sigue recuperando los botines.

30 Ago 2019 Por Luis Duarte

Desde un televisor y parlantes portátiles, pasando por flautas y abrochadores, cortadoras de césped y tostador, hasta planchetas para cocinar. En ese cúmulo de artículos se podía encontrar lo que se necesitara para amoblar, reparar y preparar cualquier sector de una vivienda. Más de 100 productos fueron secuestrados el miércoles durante 17 allanamientos, realizados en el marco de las investigaciones por la ola de “escruches” en Raco, El Siambón y otros parajes de la zona noroeste de la provincia.

Los procedimientos se efectuaron en viviendas de Famaillá. Las averiguaciones habían llevado a los pesquisas hasta esa localidad: allí habrían sido distribuidos los objetos sustraídos en las casas de las villas. “La investigación continúa y nos abocaremos a que las víctimas identifiquen sus pertenencias”, dijo Sergio Juárez, a cargo de la Dirección de Investigación Criminal y Delitos Complejos de Yerba Buena.

Los damnificados pueden ir a la dependencia ubicada en Cariola y San Martín de esa ciudad o comunicarse telefónicamente al número 4253736. “Si llegaran a identificarlos como suyos, podrán comenzar con los trámites para su restitución en la fiscalía que conduce el fiscal (Diego) López Ávila”, destacó Juárez.

Por esta causa, dos personas fueron detenidas e imputadas y los policías buscan a cuatro miembros más de la banda delictiva. “En las últimas horas continuamos con los allanamientos para poder ubicarlos”, afirmó el oficial.

En la Policía y en la Justicia destacaron la “gran cantidad” de cosas encontradas: televisores Smart, LED y LCD; garrafas, caloventores; una variedad de herramientas; equipamiento de enduro; computadoras; netbooks del programa Conectar Igualdad y muchos reproductores de DVD. Fuentes judiciales remarcaron que los objetos fueron hallados en lugares de resguardo y también en residencias de personas que habrían adquirido los artículos robados, quienes serían imputadas por el delito de encubrimiento.

Los investigadores buscan desbaratar a una banda que habría cometido otros hechos delictivos, como el robo en una escuela. Los pesquisas reafirmaron esta línea al hallar entre los materiales incautados, justamente, computadoras del programa nacional educativo.

En Raco, El Siambón y El Nogalito se habían registrado nuevos “escruches” en las dos últimas semanas. Casi cuatro meses antes, había habido robos en varias propiedades, aprovechando que los dueños, en general, las utilizan como lugar de descanso los fines de semana. En ese momento, el fiscal López Ávila impulsó allanamientos y detenciones.

Entre los casos de las últimas semanas, según informaron fuentes oficiales, los delincuentes entraron hasta en seis casas al mismo tiempo para llevarse televisores y otros bienes. Adentro de los hogares no sólo buscaban los bienes, sino que también fumaban y consumían alcohol. Luego se apoderaban de las cámaras de seguridad y de sus memorias. Y entraban a los mismos lugares dos o tres días después.

Los policías se toparon el jueves pasado con varias personas intentando, al parecer, acceder a una vivienda en plena ola de asaltos. Habrían atacado un rato antes unas seis casas, de acuerdo a fuentes oficiales. En esos instantes, los sospechosos lograron huir por medio del monte, aunque en ese movimiento dejaron tiradas las motos, entre otros elementos.

Agentes de la Brigada de Yerba Buena, a partir de los secuestros, lograron determinar los dominios de dos motos: una estaba registrada en Raco y la otra en Famaillá. Por ello, se realizaron allanamientos en la “ciudad de la empanada”, donde se hallaron distintos objetos.

MÁS SECUESTROS. Los reproductores de DVD encontrados.

Comentarios