Cartas de lectores - LA GACETA Tucumán

Cartas de lectores

24 Ago 2019
1

¿VOLVERÁN LOS TRENES?

Estos días, mientras circulaba, repentinamente me aparecen dos motociclistas vestidos de policía, más un tercero con otra vestimenta. ¿Qué hacían? Detener el tráfico porque venía un tren de carga. Sentí una alegría y, por qué no, un poco de nostalgia a la vez, cuando los veía pasar, algunos herrumbrados y otros con grafitis, pero con una máquina impecable con una leyenda de “Trenes Argentinos”. A las horas escuché pasar a otro en las inmediaciones de Plazoleta Mitre y al más llamativo lo observé sentado en la vereda de Bernabé Aráoz y General Paz, a la par de la vía. Una interminable formación con una máquina adelante y otra atrás; se la escuchaba avanzar con esfuerzo porque estaban cargados con durmientes de hormigón (posiblemente para habilitar algún ramal). Hace un tiempo, un pequeño grupo estábamos reunidos a la orilla de la ruta, en una localidad cordobesa, cuando uno dijo: “me ponés 10 trenes y te saco 300 camiones de la ruta”. Nos quedamos mirándolo y agregó: un tren con 30 vagones son 30 equipos (a un vagón por equipo), que multiplicado por 10 son 300 camiones; esos son los números que dan. Con las nuevas conducciones (sea una o la otra), ¿seguirán y aumentarán los trenes o se enojará el señor Moyano? Porque en el mundo, mientras se ampliaban las redes ferroviarias, aquí se hizo al revés, lo que produjo en parte el saturamiento y deterioro de las rutas.

Alberto Antonio Segulja

[email protected]

RECLAMO ANTE LA ANSES

En el curso del año 2006, con el concurso de un abogado del medio, un grupo de 10 policías retirados de la Policía de Tucumán inició un juicio en el Juzgado Federal de Tucumán N° 1 en contra de la Anses, Expte N° 3267/2006. El 28/05/2018, el señor magistrado dicta sentencia a nuestro favor y ordena a la sentenciada para que, en un plazo de 120 días, arbitre los medios, tanto administrativos como contables, para hacer efectivo lo adeudado por “reajustes varios”. Hasta el presente, la Anses apeló la sentencia en dos oportunidades, las cuales les fueron rechazadas por el Juzgado, con argumentos jurídicos y constitucionales que se encuentran en plena vigencia. El abogado de la Anses local, con su actitud negativa, está dilatando el estricto cumplimiento del mandato judicial, en vez de cumplimentarlo con lo que expresamente estipula la Ley de Reposición Histórica dictada por el gobierno en ejercicio. Es dable hacer notar que de los 10 efectivos que iniciamos el caso, estamos quedando seis, y vaya a saber si Dios, a los que quedamos, nos bendecirá, al menos para hacer frente al ajetreado estado de salud por el cual estamos atravesando.

Ricardo Emilio Ybáñez

Barrio Presidente Perón


San Miguel de Tucumán

UN BUEN EJEMPLO

Soy uno de los miles que tuvimos la gracia de ver y oír el acto de homenaje al general José de San Martín en la Escuela Agrotécnica en La Ramada. Y lloré. Me emocionó ver una maravillosa mutación en el alma de esos jóvenes que, comenzando con una actitud y comentarios sarcásticos, en minutos respondieron a viva voz la arenga de ese profesor. ¿Magia, milagro? No, tan sólo tuvieron un ejemplo, un gran ejemplo. Ejemplo, señores políticos (sean o no autoridades electas); ejemplo, señores jueces; ejemplo, señores empresarios; ejemplo, señores sindicalistas, ejemplo. Desde 1983, la involución de Tucumán es palpable, notoria e indisimulable. Nuestra Casa Histórica está cada vez más tapada por los basurales y la suciedad que nos rodean, la falta de mantenimiento de lo que hace el señor Estado, cuando no es directamente vandalizado, y la falta de valores. No existen los blancos y los negros: todo es gris y relativo. No aparece, como me enseñaron, que el mejor cura fue y será siempre Fray Testimonio. Gracias Ricardo Olivera (el profesor), maravilloso ser que nos enseñó cómo se prohijan esperanzas y algo por qué vivir, tan sólo asumiendo plenamente su rol en y para bien de toda la sociedad a la que pertenece.

Héctor Roque Torrego

[email protected]

INSEGURIDAD

La inseguridad y la droga en Tucumán hacen estragos en todos los estratos sociales, mientras las autoridades que hoy nos gobiernan miran para otro lado; los delincuentes cada vez son más violentos; de los ni que hablar. En tanto, Manzur se jactaba diciendo en su campaña política que “nos cuidaba, ayer, hoy y siempre”. Ahora dice: “cuidando el futuro” de los tucumanos. Si ayer no nos cuidó, menos ahora que la situación empeora día a día, ya que la inseguridad está colapsada por donde se la mira. Es lamentable y doloroso que la policía de Tucumán en tiempos no muy lejanos era orgullo de los tucumanos en materia de seguridad. Hoy la triste realidad nos dice que su imagen está tan vapuleada que hace muy difícil que esto se revierta en corto tiempo, ya que carece de recursos y elementos para poder cumplir acabadamente con su rol. Aún ni siquiera se sabe que el armamento que dice que se adquirió, si es que ha llegado o no. Los detenidos se fugan de los locales policiales, que se caen a pedazos: la cárcel de Villa Urquiza está desbordada, no hay lugar donde puedan ser alojados los detenidos; la puerta giratoria sigue girando. Entiendo a los tucumanos que se quejan porque la delincuencia no da tregua, pero les quiero decir que no es la forma de protestar, porque lo hacemos en forma aislada; por lo tanto, todo será en vano. Es que, por eso, les digo que todos debemos unirnos y salir a protestar como se debe y hacernos sentir en la plaza (Independencia) para que los gobernantes de turno vean que los tucumanos no comemos vidrio.

