La estrategia doméstica: salir a caminar la provincia

Los precandidatos a diputados avanzan con la campaña de cara al 11 de agosto.

24 Jul 2019 Por Martín Soto

Seducir a los votantes ante unas deslucidas elecciones primarias, abiertas, simultáneas y obligatorias (PASO) es el principal desafío de los precandidatos a diputados. Cada espacio amolda sus estrategias de acuerdo al presupuesto y al objetivo para el 11 de agosto. Mientras Fuerza Republicana (Ricardo Bussi) y el Frente de Izquierda Unidad (Ariel Osatinsky) buscan superar el piso del 1,5% de los votos, para competir en la siguiente instancia, Frente de Todos, Juntos por el Cambio y Consenso Federal tendrán que definir en una interna cómo se conformará la boleta que llegará al cuarto oscuro 27 de octubre. Son cinco las bancas que están en juego.

Ariel Osatinsky. Respalda la lucha de los trabajadores en Tucumán.

El subsecretario de Interior de la Nación, Domingo Amaya, que encabeza la lista oficial de Juntos por el Cambio, afirmó que están yendo a diferentes pueblos para llevar su propuesta a la gente y los jóvenes. “Hacemos foco fundamentalmente en mostrarle a los tucumanos todo el aporte que hizo el Gobierno nacional en Tucumán. Son casi 400 obras que se llevaron a cabo. La política es estar presente, fundamentalmente con la gente”, manifestó el ex intendente de la capital, que encabeza la nómina oficial que compartirá boleta con el presidente Mauricio Macri.

Amaya también dijo que están trabajando de manera coordinada con la Casa Rosada. “Queremos mostrar que nunca antes en la historia del país hubo esta distribución de recursos federales para las provincias, las cuales lograron superávit fiscal, y en el caso de Tucumán hasta con plazo fijo, algo con lo que no estamos de acuerdo porque creemos que se tienen que invertir”, expresó.

El jefe de gabinete de Yerba Buena, Manuel Courel, encabeza la lista que competirá en la interna de Juntos por el Cambio. El precandidato -que cuenta con el respaldo del intendente Mariano Campero- aseguró que recorren a diario la provincia, buscando llegarle a los vecinos y a los dirigentes que realmente buscan comprometerse. “En Banda del Río Salí nos dijeron que estaban disconformes con la dirigencia política; como que ven en nosotros una esperanza de que hay algo nuevo que se está gestando; es muy poco el tiempo, pero estamos a full”, contó.

Manuel Courel. Busca secudir al votante independiente.

El funcionario municipal indicó que sabe que es difícil pelear contra una estructura, pero destacó que aunque no comparten boleta con el Presidente son “los más fieles representantes de Macri en Tucumán”. “No tenemos que sobreactuar, como están haciendo muchos ahora. Siempre lo hemos defendido. Hay dirigentes de este espacio que ahora se acuerdan que son macristas, cuando hace un mes pedían que no viniera a la provincia”, lanzó.

Ponderar a Lavagna

En Consenso Federal, los legisladores salientes Ariel García y Silvio Bellomio también se enfrentarán en las urnas para conformar la nómina final que competirá en las generales junto a la dupla presidencial Roberto Lavagna-Juan Manuel Urtubey.

Ariel García. Rinde cuentas de su gestión para llegar al Congreso.

Silvio Bellomio. El legislador respalda la figura de Lavagna.

García indicó que su campaña se basa en recorrer la provincia para rendir cuentas de su labor parlamentaria con la gente y trasladar eso al Congreso. En sus ocho años como legislador logró que se sancionaran 64 leyes. ”Siento que hemos hecho una tarea parlamentaria muy intensa. No soy como esos que van a calentar sillas, a los que no se le conocen la voz. Necesitamos diputados que vayan a llevar la voz del pueblo tucumano al Congreso y no que vayan a obedecer las órdenes de Macri o de Cristina (Fernández Kirchner); no podemos tener diputados que hasta cambian el tono de la voz y hablen con erre”, criticó. Además, destacó la figura de Lavagna, remarcó que hay un 40% que no quiere votar ni a Macri ni a Cristina y desestimó que la votación vaya a ser tan polarizada como se plantea desde algunos sectores.

Bellomio, en tanto, indicó que están trabajando mucho en las redes sociales para acercar su propuesta y realizando reuniones pequeñas en distintas ciudades de la provincia, para discutir ideas y proyectos. También opinó que la gente está sufriendo la gestión presidencial actual, pero también la anterior. “Nuestro candidato a presidente tiene una gestión exitosa, no es vacío o utópico. Y el federalismo que proponemos no es declamativo. Queremos darle una verdadera impronta de federalismo. Que los diputados, cuando lleguen a la Cámara, no se transformen en unitarios; la gente está buscando una alternativa. Consideramos que somos una alternativa real”, opinó.

Con los trabajadores

Osatinsky remarcó que su campaña se basa en fortalecer las luchas de los trabajadores que están en curso, como la de los trabajadores azucareros, el transporte público, la parálisis en la construcción y en el supermercado Luque. “Todos estos conflictos se han profundizado después de las elecciones provinciales; hay un conjunto de luchas en curso que están creciendo y tiene que ver con un brutal ajuste. No solamente de Macri, sino que fue acompañado durante estos cuatro años por el peronismo. (Juan) Manzur y (Osvaldo) Jaldo son responsables”, manifestó. Además, consideró que, de ganar la presidencia Alberto Fernández o Macri, la situación va a empeorar porque ambos planean cumplir con el pago al FMI. “Tienen en carpeta las reformas laboral, previsional y impositiva, perjudicando más a los trabajadores”, señaló.

Diferenciados

Los precandidatos a diputados Mario Leito y José Vitar se medirán en el Frente de Todos. Sólo el primero contará con la “boleta larga”; es decir, que su voto estará adherido al que propone al binomio Fernández-Fernández como presidente.

Vitar reconoció que cuentan con un presupuesto acotado y que les está costando arrancar la campaña, pero que su principal urgencia es explicar por qué saldrán a pelear con “boleta corta”. En ese sentido, buscó diferenciarse de la nómina que encabeza el presidente de Atlético.

“Nuestra lista es una reivindicación de la participación militante y del derecho a decidir. Y es también, la posibilidad de trabajar por el triunfo de la fórmula Fernández-Fernández desde nuestra propia identidad. Es casi un grito de dignidad”, opinó.

Comentarios