Marchan contra los abusos sexuales de parte de policías

La protesta surgió luego de que una chica denunció que cuatro uniformados la violaron. “No nos cuidan, nos violan”, corearon grupos de mujeres frente a la oficina de Seguridad Ciudadana. Brillantina.

RABIA. México es uno de los países con más altos índices de violencia de género y de femicidios por año Reuters RABIA. México es uno de los países con más altos índices de violencia de género y de femicidios por año Reuters
16 Agosto 2019

CIUDAD DE MÉXICO.- Al grito de “No nos cuidan, nos violan”, mujeres pertenecientes a organizaciones civiles se manifiestaron esta semana en las calles de Ciudad de México para exigir justicia por el caso de una adolescente de 17 años que denunció que cuatro policías la violaron, en una patrulla, la madrugada del 3 de agosto, cuando regresaba de una fiesta.

Las manifestantes llegaron el martes a las oficinas de la Secretaría de Seguridad Ciudadana, donde arrojaron brillantina de colores al titular de la dependencia, Jesús Orta, y rompieron la puerta de la sede de la Procuraduría capitalina.

“Estamos del lado de su demanda, de que haya justicia, yo voy a garantizar eso desde esta institución, y que la consigna de la Policía es que haya protección a la mujer y a toda la ciudadanía”, señaló Orta, cuando salió a hablar con las mujeres que reclamaban con carteles que decían “Ni Una Menos” y“¡No más violencia contra las mujeres!”.

La jefa de Gobierno de Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, dio una conferencia de prensa en la que informó que se investigarán las agresiones y daños.

“Fue una provocación, querían que respondiéramos con violencia”, manifestó, según la cobertura de medios locales.

Sobre la investigación por la violación de la adolescente de 17 años, Sheinbaum dijo que solicitó la intervención de la Comisión de Derechos Humanos para una investigación externa sobre el caso.

Se separó del cargo a seis policías por el hecho, incluso a quienes recibieron la llamada del 911 ese día. Además, mencionó que la joven no fue a reconocer a sus agresores. La familia asegura que recibió amenazas.

El 3 de agosto, cerca de la medianoche, la joven regresaba de una fiesta en compañía de un amigo cuando se bajó de un taxi, cerca de su casa y se fue caminando. Al llegar a mitad de cuadra, cuatro agentes de la Policía de Ciudad de México la subieron a la fuerza a una patrulla y la violaron.

La joven interpuso una denuncia en el Ministerio Público y la Fiscalía de Delitos Sexuales abrió una investigación.

El 6 de agosto, Ernestina Godoy, procuradora general de Justicia de Ciudad de México, informó que los policías sospechosos quedaron bajo resguardo en la Secretaría de Seguridad, aunque esperan la identificación.

Sólo dos días después, una joven denunció a un policía auxiliar por abusar de ella mientras trabajaba en el Museo de Fotografía de Ciudad de México. El uniformado fue detenido.

Según Orta, al menos 11 policías ya tienen iniciado un proceso legal, acusados por el delito de violación en lo que va de la presente administración, lo que, según su opinión, es un claro ejemplo de se están tomando cartas en el asunto. (Especial)

Comentarios