El "Decano en la Copa Argentina: realista sí, confiado jamás

Atlético imaginaba jugar con Racing pero ahora piensa en Boca Unidos, que supo complicarlo.

22 Jul 2019
1

ÚLTIMA VEZ. En la fecha 42 de la B Nacional ‘15, ya campeón, Atlético visitó a Boca Unidos. En la foto, Fernando Evangelista. la gaceta / archivo

Ya bien alejado de los últimos lugares en los promedios, las preocupaciones actuales de los hinchas de Atlético son pocas pero simples: traer refuerzos de categoría que completen el plantel que enfrentará la Superliga, la Copa Argentina y la Copa Sudamericana 2020 (tal vez la Libertadores). A principios de 2015, el panorama era más complejo: querían recuperarse anímicamente del fracaso del año anterior (de los 10 ascensos que otorgó AFA no consiguió ninguno), armar un equipo competitivo para esa B Nacional y volver a Primera, tras varios años en el ascenso. Camino a esos objetivos, se presentaban obstáculos más pequeños pero bastante incómodos. Uno de ellos, era Boca Unidos, el sorprendente rival que tendrá el “Decano” en los 16avos. de final de la Copa Argentina.

A mediados de 2010, Boca Unidos ascendió a la B Nacional desde el Federal A, la misma categoría en la que juega ahora. Meses después, empezó a jugar ante Atlético en lo que sería un lustro de enfrentamientos con, casi siempre, el mismo resultado: victoria para los correntinos.

Los mismos correntinos que ayer derrotaron por penales (4-3, tras igualar 0-0) a Racing, el campeón del fútbol argentino. O al menos algunos de ellos -que, habiendo pasado más de cuatro años ya es mucho- como Cristian Núñez, Rolando Ricardone o Leonardo Baroni, jugadores históricos y parte del actual plantel. Los dos últimos, titulares ayer. Ellos participaron de 10 partidos en ese período en el que Boca ganó cinco, empataron cuatro y Atlético apenas pudo ganar uno, recién en 2015.

En su momento, se trató de una bestia negra para el equipo, como lo fue Gimnasia de Jujuy o Atlético de Rafaela. Todos “traumas” superados por el “Decano” que no sólo les ganó (en 2013 cortó una racha de 25 años sin ganarle al “Lobo”), sino que los mira desde arriba a todos ellos justamente desde ese año: 2015.

Nadie duda de que evitar a Racing, un verdadero equipazo que ayer no estuvo a la altura, es motivo de festejo para Atlético, pero no de confianza ciega: Ricardo Zielinski y compañía saben que llegar relajados a ese partido podría tener el mismo final que tuvo la “Academia”.

El lugar y la fecha del partido es lo que está en la cabeza de jugadores, hinchas y dirigentes “decanos”. El duelo de ayer era el último que restaba jugarse de los 32avos. de final. Varios partidos de 16avos. ya se están jugando, por lo que agosto parece ser el mes ideal para que Atlético y Boca Unidos vuelvan a enfrentarse oficialmente. Sobre todo sabiendo que el fin de semana del 10-11 no habrá fútbol por las PASO, pero el jueves 8 o viernes 9 no incomodarían al calendario de ninguno.

La sede será un tema a discutir: Boca Unidos jugó a escasos kilómetros de la cancha de Racing. Atlético debutó en la competencia en Salta. Habrá que ver el criterio que utiliza la organización del torneo, pero eso se conocerá en estos días. Por lo pronto, Atlético tiene rival. No era el que esperaba pero tampoco se queja. Ni se confía.

Comentarios