Julio Fernando Sández

Benjamín Villafañe 1.863


San Miguel de Tucumán

LUIS AGOTE Y FLEMING

Nací y crecí en el corazón de Villa San Cayetano, justo en la intersección de las calles Luis Agote y Fleming; vagamente tenía conocimiento de quiénes eran estos personajes, sabios ellos. Don Luis Agote (1969-1954) fue un destacado médico argentino quien en 1914 inventó un método consistente en incorporar citrato de sodio a la sangre para evitar su coagulación durante las transfusiones. Y Don Alexander Fleming (1881-1955), Sir como título de nobleza, fue un médico bacteriólogo británico quien en 1927 descubrió la penicilina y en el año 1945 recibió el Premio Nobel de Medicina; hijo de un granjero escocés, pobre, que por salvarle la vida al hijo de un noble, fue compensado por este, que le dio el mismo nivel de educación que la de su hijo. Años después, quien fuera salvado del pantano se enfermó de pulmonía y fue salvado por la penicilina. ¿Su nombre? Sir Winston Churchill. LA GACETA, hace unos años contaba la historia de los nombres de las calles, y eso nos instruía y sabíamos dónde estábamos parados. ¡Gracias, fundadores de mi barrio, Villa San Cayetano, por la cultura demostrada! Existen barrios que tienen números y calles sin nombres, y también hay calles que sólo tienen números.

Francisco Amable Díaz

Pedro G. Sal 1.180


Barrio 20 de Junio


San Miguel de Tucumán

EL PULMÓN DEL MUNDO (I)

El presidente del hermano país del Brasil, Jair Bolsonaro, demuestra con cada una de sus intervenciones el lado inhumano de la derecha internacional, con ajustes, endeudamiento, convivencia con corruptelas, hegemonías de las empresas privadas, precarización laboral, intervención en los asuntos internos de otros países (como son sus declaraciones por nuestra Argentina y el subjetivismo y parcial apoyo al Presidente), destrucción del Estado como regulador y protector de los más débiles y pobres, dejando al mercado que rija allí donde el rico se aprovecha del pobre. También demuestra complicidad con sectores judiciales en persecución a opositores (esto queda demostrado cuando nombra en su gabinete a Sergio Moro, que encarceló a un inocente como es “Lula” Da Silva. Es increíble su odio, en complicidad con Macri, hacia el Mercosur o Unasur y a toda integración regional con autonomía, y se arrodillan al poder imperial destruyendo las industrias nacionales de ambos países. Junto con Macri discriminan y denigran a Venezuela, sin hacer una exhaustiva observancia de la realidad interna y sobre todo el destructivo bloqueo que lleva a muchos venezolanos al sufrimiento y sacrificio. Son muchos los exabruptos e insensibles comportamientos y coincidencia con nuestra realidad. Ahora se suma este increíble incendio en el pulmón del mundo que es el Amazonas, que con su indiferencia y permanente negación del impacto ambiental (en muchos casos por conductas de las personas) nos compromete el futuro del mundo. Entiendo que todos los países del planeta deben solidarizarse y ayudar a apagar este daño y plantear una estrategia para salvar el ecosistema y proteger al mundo.

Héctor Rolando Arroyo

[email protected]

EL PULMÓN DEL MUNDO (II)

Me encuentro consternada y entristecida por lo que sucede en la Amazonia. Fue ocultado por los medios, hablaban de cualquier cosa menos de eso. Hace dos o tres días vi un mapa en Facebook donde se mostraban los focos de incendios y, ya acostumbrada a las fake news, pregunté si realmente es así. Recién ahora parece que la noticia sacudió a todos y hablan en la televisión, cosa que antes no hacían ni en los diarios. Esta es una catástrofe que va a tener consecuencias impensadas; el pulmón del mundo, que tenía especies de plantas y de animales únicos, arde casi sin que haya intentos de parar el incendio. Nuestros hijos, nietos y bisnietos pagarán las consecuencias, todo esto para que puedan emplear esas tierras para la agricultura y la minería, además de arrebatárselas a sus legítimos dueños, los indígenas. Las autoridades insensibles dejaron que esto pasara porque los incendios son intencionales, no se producen de manera espontánea; ya Bolsonaro dijo que no cree en el cambio climático, como ya se expresara Trump del mismo modo. Todos los países deberían tomar cartas en el asunto, pero parece que miran hacia otro lado. Hay pedidos, a los que me sumo, de rezar, no importa desde qué religión, pedir a chamanes y chamanas que hablen con la naturaleza, a reikistas y todo el que pueda colaborar de algún modo. Cuando ardió la Catedral de Notre Dame, cosa que lamenté muchísimo, a los pocos días se juntaron U$S 850 millones o 900 millones de euros. Ahora esos billonarios no aparecen. Esta es una desgracia que tiene culpables, y la desidia de los gobernantes y entidades que ya deberían estar actuando nos deja pasmados e indignados. Ojalá se tome alguna medida que pueda paliar este ecocidio.

Rosa Neumann

[email protected]

Para publicar en "Cartas al director" escribir a [email protected]

 

Comentarios