Una familia necesitó en mayo $ 30.000 para no caer en la pobreza, un 61% más que hace un año

Datos del Indec correspondiente a mayo.

18 Jun 2019
1

ARCHIVO

La canasta básica total (CBT), con la que se calcula la línea de pobreza, subió 2,9% en mayo y una familia tipo necesitó ingresos por $ 30.338 para cubrir esos consumos elementales, informó el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).

La canasta básica alimentaria (CBA), que marca la línea de indigencia, aumentó 2%. Una familia de dos adultos y dos hijos precisó $ 12.087 mensuales para cubrirla.

En los últimos 12 meses, la canasta de pobreza se encareció un 61,1% y la de indigencia, 61,7%, de acuerdo con los datos oficiales. La suba de alimentos del último años, del 64,9%, disparó la valorización de las canastas que se emplean para demarcar las líneas de pobreza e indigencia.

En lo que va de 2019, la CBT trepó un 19% y la CBA, el 18,5%.

En mayo, la inflación fue del 3,1%, apenas inferior a la abril (3,4%). Por segundo mes seguido, las canastas subieron menos que el índice de precios, a contramano de la tendencia del último año.

Según la información del Indec, la línea de indigencia por adulto equivalente es de $ 3.911. La Asignación Universal por Hijo (AUH) es de $ 2.652 por mes. De acuerdo con la tabla de equivalencias que publica el ente estadístico, la AUH cubriría las necesidades alimenticias de un niño de hasta siete años.

Comentarios