San Martín dominó a Argentinos, pero no alcanzó: perdió por penales

Siendo superior durante los 90' de partido, falló en la definición y luego también desde los 12 pasos. Arce atajó tres penales, pero ni así el "Santo" pudo pasar de ronda. Argentinos se lleva todo por Chaves.

21 Ago 2019

Esto es fútbol y como tal, si San Martín no se fue al descanso siendo vencedor parcial de Argentinos en estos 16avos de final de la Copa Argentina fue porque dilapidó las dos ocasiones más propicias del partido. Y para peor, una más insólita e increíble que otra. Con una mirada descalibrada, no le quedó otra que llegar a los penales.

El 0-0 al cabo de los 45 iniciales fue un premio castigo para el “Santo”: dueño de la presión en el campo salteño “Padre Ernesto Martearena”; dueño del juego y dueño de las acciones que le dieron un aire diferente a un encuentro acomodado a su estilo, con un Claudio Mosca atrevido y un Nicolás Castro lleno de sorpresas (regaló dos caños maravillosos).

Pero pasó lo que venía pasando con otros jugadores y otros entrenadores: San Martín llega al arco contrario y no puede pasar por caja. Primero fue Mosca, que recibió por derecha y le pifió a balón están en el vértice del área chica. Después llegó la de Rodrigo Moreira, en una pelota preparada por la dupla Gómez-Orsini. Tiro libre recto fuera del área, Moreira entre solo, queda mano a mano y define a un costado del palo. De locos.

En el complemento, el libreto fue indéntico al del primero: los de La Ciudadela dominando y Argentinos siendo un actor de reparto y a merced de lo que haga su rival. 

Bajó un poco la intensidad el "Santo" y con ello el juego se esfumó hasta el final del tiempo reglamentario. Incluso intentó presionar en tiempo de descuento, y con un hombre de menos por la lesión de Aguiar (último cambio). No alcanzó, a los penales.

SIN SUERTE. Rodeado, Rodríguez no supo aprovechar las oportunidades que se le presentaron. FOTO TOMADA DEL TWITTER DE @CASMOFICIAL

Arce, contra el mundo

Los penales suelen ser una suerte de lotería, incluso hasta pueden tomarse como una ruleta rusa si los astros no acompañan.

Moreira pidió la pelota, en busca de revancha y de poner al equipo arriba. Pero no. Así como había desperdiciado aquel gol hecho antes de convertirlo en el primer tiempo, tiró su remate al travesaño. Vera puso al “Bichito” arriba, Lucas Diarte lo igualó (casi se lo atajan), Miguel Torrén volvió a aventajar a los de La Paternal y Gonzalo Lamardo a empatar, aunque con un tiro más.

Cuando la presión comenzó a tocar la puerta del éxito o de la derrota fue Ignacio Arce el que hizo su parte para que San Martín siguiera con vida. Arce solito. Le atajó bien a Gómez su penal y emparejó en números el pleito. Fue Luciano Pons y se lo atajó Lucas Cháves; Pasó Gabriel Hauche y una vez más enorme Arce. Pidió su turno Nicolás Castro y de nuevo Cháves, el que buscó ser héroe tomando la última palabra en la serie de cinco. En frente estaba Arce, el gigante Arce. Atajado, al uno contra uno.

Luciatti encaró al medio y disparó tan fuerte que la pelota se fue bien por encima del travesaño. No había más vida para San Martín ni salvadas de Arce: Quintana dejó al “Santo” con las manos vacías y un regreso con pena a Tucumán.

Comentarios