Cartas de lectores

19 Ago 2019
1

SAN MARTÍN (I)

El 17 de agosto de 1850 dio por finalizada su existencia sobre la tierra, en las frías y muy lejanas costas de Boulogne Sur Mer, Francia, el más benemérito y admirado líder de nuestra independencia, don José de San Martín. Alejado de su Argentina natal, nunca hizo por volver a su suelo nativo, seguramente amargado por la vileza y libertinaje que comenzó a infestar la tierra recuperada con tanto sacrificio. Sus hazañas y sacrificios, admirados en el mundo entero, de nada sirvieron para orientar a los beneficiarios, nuestros propios antepasados en la construcción de un país éticamente impoluto, justo y soberano. Intención plasmada y grabada en nuestra Constitución, más nunca respetada a ultranza y, hasta el presente, inicuamente venalizada. Triste destino que, supongo, trató de minorizar dejando por escrito para su hija, a modo de consejos de padre, las normas éticas que guiaron su existencia y que transcribo, como homenaje al prócer y también como intento de apoyo a la estructuración ética de nuestra ciudadanía, que ayudarían a resolver muchísimos problemas políticos , económicos y morales que actualmente nos afligen. Tales consejos, o máximas, como se los llamó, son: 1) Amor a la verdad y odio a la mentira, 2) Hable poco y lo preciso, 3) Humanizar el carácter y hacerlo sensible, aún con los insectos que nos perjudican, 4) Caridad con los pobres, 5) Inspirar gran confianza y amistad, pero uniendo respeto, 6) Respeto a la propiedad ajena, 7) Acostumbrarse a guardar un secreto, 8) Indulgencia hacia todas las religiones, 9) Amor al aseo y desprecio al lujo, 10) Amor por la Patria y la Libertad.

Darío Albornoz

[email protected]

SAN MARTÍN (II)

En relación a la nota de Manuel Rivas sobre el granadero tucumano, custodio de la casa de San Martín en Boulogne Sur-Mer, quisiera comentar que tengo una hermana radicada en Grenoble (Francia) quien, haciendo un paseo con su hija se llegó a la casa en la que vivió nuestro libertador. El custodio y guía les comentó que en el piso más alto vivió el dueño de la casa, en la planta baja San Martín y su familia y que el piso del medio contenía el espacio en el que se reunían todos a comer. Mi hermana le comentó que se hallaba interesada en estos y otros detalles porque era argentina. El cuidador preguntó: “¿de dónde exactamente?, “de Tucumán”, contestó mi hermana. “¡Yo soy de Simoca! y cada 17 de agosto me pongo el uniforme de granadero”, contestó el soldado. Esto ocurrió el 18 de agosto de 2018.

Matilde Gil

Moreno 81

LAS PASO

Abrumado por la lectura de tantas cartas en la sección, he resuelto volcar mi humilde opinión como un ciudadano más con referencia a la ley 26.571 denominadas PASO (Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias). Una burda copia de las primarias norteamericanas, con el agregado de la picardía criolla: obligatorias, simultáneas y a cumplir por todos los partidos políticos. Los que presentan una sola lista de precandidatos o las que llevan más de uno, lo cual en este caso sería lógico, vale decir las PASO, son simplemente eso. Que cada simpatizante de una fracción o partido político, elija a quienes se transformaran en candidatos que representarán a ese partido político. Ese es o tendría que ser el único sentido de esas primarias. Con lo determinado en esa ley y con los resultados inesperados por su contundencia, el día lunes poco faltó para que el país vaya al default. Se conmocionaron las bolsas. El dólar trepó como si fuera alpinista. El Gobierno nacional confundido por la realidad no sabía explicar las medidas a adoptar. Hasta el vocabulario se excedió. Se congelaron precios de combustibles. El IVA (Impuesto al Valor Agregado) desapareció en productos básicos de la canasta familiar. Los comerciantes cerraron o se negaron a vender sus productos, hasta tanto no se vislumbre una situación, digamos normalizada. Ya tenemos un nuevo Presidente. De las primarias, pasamos a la final. La verdad es que somos únicos. Así nos va. Por favor compatriotas, seamos más cautos. Seamos más realistas. Actuemos como un país normal. Llevamos casi 36 años de democracia. Observemos el país que tenemos. Cada día que pasa, estamos peor. Ninguna fracción política ve por el país. Sólo les interesa el bienestar propio y el del entorno. Fanáticos por todas partes. Y las elecciones nacionales son en octubre. ¿Qué sucederá? ¿Llegaremos?

Hugo César Navarro

[email protected]

LA REELECCIÓN DE MACRI

El hombre es el único animal que tropieza dos veces en la misma piedra. El ser humano no siempre sabe discernir conforme a la razón, y por esa causa no aprende de la experiencia y vuelve a equivocarse en una situación semejante. Tres gobiernos radicales no terminaron su mandato por el accionar de los peronistas y gremios. Yo voté a Macri, quién para mí tuvo dos errores fundamentales: 1) Asumir y a los dos meses no anunciar en qué condiciones recibió el país, 2) Como a este país no se le puede pedir “sangre, sudor y lágrimas”, creyó que podía revertir la situación de haber recibido un país devastado por los “K” y los gremios, empresarios, PyME, etcétera. A todo esto se agrega gobernar sin tener mayoría en las Cámaras. No es de extrañar, en un país como la Argentina, que muchos que lo votaron emitieron ahora un voto castigo. Yo le doy un voto de confianza y lo volveré a votar, una segunda oportunidad en un segundo mandato, se lo merece, más aún cuando el pueblo votó al peronismo, no importándole los fracasos de dichos gobiernos. Señor Presidente: las cartas están echadas, no más campaña, dedique estos meses a gobernar y si pierde en las elecciones, entregue el mando y retírese con dignidad, con la satisfacción de haber hecho lo posible y de ser el primer presidente argentino (no peronista) que termina su mandato.

Francisco José Curia

[email protected]

Comentarios