Súper TC 2000: Rossi puso bajo una alerta roja al campeonato

22 Jul 2019
1

SALTO GANADOR. Matías Rossi festejó en el “Miguel de Güemes”. Prensa Súper TC2000

Por Darío Coronel

Especial para LG Deportiva

En el ecuador del presente ejercicio del Súper TC 2000 se muestran dos realidades. Está el nivel superlativo de Renault y Toyota, que de forma definitiva pelearán por el título de pilotos, marcas y equipos. En esa supremacía aparece Matías Rossi, que con su Corolla consiguió en Salta su tercera victoria en el año -la segunda al hilo en la categoría- que le permite estar segundo en el campeonato detrás de Leonel Pernía (Renault). Por otro lado, el resto de los competidores hacen lo que pueden y sólo participan.

En el regreso de la categoría al autódromo “Martín Miguel de Güemes” tras siete años, Rossi hizo la pole y en la final venció de punta a punta. El “Misil” se quedó con la mitad de carreras corridas y ahora se ubica a sólo 13 unidades del “Tanito”.

“Hice una buena largada y pude quedarme con el segundo puesto. Luego no pude acercarme a Matías (Rossi)”, contó Julián Santero, que completó el 1-2 de Toyota. “Se logró un podio muy importante pensando en el campeonato. Le agradezco a Facundo (Ardusso) que me haya dado su posición”, afirmó Pernía, que fue tercero porque Ardusso recibió la orden del equipo Renault. “Fue una carrera difícil para mí porque tuve que acatar una orden del equipo y ceder mi posición. No me gustó porque estoy peleando el campeonato y hubiese estado bueno que nos dejen luchar por la posición. Habría querido subirme al podio”, declaró el bicampeón.

A pesar de los lastres que se ubican para los cuatro primeros de la clasificación Renault y Toyota están en otro nivel. “Si esto la categoría no lo ve, es muy difícil. Estaría bueno que se suba otro piloto a mi auto y que vea cómo corremos los que peleamos por un sexto puesto. Los 70 kilos son para emparejar, pero el tema pasa por otro lado. Soy profesional y vengo a dar lo mejor, pero es complicado no tener las mismas condiciones”, disparó Mariano Werner (Fiat), que fue sexto en pista, pero quinto en la clasificación tras la exclusión de Matías Milla (Renault) por un toque a Bernardo Llaver (Chevrolet). Hubo apenas 16 autos el fin de semana. En San Nicolás se esperan 18 coches. Esta primera mitad fue muy difícil para el STC 2000. En la segunda parte sus responsables deberán buscar que la transición hecha en 2019 termine de la mejor forma.

Comentarios