Opciones para endulzarles el festejo en el Día del Niño

En Arcor Center encontrarás las dulzuras que a los chicos más les gustan. Además, productos con sus personajes favoritos. Acá te los mostramos.

16 Ago 2019

Sus sonrisas transparentes, la sinceridad de sus miradas, la alegría con la que te reciben, el amor que te demuestran cada vez que te ven constituyen la mejor barrera contra esa cotidianidad agresiva con la que nos envuelven las circunstancias de nuestra vida de adultos. Si bien no hay fechas para demostrar todo el cariño que uno les tiene, el domingo hay una muy buena excusa para expresarles la felicidad que nos genera tenerlos en nuestra vida. Y qué mejor manera de hacerlo que con un regalo que seguramente disfrutarán.

En este Día del Niño, una buena opción son las sorpresas dulces. En Arcor Center (peatonal Muñecas 105) los chocolates, las golosinas y muchos otros productos se convierten en una tentación para chicos y grandes.

“A los chicos les encantan las sorpresas dulces y más si tienen a sus personajes favoritos de la televisión, por ejemplo”, aseguró Rodrigo Romero, quien trabaja en este comercio que le pone dulzura al microcentro tucumano.

Para este Día del Niño, Arcor Center preparó especialmente algunas propuestas que seguramente te van a tentar.

Acá te las mostramos para que vos elijas la que más les guste a lo pequeños de la casa:

- Encontrarás vasos con piquito bebedor de Patrulla Canina a $130.

- Loncheras plásticas de Frozen y de Los Vengadores a $150.

- Vasos de Pixar y Las Princesas de Disney también a $150.

- Vasos con tapa y sorbete de Frozen y Los Vengadores a $185.

- Una lonchera plástica marca Tortuguita. Incluye un turrón, jugo y golosinas, como caramelos y chupetines. Cuesta $ 330.

- Hay vasos térmicos por $185.

- Loncheras de lata marca Tortuguita con gomitas Mogul, caramelos, chupetines y sapitos a $349.

- Lata de Corazón con bombones surtidos como Bon o Bon, Bananita Dolca y bocaditos Cabsha a $350.

Atención: todos estos elementos (salvo la loncheras) vienen con siete huevos de chocolate rellenos con Rocklets.

“Una de las cosas más divertidas es que, en cierto punto, todos somos niños. Y uno ve que vienen abuelas para comprarle un regalo a sus nietos. El Día del Niño es un buen momento también para regalarse entre las familias un obsequio divertido y demostrar afecto sin que importe tanto la edad real”, concluyó Romero.

Comentarios