En la calle fingían que necesitaban ayuda para robarle la moto

Dos hombres pedían auxilio, y una pareja se detuvo para ayudarlos y fueron asaltados. Pero los vecinos lograron detener a los delincuentes.

20 Jul 2019
1

La Policía llegó al lugar tras el llamado del 911.

Anoche, en Banda del Río Salí, dos delincuentes simulaban que necesitaban ayuda en medio de la calle. Un matrimonio frenó la moto en la que se trasladaban, se bajaron para auxiliarlos, pero en ese momento los hombres intentaron robarle la moto.

La mujer, que iba con su hija en brazos, empezó a gritar en medio de la oscuridad. Los vecinos salieron a ver qué sucedía y los ayudaron a detener a los delincuentes.

El hecho ocurrió  cerca del Ingenio Concepción, en la calle Alejandro Heredia de la ciudad ubicada al este de la capital tucumana. Con ayuda de los vecinos pudieron detener a los malvivientes, que estaban armados, y evitar el robo.

La División Patrulla Motorizada acudió al lugar tras el llamado del 911. La Policía informó que los delincuentes son conocidos en los asentamientos de Alderetes y Banda del Río Salí como “Chivín” y “Pio”.

En el forcejeo, “Chivín” sacó un arma casera tumbera y le apuntó en la cabeza pidiéndole que le entregará la moto y luego lo golpeó en el rostro. Al ver esta situación su mujer comenzó a pedir ayuda a gritos. Los vecinos redujeron a los conocidos delincuentes y luego de golpearlos dieron aviso a la policía.

Cuando el personal de Guardia Urbana de Alderete llegó, calmaron a los vecinos, pidieron refuerzos para poder trasladar a los delincuentes a la Comisaría y secuestraron las armas que tenían en su poder. “Pio”, de 15 años, fue trasladado al CAPS del lugar porque presentaba golpes en la cara producidos por los vecinos en el lugar del hecho, informó el Primer Jefe de la Comisaría, subcomisario Eduardo Ávila.

Al dar intervención a la Justicia, la Fiscalía y el Juzgado de Menores de turno dispusieron que las dos personas queden en carácter de aprehendidos y sean presentados a declarar. El mayor de edad quedó alojado en la comisaría, mientras que el menor, luego de realizarles exámenes de rutina, quedará alojado en el Instituto Julio Argentino Roca.

Desde la Policía advirtieron que este tipo de hechos se volvieron recurrentes durante los últimos meses en la zona cercana a Alderetes. Por esa razón se recomienda a los transeúntes no detenerse en medio de los caminos en circunstancias así, porque hay delincuentes que intentan delinquir con este método.

Comentarios