San Martín: el resultado es lo de menos

Gómez y Orsi terminaron conformes con el rendimiento general que mostraron sus equipos

18 Jul 2019
1

BUENA PRODUCCIÓN. Claudio Mosca intenta dejar un rival en el camino ante la atenta mirada de Juan Mercier. El ex San Martín de San Juan fue de lo mejor ayer. fotos prensa casm

La primera impresión es positiva. Así lo entienden y lo hacen saber Sergio Gómez y Favio Orsi luego de la serie de amistosos que San Martín disputó ayer contra Gimnasia de Jujuy, en Perico.

Los entrenadores no se detienen en analizar resultados. Pasaron casi por alto que en el duelo principal sus pupilos hayan triunfado 1 a 0, gracias al gol de Matías Fissore; o de que los suplentes hayan caído por culpa de un tiro libre de Ezequiel Gallegos que se desvió en la barrera y terminó descolocando a Pedro Fernández. “El resultado no es importante, en ninguno de los dos partidos. Acá hay que buscar funcionamiento y de a poco creo que vamos dando buenos pasos”, le comentó a LG Deportiva Gómez, conforme con lo que vieron en una mañana cargada de fútbol.

En el juego principal, el “Santo” presentó más o menos la formación que se esperaba. Con un 4-4-2 flexible, apuntaló la zona media con Matías Fissore y Juan Mercier y liberó las bandas para que Claudio Mosca, por derecha, y Nicolás Castro, por izquierda, pudieran generar el fútbol que necesitan las dos “torres” de adelante: Ramiro Costa y Luciano Pons.

“El verdadero objetivo de los partidos de pretemporada es tratar de encontrar las mejores sociedades. Es este tiempo el que te ayuda a tomar mejores decisiones”, explicó Gómez.

Justamente, Castro y Mosca fueron dos de las mejores cartas que mostró el nuevo San Martín. Aunque claro, es demasiado prematuro realizar un análisis exhaustivo. “Nos gustó lo que vimos porque se pusieron en práctica ideas que trabajamos durante la pretemporada. Obviamente que hay cosas por corregir, pero a partir de lo que hicieron los chicos vamos a sacar conclusiones sobre las cosas que debemos pulir y los aspectos que tenemos que corregir”, agregó Orsi.

“Intensidad”, la palabra fetiche de la dupla, tronó durante la mañana periqueña. El primer juego dejó en claro a lo que los entrenadores apuntan: el nuevo modelo “santo” podrá jugar bien o mal, pero ellos trabajarán para que sea un equipo intenso y luchador. Por eso, entre las indicaciones que dieron durante la jornada, el mensaje más marcado fue el pedido de no negociar las ganas ni la voluntad.

Los dos partidos que se disputaron en la cancha principal del hotel Los Arcos fueron esos típicos duelos de pretemporada. Para San Martín fue el primer contacto “en serio” con la pelota, en tanto que los jujeños ya habían jugado su primer amistoso, la semana pasada contra Atlético. Lo cierto es que fueron duelos trabados, con acciones de un lado hacia el otro, aunque con buena dinámica. “Estamos contentos, pero hay que seguir”, remataron a coro los entrenadores.

Lucas Diarte, autor de la asistencia en el gol de Fissore, también se mostró conforme con el primer paso. “Es importante acostumbrarse a ganar. Pero ahora, con el grupo y los entrenadores, analizaremos lo que nos dejó futbolísticamente este partido. Queremos seguir creciendo para llegar en buenas condiciones al inicio de la temporada oficial”, dijo el lateral que viene de superar una lesión ligamentaria que lo marginó de toda la Superliga. “Me sentí muy bien y eso es importante”, remató.

Pasaron los primeros amistosos y el pensamiento no cambia en La Ciudadela: el resultado importa poco, el objetivo es llegar 10 puntos al inicio de un torneo, en el que el margen de error será mínimo.

Comentarios