Cartas de lectores

21 Jul 2019

Factor humano

La tecnología (redes, celulares, plataformas, cultura digital) y la info instantánea, prácticamente, están anulando las relaciones humanas físicas y comunicacionales. A su vez, la grieta continúa in crescendo. Hay seres humanos con/sin familia, abandonada, enferma, sin trabajo, hambrienta y durmiendo en las calles. Gracias a la iniciativa de Juan Carr y River Plate, la gente está tomando consciencia e imitando su accionar. Esa carencia de afecto, caridad, solidaridad y humildad hacia el prójimo conocido o desconocido es consecuencia directa de nuestra conversión en máquinas. Nuestros cerebros y sentimientos se van atrofiando y son caldos de cultivo para los dominantes de las masas. En varios países, democráticos o no, la gente, se ha cansado de la opresión y corrupción de sus gobernantes y manifiesta su disconformidad en las calles. Estos movimientos, justificados o no, son positivos, en la medida en que la gente concurra por su propia voluntad (no como “autómatas” tras las masas), pacíficamente, y sin cercenar los derechos del resto. Es imperioso que transmitamos a las nuevas generaciones valores éticos/morales, familiares, solidarios y, sobretodo, humanos; instarlos a moderar la hiperconectividad y las relaciones virtuales y fomentarles el face to face, deportes, música, idiomas, escritura en letra cursiva. Todavía estamos a tiempo de frenar el dominio de las máquinas sobre la humanidad (valga el ejemplo de “viralización” de pokémon).

Marcos A. Machado

[email protected]

Imparcialidad de los jueces

Los jueces tienen dentro del sistema constitucional  una prerrogativa: la de ser vitalicios en sus cargos. Es decir, que duran mientras dura su buena conducta. Este modelo tiende a preservar que los jueces puedan ser removidos por causas políticas o con motivo de sus sentencias, y también a asegurar la independencia de sus decisiones respecto de otros poderes del estado o grupo de personas. Esta prerrogativa de estabilidad también se extiende al nivel de sus remuneraciones y a la discutible instancia de ser eximidos en nuestro país del pago de impuestos que soporta el resto de los ciudadanos. Pero es necesario reconocer también que las prerrogativas que se mencionan se deben corresponder con los fines que ellas mismas propugnan: lograr que al dictar sus sentencias sean imparciales, y que inspiren sus decisiones en los criterios de justicia que nacen del orden legal que se han comprometido hacer respetar. La independencia de los jueces no es una cuestión que deba discutirse, porque constituye precisamente la razón de ser de su función.

José Luis Díaz Robin

[email protected]

Nuestra señora del Carmen

¿Cuándo se inicia la devoción de Nuestra Señora del Carmen en Famaillá? Estimo conocer la respuesta, puesto que, la primera noticia documentada relacionada con esta devoción mariana data del 24 de septiembre de 1765. En esta fecha, el Maestre de Campo don Diego Ignacio Aráoz, fiel ejecutor real, eleva al Obispo del Tucumán Manuel Abad Illana la siguiente nota: “que a servicio de Dios Ntro. Sr. he heredado al Dr. Dn. Diego Miguel Aráoz, mi hijo, para que reciba el orden sacro, y para hacerlo conforme a lo que alcanzan mis posibilidades y que tenga la congrua sustentación necesaria le fundo patrimonio de mis bienes de la cantidad de cuatro mil pesos”. ¿En qué consistía el patrimonio del futuro sacerdote? La “Estancia de Famaillá, desde el río de igual nombre al Norte hasta más de dos leguas al Sur y ¾ de legua de Este a Oeste”. Esto nos ubica en el territorio en que actualmente se encuentra Famaillá. En seguida se describe una construcción ubicada en la estancia: “una capilla de ladrillo con su torre y dos campanas en ella y el techo de dicha capilla todo entablado, su coro alto, barandillas y dos confesionarios, aperada con tres ornamentos de color… un ornamento negro… un cáliz y vinajera completa, un misal y muebles nuevos, el nicho de Ntra. Sra. del Carmen que tendrá más de dos varas de alto, todo dorado con su Sagrario y dos láminas doradas que adornan dicha capilla la que tiene por dos costados viviendas acomodadas para habitación del Capellán y Sacristía y en ella una alacena o cajón para que guarden los ornamentos y unos hierros nuevos para hacer hostias”. Lo más interesante de la lectura de los bienes recibidos por el cura Aráoz es sin lugar a duda la Capilla, que se encontraba bajo la advocación de Nuestra Señora del Carmen, por el tipo de construcción, los materiales usados, las dependencias y la ornamentación reunía todas las condiciones necesarias para una cómoda estancia de sus moradores. No en vano fue residencia del sacerdote durante toda su vida. En 1766 se ordena en Córdoba, regresa a Tucumán y es designado ayudante del Curato de Chicligasta hasta 1778 cuando pasa a ser cura interino por fallecimiento del titular. Por esa época, Famaillá era parte del curato antes mencionado. En 1780 se crea el Curato de los Monteros con cuatro viceparroquias a su cargo, una de ellas Famaillá, y el 10 de julio se designa párroco al doctor Diego Miguel Aráoz. A partir de ese momento y hasta el año 1841, en que se convierte en Parroquia, los bautismos, matrimonios y defunciones se asientan por separado pero en los libros de la parroquia de Monteros. Finalmente, no hay duda que por los antecedentes que se dan a conocer, el sacerdote Diego Miguel Aráoz fue quien introdujo la devoción de Nuestra Señora del Carmen a partir de 1766, cuando se instala en la Capilla de Famaillá.

