Elecciones presidenciales: sin candidatos definidos, ya están en campaña

Tres de los siete frentes registrados para los comicios de octubre se lanzaron a distintas actividades y reuniones en busca de apoyos.

14 Jun 2019
1

ELECCIONES 2019. En agosto serán las PASO. LA GACETA/ OSVALDO RIPOLL

En la que fue la semana más sorpresiva e intensa en el ámbito político argentino de este año, quedaron constituidos el miércoles ante la Justicia electoral los frentes que competirán por llevar a su candidato a la presidencia de la Nación. Cabe aclarar que venció el plazo para la presentación de las alianzas electorales (son siete), no así la definición de los candidatos, que no era obligatoria en este caso. Esa conformación de las listas tiene otra fecha límite: el próximo 22 de junio.

Pese a ello, y aún anticipándose a las primarias abiertas, simultáneas y obligatorias (PASO) del 14 de agosto que definen los candidatos, las tres principales fuerzas electorales dibujan sus estrategias, programas y definiciones de cargos, y aún sin definirse los candidatos, están lanzados a distintas actividades, reuniones y determinaciones como en plena campaña proselitista.

En el caso del oficialismo, el presidente Mauricio Macri invitó a su compañero de fórmula Miguel Ángel Pichetto al convite de las reuniones de la cúpula del Ejecutivo y hasta le permitió acceder a informaciones claves del Gobierno de Cambiemos.

El otrora legislador kirchnerista acérrimo defensor de la “125” que enfrentó al campo durante el gobierno de Cristina, parece estar en “su salsa” y ahora habla del capitalismo como un fenómeno moderno que abre las puertas del comercio mundial, y criticó en su aggiornada convicción la “ideología del pobrismo” y a todas las “estructuras y conducciones de organizaciones que se sostienen en la existencia de los pobres”.Y como para que no quede nadie fuera de sus definiciones, incluyó a las religiones porque estas tienen en estos sectores un “asiento central”. “El reino de los cielos va a ser de los pobres”, dijo en una entrevista con un dejo de ironía.

Mientras tanto, el precandidato presidencial Alberto Fernández y la candidata a vicepresidenta, Cristina Fernández, se mostraron ayer nuevamente en otro encuentro conciliador: esta vez con sindicalistas de la bancaria, de camioneros y de la CTA. Los dos primeros, tienen un gran peso en el gremialismo nacional, restañaron heridas del pasado y ahora apoyarán a la fórmula con base peronista y pelearán por la causa política.

La tercera fuerza política cuya amplitud aún no está del todo clara, es la que constituye el tanden Roberto Lavagna y Juan Manuel Urtubey. El economista continúa buscando aliados al igual que el gobernador de Salta. Una de las posibilidades más importantes sería el gobernador de Córdoba, Juan Schiaretti, quien definirá su apoyo la próxima semana.

Comentarios