Alfaro y Salazar, dos intendentes que tendrían Concejos adversos

El dato se desprende de la asignación de las 184 bancas de concejales en las 19 intendencias, según las cifras proporcionadas por el escrutinio provisorio.

18 Jun 2019 varios autores

La oposición será mayoría en dos Concejos Deliberantes. Los intendentes Germán Alfaro (Partido por la Justicia Social-Cambiemos) y Sebastián Salazar (UCR-Evolución para la Democracia Social) deberán buscar acuerdos políticos para poder llevar adelante su gestión sin escollos porque tendrán la mayoría de los concejales en contra, en principio, según los datos del escrutinio provisorio.

En los demás 17 municipios de la provincia la relación con sus sendos cuerpos vecinales será favorable, al menos en principio, porque el grueso de las bancas quedaron en manos de aliados de esos intendentes. El reparto de algunas bancas en las 19 intendencias podría modificarse cuando concluya el escrutinio definitivo -único con valor legal para asignar cargos públicos-. Hasta ahora, en casi todos los casos, quienes obtuvieron los municipios tendrán mayoría de ediles afines.

En contra

San Miguel de Tucumán es la ciudad con el Concejo Deliberante más grande, con 18 bancas. Del total, la oposición a Alfaro contará con 12 escaños: cuatro lugares para Fuerza Republicana (la lista más votada para concejales en la capital), seis para el PJ afín a Casa de Gobierno (entre el Frente Justicialista por Tucumán y cinco acoples) y dos para el alperovichista Hacemos Tucumán. El alfarismo deberá conformarse con seis bancas. Los dos tercios de los votos alcanzados por la oposición le otorgan poder de negociación: cuentan con quórum propio y mayoría calificada para rechazar vetos y hasta destituir funcionarios.

Salazar también deberá apelar a la búsqueda de acuerdos para la aprobar ordenanzas: el Concejo de Bella Vista tendrá, en principio, cuatro aliados a la Municipalidad y seis opositores. El corte de boleta fue voraz: si bien el radical del riñón político de Ariel García cosechó el 66,72% de los sufragios en el escrutinio provisorio, su espacio alcanzó apenas el 15,37% en la categoría concejal (lo que le otorga tres escaños). Las siete bancas restantes se dividen entre acoples peronistas y radicales.

Puro oficialismo

Algunos intendentes gozarán de Concejos con el máximo número de aliados. Al menos en cuanto al signo político. Sucedería en Graneros y Burruyacu, que según el escrutinio provisorio tienen todos sus concejales del peronismo afín a Casa de Gobierno. Si existe, la rivalidad será entre “compañeros”.

Jorge Leal alcanzó la reelección en Burruyacu con el 79,8% de los votos por Acción Regional, un acople del Frente Justicialista por Tucumán. Esa lista fue la más votada en la categoría concejal en esa ciudad del norte, pero cosechó la mitad de los votos: alcanzó el 41,74% de los sufragios del escrutinio provisorio. Con ese porcentaje obtuvo cuatro de seis bancas del Concejo. Los otros dos lugares quedaron en poder de acoples del oficialismo provincial.

Al sur de la provincia, María Alejandra Cejas fue reelecta en Graneros con el 44,71% de los votos, a través del Frente Justicialista por Tucumán. La lista oficial del PJ recibió el 4,69% de los sufragios en la categoría concejal, por lo que se le asignaría una banca. La lista más votada fue el acople manzurista Juntos Podemos, que con el 11,04% se llevaría dos bancas. Los otros tres escaños también quedan en manos oficialistas.

En sintonía

Hay cinco jefes municipales electos que, a priori, tendrían respaldo en el Concejo Deliberante. De acuerdo al escrutinio provisorio, en Yerba Buena, Concepción, Monteros, Banda de Río Salí y Las Talitas habría mayoría de ediles que responderían al intendente electo en cada ciudad. Uno de los casos más destacados se da en la “Perla del Sur”, donde Roberto Sánchez, quien alcanzó la reelección, tendría nueve ediles de su mismo signo político, de acuerdo al escrutinio provisorio: siete que habrían ingresado por Vamos Tucumán y otros dos por Partido por la Justicia Social (PJS), que también forma parte del frente liderado por la senadora Silvia Elías de Pérez. El jefe municipal de Banda de Río Salí, Darío Monteros, tendría un panorama similar en el Concejo de su ciudad, ya que nueve de los ediles que habrían logrado una de las doce bancas en juego son de acoples alineados en el justicialismo. Un poco más ajustado, pero Mariano Campero también tendría mayoría en el Concejo de la “Ciudad Jardín”, donde Seis de 10 ediles que coforman ese Concejo responden a espacios allegados a Vamos Tucumán.

Comentarios