Arturo D. Zelaya 

Congreso 122, Monteros

Subsidio de salud

En este último tiempo el incremento de los aranceles de las prestaciones médicas y sanatoriales de la obra social Subsidio de Salud han subido de precio en forma vertiginosa, lo que parece que no fue advertido por los gremialistas que en oportunidades anteriores prácticamente prendieron fuego a la obra social por situaciones similares. Pero, ahora, se transformaron en ciegos, sordos y mudos. Lamentablemente los afiliados poco y nada podemos hacer frente estos incrementos, pero pretender cobrar $ 600 o más aduciendo a que es la primera consulta me parece un verdadero ataque al bolsillo. Les habrá sucedido a los afiliados de recurrir a neurólogos, traumatólogos, etc. y que les hayan indicado que debían abonar de contado por ser la primera vez que los atendían. Considero que esto no corresponde y solicito a los directivos del Colegio Médico que públicamente expliquen los fundamentos de esta maniobra, cobro por el cual tampoco emiten factura.

Marta Susana Villafañe

[email protected]

Próceres de julio

El mes de julio es caro al sentimiento patrio. Nos pone de pie para honrar las virtudes de nuestros  grandes hombres, los próceres que sacrificando todo lucharon para lograr la independencia. Hoy que la Patria peligra ante tantos intereses externos, es necesario retomar el pensamiento de quienes supieron, con hidalguía, dar el importante paso de romper las cadenas de la dependencia. Ese grito libertario,  emocionado, llevó el eco de la independencia a cada rincón de la Patria, partió del sentimiento sincero y estremecido de nuestra gente, de un pueblo que advertía la crueldad de las monarquías y el vasallaje del  cual éramos víctimas. Como entonces, en la actualidad, elevamos la voz por un presente y futuro promisorio, por un país democrático y seguro, por una economía limpia sin que nos digiten desde el poderío de  los grandes monopolios, por la creación de nuevas fuentes de trabajo que desplace la dádiva engañosa y humillante que nos acostumbra a vivir esperando la limosna de un plan o un mísero bolsón. El pueblo quiere trabajo digno y remuneración acorde, queremos un país que priorice la educación elevando la categoría y sueldos a nuestros docentes y que ellos no tengan que descuidar su labor formativa y pedagógica por las necesidades que los agobian. Queremos artistas y escritores que de igual modo, se remitan al ejercicio de su creatividad, porque son los que ayudan a fortalecer la cultura, sin que tengan que apelar a la denigrante esperanza de lo imposible por la insensibilidad que demuestran los responsables. Busquemos coincidencias dentro de la pluralidad de pensamientos. No entremos a la variante de las agresiones, elevemos la mirada procurando lo mejor. Nuestros descendientes serán los que  sufrirán, o no, las consecuencias de las actuales acciones y gestiones. No nos ceguemos por las pasiones de las políticas partidarias. Reactivemos las ideas para construir y no denigrar. No perdamos el tiempo ahondando inútiles grietas. En este momento no puedo dejar de recordar al arquitecto César Pelli, un grande, tucumano que se dedicó a crecer en lo suyo con una humildad admirable. Tengamos como ejemplos a esa clase de personas que nos honran y dejemos lo negativo de lado. La patria lo exige.

Nelly Benavente

[email protected]

Animales sueltos

En las rutas tucumanas hay un mal que por su persistencia e indiferencia en solucionarlo, tiene características de endémico: se trata de la presencia de animales sueltos. Nunca la solución de fondo será solo la de conocer a quién se debe demandar por las pérdidas humanas y materiales originadas por el choque de un vehículo con un animal suelto, sino también es necesario prevenir estos hechos. Las compensaciones económicas o la prisión de terceros tampoco compensaran las pérdidas de vidas humanas y el dolor de sus familiares. Mientras se espera que algún día llegue la solución; a los conductores les queda la alternativa de reducir la exposición a este riesgo y/o controlarlo. Una de las estrategias que pueden usar es la que se conoce como Manejo Defensivo o arte de conservar la vida. Manejar defensivamente significa conducir de tal manera que se eviten accidentes a pesar de los actos inseguros de otros o de la presencia de condiciones adversas para el conductor (lluvia, niebla, falta de señalización, animales sueltos, peatones, ciclistas, etc.). Para lograrlo es necesario conocer y aplicar la formula estándar para la prevención de accidentes de tránsito, compuesta de tres partes: 1) Reconocer el peligro: pensar en lo que va a pasar o podría pasar tan anticipadamente como sea posible a la situación que se deberá afrontar. 2) Entender la defensa: hay formas definidas para hacer frente a situaciones específicas y se las debe conocer para aplicarlas cuando se presente la ocasión. 3) Actuar a tiempo: visto el peligro y conocida la defensa para evitarlo se debe actuar. Las estrategias que recomiendan los especialistas están vinculadas con la velocidad a la que se desplaza el vehículo y de los márgenes de visión y reacción que esta velocidad le permite al conductor. La presencia de animales sueltos en los caminos no es responsabilidad del conductor, pero al estar a cargo del vehículo, debe asumir la parte que le corresponde por la preservación de su vida e integridad, la de quienes lo acompañan y de terceros involucrados. La practica consciente y eficiente de las reglas del manejo defensivo, le permitirán lograrlo. Mientras tanto, como ciudadanos, debemos exigir y luchar para que los caminos en Tucumán sean seguros.

Juan Francisco Segura

[email protected]

Para publicar en "Cartas al director" escribir a [email protected]

 

Comentarios