Expectativas menos pesimistas

Por Nadin Argañaráz y Bruno Panighel, economistas el IARAF

14 Jun 2019

La inflación mensual desciende por segundo mes consecutivo y mayo se consolidaría como el pico máximo de inflación interanual.

A lo largo de mayo, los precios a nivel nacional aumentaron un 3,1%, acumulando una inflación del 19,2% en los primeros cinco meses del año y arrojando una variación interanual de 57,3% respecto de mayo de 2018.

La cifra de mayo de 57,3% sería el pico de inflación interanual si la tasa de junio es menor a 3,7% (y todo indica que lo será). A partir de este mes, la tasa interanual comenzaría a bajar por dos motivos.

• En primer lugar, las tasas mensuales comenzarían a transitar un sendero de descenso mes a mes.

• En segundo lugar se comenzará a comparar contra las bases altas del segundo semestre del año pasado.

Cuando las personas perciben, mes a mes, que la tasa es menor, las expectativas se vuelven menos pesimistas y se reduce la frecuencia de la remarcación de precios. Esto va rompiendo la indexación y los precios relativos se acomodan más rápido y con menores costos.

El Banco Central debe afirmar su compromiso con la baja de la inflación más que nunca. La baja de la inflación empezaría a generar cambios en los ingresos reales, lo que puede traer más actividad real y amortiguar la caída de la recaudación tributaria real. Finalmente, la Argentina podría comenzar a transitar el esperado sendero de desinflación si se mantiene el ordenamiento fiscal y externo que dejó la crisis del año pasado.

Comentarios