Intendentes: reelección y después...

A cuatro meses de cumplir sus primeros mandatos, tres de los reelectos jefes municipales proyectaron las obras y los trabajos que ejecutarán hasta 2023. Sus opiniones acerca del sistema de acoples electorales.

16 Jun 2019 Por Martín Dzienczarski

Un tren para el Gran San Miguel, uno de los anhelos del mandato

El peronista Javier Noguera logró la reelección en Tafí Viejo a través de Acción Regional, cosechando 20.000 votos en el escrutinio provisorio y sacándole 15.000 sufragios a su principal rival, el también peronista Javier Pucharras. La elección, para el que será jefe municipal hasta 2023, fue “excepcional”. “Lo primero que siento es emocional, es un agradecimiento a los vecinos que me eligieron por cuatro años más. Creo que el triunfo tiene que ver con la unidad del peronismo, porque, salvo Roberto Palina, todo el peronismo ha ido unificado. Eso ha garantizado el éxito de nuestro proyecto. Al mismo tiempo ha sido una elección extraordinaria porque ganamos en Lomas de Tafí, algo que no había ocurrido nunca en 12 años de existencia de Lomas. Todo tiene que ver también con el fracaso del gobierno nacional; los dirigentes de Cambiemos ya no tienen cara ni para pedir el voto en la calle”, consideró Noguera.

Para los próximos cuatro años de gestión, Noguera explicó que buscará avanzar con obras urgentes y de infraestructura. “Profundizaremos las acciones llevadas en turismo, en medio ambiente, en infraestructura básica con agua, cloacas, iluminación; en materia de alimentos y avanzando en ofertas turísticas, como el mercado municipal. Siempre pensamos en acciones que puedan generar desde el Estado nuevas oportunidades de trabajo”, enumeró. “Estamos trabajando también en un proyecto de un tren para el área metropolitana que me gustaría cristalizar como propuesta de la ciudad de Tafí Viejo, para reavivar parcialmente los talleres ferroviarios. Es un tren eléctrico sobreelevado para unir el aeropuerto con Yerba Buena, el centro de la capital y Tafí Viejo, en un corredor de 50 kilómetros. Es un proyecto como hay tantos de este tipo concretados en Latinoamérica. Con más de 1 millón de habitantes en el área metropolitana, es una población ideal para este tipo de proyectos y que sea exitoso”, agregó.

Para el mandato 2019-2023, el oficialismo municipal tendrá un Concejo con mayoría y quórum propios, con ocho bancas en poder de aliados a la Intendencia, dejando cuatro en manos de partidos de oposición. Tafí Viejo estuvo durante los primeros cuatro años de mandato de Noguera dentro de Pacto Social de la Provincia, y buscará permanecer dentro del acuerdo por el que cada ciudad cede los fondos de coparticipación nacional al Poder Ejecutivo, que remite los fondos para el pago de sueldos.

Consultado sobre el sistema de acoples, el intendente consideró que el sistema electoral es perfectible. “Me parece que la oferta electoral tiene que ser más clara para los vecinos. No niego la conveniencia práctica (de los acoples) para quien sabe tejer alianzas y avanzar políticamente. De todas maneras creo que el sistema electoral tucumano es transparente.”

"Mi carta de presentación es la gestión, y nos respaldaron"

El bandeño Darío Monteros alcanzó la reelección y explicó los 29.000 votos cosechados según el escrutinio provisorio en la valoración de su gestión.

“Más vale que sentimos los resultados con enorme satisfacción porque cosechamos cerca de 32.000 votos, según nuestros cómputos, contando las mesas que faltaron de escrutar en el provisorio. Tenemos mucha satisfacción y alegría. Somos conscientes de que tenemos una enorme responsabilidad porque la sociedad bandeña tiene la vara muy alta, refleja que vamos por el buen camino y que tenemos que cumplir con todos. Falta llegar con obras a algunos barrios, vecinos que no han recibido las mejoras que queremos propiciar, pero nos dieron la posibilidad para cumplir con ellos en los próximos cuatro años”, consideró el referente del peronismo provincial.

DARIO MONTEROS.

El siguiente mandato de Monteros tendrá un Concejo Deliberante favorable: el oficialismo municipal alcanzaría nueve de 12 escaños. La oposición tendría tres: dos en favor de Fuerza Republicana y uno para Vamos Tucumán. Sin embargo, se definirán en el escrutinio definitivo, porque la diferencia en las últimas bancas es de apenas una veintena de votos.

