Robó tres veces y murió tras dispararse por accidente

El propietario del comercio asaltado por el ladrón fallecido manifestó que sufrió dos asaltos en 40 días.

14 Jun 2019
1

ATEMORIZADOS. “Ahora los empleados no quieren venir más”, dijo el dueño del drugstore. la gaceta / foto de Analía Jaramillo

“Quiso llevarnos el dinero de la caja y robarle a un cliente. Ahora los empleados no quieren venir más”, expresó Sebastián Ingrao, el dueño de un drugstore que el miércoles por la noche fue asaltado por un ladrón. Luego, el delincuente se disparó de manera accidental un tiro en la ingle y murió.

El violento ataque ocurrió en un local ubicado en Jujuy y Lavalle, en la capital, a las 21. “Recién cumplimos 40 días en el negocio y ya van dos asaltos. ¿Cómo puede ser?”, se quejó el joven. El comerciante contó que en ese mismo lugar antes funcionaba una sandwichería y que jamás había sufrido robos, según él, porque en aquel momento tenían custodia policial. El propietario no había optado por un custodio hasta esa noche.

Rodrigo, uno de los empleados, estaba solo cuando el asaltante ingresó, de acuerdo al relato de Ingrao. “Es la segunda vez que sufre robos este chico. Está muy asustado. Me contó que el ladrón estaba solo y que paró la moto en la vereda para entrar directamente al local. Ni se sacó el casco”, agregó.

En una filmación de las cámaras de seguridad del local se observa que el asaltante se levantó la remera y le mostró a Rodrigo un arma que tenía escondida en la cintura. Según el joven, el ladrón le exigió la plata que había en la caja registradora a través de amenazas.

“Después de que Rodrigo le diera el dinero, entró un cliente y el ladrón quiso robarle también a él, pero el hombre le dijo que no tenía nada”, relató el comerciante. El cliente había salido recién de cobrar su sueldo y tenía en su poder la billetera. El ladrón no logró darse cuenta de ello, según indicó Ingrao.

“El chico después me contó que ni loco pensaba entregar su billetera, era todo lo que tenía. Imaginate que es tu dinero de todo el mes y te lo sacan en un segundo. No había posibilidad. Se las ingenió y la tiró para que el ladrón no la viera”, dijo.

Minutos después de que el ladrón se llevara los billetes, quiso guardar el arma nuevamente en el interior del pantalón y accidentalmente se disparó en la ingle del lado izquierdo, según fuentes policiales. “Antes de asaltar a ese quiosco, esta persona había robado una cartera en la calle Rondeau al 600 y nosotros nos habíamos enterado por un aviso en radio. A los minutos, nos avisan que esta persona había robado un teléfono celular en Jujuy y General Paz. Luego termina en este drugstore, en donde termina pegándose un tiro por accidente”, dijo el comisario Alfredo Díaz, jefe de la seccional 2ª.

Según contó el dueño del local, el ladrón salió rengueando, ya que estaba herido por el disparo. “El chico estaba lesionado y perdía mucha sangre”, relató el comisario.

Señaló además que policías lograron interceptar al atacante cuando intentaba escapar. “Luego fue trasladado en una ambulancia del 107 al hospital Padilla, en donde a las dos horas falleció”, prosiguió.

“Los vecinos y comerciantes saben que tienen mi número de teléfono a disposición, a cualquier hora los atenderé si es que no pueden comunicarse con la comisaría. Estamos haciendo recorridos de manera constante para vigilar la zona”, añadió Díaz.

El primer robo

El comerciante recordó el primer ataque violento que sufrieron en el drugstore. “Esa vez vinieron varios varones y mujeres en moto, se bajaron y ataron a los empleados, sacaron desde cigarrillos hasta chocolates y bebidas. Ese robo no les llevó más de dos minutos y se dieron el tiempo de elegir lo que iban a robar”, contó. “En ese ataque también estaba Rodrigo, así que más asustado está ahora y ya no sé si volverá a trabajar. Son una familia que necesita este ingreso, pero lamentablemente por la inseguridad y lo atemorizados que están, no creo que continúen. No se puede vivir así”, agregó. El hombre además dijo que le prometieron que el local tendría un agente policial custodiando la puerta para evitar este tipo de ataques.

La directora del Padilla, Olga Fernández, informó que el paciente había llegado en estado grave e ingresó a quirófano, donde perdió la vida. “Tuvo una lesión en un vaso, lo que causó que perdiera mucha sangre”, informó.

En Esta Nota

Inseguridad
Comentarios