“Me he basado política y electoralmente en la gestión; la gente nos ha valorado por lo que venimos haciendo. Seguiremos con ese norte, trabajando en la gestión, que es mi carta de presentación ante el vecino. El vecino de la banda nos valora por eso”, insistió Monteros.

Defensa de los acoples

Consultado sobre el sistema de acoples, el peronista defendió las colectoras. Banda del Río Salí fue una de las dos ciudades en donde más boletas hubo en el cuarto oscuro, con 69 papeletas (igual cantidad que hubo en Alderetes).

“Los acoples dan un gran apoyo a las estructuras; los dirigentes hacen un trabajo territorial enorme casa por casa, acercando las propuestas del gobernador, del intendente y de cada espacio. Los dirigentes que más trabajan son los más beneficiados por las colectoras”, defendió el intendente. Monteros puso como ejemplo que si bien en la categoría intendente el Frente Justicialista por Tucumán obtuvo en el escrutinio provisorio más de 29.000 votos, pero que en la categoría de concejal la misma lista cosechó alrededor de 3.800 sufragios. “El sistema de acoples es importante, la gente es la que elige y sabe votar. La lista oficial sacó para intendente unos 32.000 votos, y para concejal sacó el 10%. Quiere decir que la gente fue a votar buscando el candidato a concejal de su preferencia o con el voto preparado en el bolsillo. Hubo mucho corte de boleta. Los otros siete ediles peronistas fueron electos por acoples. Podrá ser incómodo, pero la gente sabe votar.

El afán de que Las Talitas deje de ser una “ciudad dormitorio”

Para el intendente de Las Talitas, Carlos Nájar, la reelección alcanzada el pasado domingo significó el respaldo de los vecinos a su gestión por sobre la de su principal rival político, el legislador -y su cuñado- Luis Morghenstein. “Realmente esperábamos estos números porque trabajamos los cuatro años con mucho esfuerzo en la gestión, sin descanso, por eso es que a pesar de la campaña seguimos avanzando con cuatro frentes de obras abiertos. Se midieron dos proyectos de gestión, uno era la del intendente anterior (Morghenstein) y el otro es la gestión actual. En 2015 nos votaron por las propuestas, cumplimos con esas promesas y han vuelto a confiar en nosotros”, consideró el peronista.

CARLOS NAJAR.

Nájar aseveró que su próxima gestión se centrará en medidas que mejoren el rubro seguridad. “Buscamos continuar con la inversión en seguridad, invirtiendo en infraestructura básica para colaborar con el desarrollo industrial y comercial de la ciudad. En breve se pondrá en funcionamiento el servicio de cloacas en la ciudad. Trabajamos mucho también con la provisión de gas natural. Básicamente buscamos dotar de los servicios básicos a toda la ciudad para incentivar la inversión privada: nuestro anhelo es que la gente de Las Talitas pueda desarrollar su vida en la propia ciudad, que dejemos de ser una ciudad dormitorio”, expuso. Y agregó: “queremos potenciar el desarrollo industrial, empresarial y comercial dentro del municipio, para el desarrollo de nuestra ciudad”.

El próximo Concejo Deliberante talitense tendrá seis concejales para el oficialismo municipal y sus aliados. Los cuatro escaños restantes estarán divididos entre el bussismo (Fuerza Republicana tiene tres bancas), y Acción Regional (una banca; entraría Melina Elizabeth Morghenstein). Sin embargo, por la diferencia de votos, podría haber modificaciones en dos bancas según los resultados del escrutinio definitivo.

Consultado sobre el sistema de acoples, Nájar consideró que las colectoras en el modelo electoral tucumano tienen elementos positivos y negativos por igual. “Lo cierto es que permiten ampliar el derecho de los ciudadanos a elegir y ser elegidos, porque favorece que más personas se candidateen. Por ahí lo que habría que retocar es la cantidad límite de acoples. Supongo que sería bueno que el límite sea igual a la cantidad de cargos legislativos en disputa. Así, por ejemplo, en Las Talitas hay 10 bancas en el Concejo por lo que cada fuerza no podría presentar más de 10 listas además de la lista oficial del partido que lleva las colectoras”, propuso. Y agregó: “lo que sí tiene este sistema es que permite que los Concejos Deliberantes sean mas parejos. Por ejemplo, Fuerza Republicana obtuvo menos votos que la lista de mi espacio pero tiene dos bancas, lo que da a más espacios la posibilidad de cumplir con el rol de contralor”.

Comentarios