En la provincia “no se coparticipa como se debería”, dice un intendente

Sánchez, de Concepción, pide reformular el Pacto Social y quiere “municipalizar” la SAT.

14 Jun 2019 Por Rodolfo Casen
1

LA REELECCIÓN. Roberto Sánchez dijo que la obra pública fue clave. la gaceta / foto de Osvaldo Ripoll

Relajado y con la sensación de haber recibido el reconocimiento que esperaba, el intendente de Concepción Roberto Sánchez (Vamos Tucumán), piensa ahora en los cuatro años de gestión que se vienen. Su reelección se consolidó con una diferencia de más de 10 puntos sobre su principal contendiente, Franco Morelli, del Frente Justicialista por Tucumán. Además cosechó 5.200 votos más que en los comicios de 2015, cuando salió electo con 17.600 sufragios. Sánchez dice que su triunfo es producto del fuerte impulso que le dio a la obra pública, a la “dignificación de los vecinos más postergados de la ciudad”. Al referirse a la gestión que le espera habla de la continuidad de las obras y apunta a la provincia: insiste en reclamar la modificación de la ley de coparticipación y la municipalización de los servicios de agua y cloacas.

-¿Cuál es la evaluación de los comicios?

-Entendemos que la gente reconoció lo que hicimos que, según considero, fue bastante en poco tiempo. Y no tan solo avanzamos en la obra pública, sino también en el área cultural, deportiva, de política social y servicios públicos. Hemos llegado a muchos barrios. Alcanzamos cubrir el 100% de las necesidades de agua y casi el 98% de cloacas en toda la ciudad. Se abordó como nunca antes los barrios periféricos. Además, hicimos obras que nos sirven a todos los concepcionenses, como la reubicación de la feria franca municipal, liberando así una calle como la Heredia en la que ahora los vecinos no tienen ningún inconveniente. También hicimos la semipeatonal y se concluyeron la terminal de ómnibus y el canal de desagüe Shipton, que ahora evita que gran parte de la ciudad se inunde. También fue importante la remodelación de la plaza principal.

-¿Preveía el triunfo que obtuvo?

-Tuvimos una campaña corta. Recién en los últimos 20 días salimos a visitar a los vecinos y comenzamos a palpar que la gente estaba conforme con lo hecho, aunque también nos sugerían cosas. Eso nos dio un poco de confianza. Por supuesto que hay muchas cosas que restan hacer. En tres años y medio no podemos hacer lo que no se hizo en 20 o 30 años.

-¿Cuál es el desafío de su próxima gestión?

-Hay que seguir trabajando en el mismo sentido, volcando más esfuerzo en los barrios necesitados. Hay que tener en cuenta que cuando comenzamos, la mitad de las calles de la ciudad estaban sin pavimento y hemos intervenido bastante en eso y lo seguiremos haciendo. A los dos barrios más populosos, el Municipal y Primero de Mayo, a 1.100 casas les pusimos gas natural, además de agua, cloaca, pavimento, iluminación y arbolado. Dignificamos a la familia. Hoy los vecinos se sienten orgullosos de vivir donde están. Se les cambió totalmente la vida. En el San Expedito también se realizó un trabajo integral, de inclusión. La gente ahora se siente parte del progreso y ven que nuestra gestión está respondiendo a sus necesidades. Con este trabajo muy pocas ciudades del interior se pueden jactar de tener el 100 % de sus habitantes con agua potable y el 98% con cloacas.

- De todos modos, se sigue advirtiendo problemas en las calles...

-Estamos luchando mucho con el trabajo deficiente que hace una parte del Estado a través de la SAT a pesar de cobrar el servicio. Hay calles con pérdidas de líquidos. Y nosotros somos el primer mostrador para el vecino, que nos está reclamando trabajos que la SAT no hace. Eso es algo a rever. Nuestra gestión ya manifestó que queremos municipalizar los servicios de agua y cloacas de la ciudad para brindar un servicio adecuado. Hoy es deficiente.

-En lo político, ahora va a tener un Concejo Deliberante más afín a su gobierno.

- Va a ser algo positivo que podamos trabajar junto con el Concejo, en proyectos que beneficien a la ciudad. Es lo que no había. Tuvimos varias disputas, a veces por cuestiones caprichosas como el tema del Pacto Social.

-¿Qué piensa del Pacto Social?

-Es un punto que el gobierno debería rever. Es un desafío para la provincia que en los próximos años pueda modificar la ley de coparticipación, porque no se coparticipa como se debería. Hay municipios más chicos que el nuestro que, sin embargo, reciben más dinero. Además, no se coparticipa como en otras provincias. Si hablamos de Tucumán, hoy la coparticipación no llega al 5% de todo lo que recauda el gobierno en impuestos provinciales tales como Ingresos Brutos, Rodados, Inmobiliario, Sellos. Hay provincias que llegan a coparticipar el 15% o el 18% de lo recaudado, como Buenos Aires. Córdoba alcanza el 20% y hay otras que llegan al 25%. Lo mismo pasa con los ingresos o la coparticipación que llega de la Nación. La provincia solamente les coparticipa o reparte a los municipios un 13,5%, cuando hay otras provincias que lo hacen con el 15% o 18% como Buenos Aires y el 20% como Córdoba.

- Usted viene insistiendo en que los municipios están cautivos de la provincia...

- No son autónomos los municipios que están obligados a adherirse al Pacto Social porque no nos alcanzan los recursos. Es como una urgencia del intendente entrar en el pacto social. Insisto, lo que hoy recibe no le alcanza.

El sistema electoral

- “Nos prometieron una reforma tras lo sucedido en 2015 y no se hizo absolutamente nada. Solo un pequeño maquillaje y nada de lo que dice la constitución de 2006. Al voto electrónico nadie lo pudo reglamentar.  Este carnaval de acoples, esta metodología de ir a votar, se presta a todos los inconvenientes que tuvimos aquí el domingo pasado”.

Qué anhela para la UCR

- "Soy un afiliado radical desde 1984 e integro un espacio que aquí en Tucumán es Vamos Tucumán. Hoy nuestro partido está intervenido y hay que poner la casa en orden. Este es un año de elecciones y el Comité Nacional determinó intervenir el partido. Hasta el 31 de marzo de 2020 debe haber elecciones para elegir las autoridades. En los próximos días nos vamos a juntar con los dirigentes y veremos los pasos a seguir”.

Pacto social: “una alquimia de Alperovich”

Según el intendente Roberto Sánchez, José Alperovich, como candidato a gobernador, padeció “la alquimia que él creó (el Pacto Social)”. “Él la ideó a través de la Caja Única y ahora Pacto Social. Hoy los municipios están cautivos del Gobierno. Alperovich, que gobernó Tucumán durante 12 años, en la campaña salió a visitar a todos los intendentes y comisionados que han salido gracias a él. Esas personas, dependientes del Gobierno no pudieron darle el apoyo”, indicó. A su criterio, le dieron la espalda. “Una sola persona se atrevió a acompañarlo: Sergio Venegas en Alderetes. Y el castigo que recibió fue muy duro. Para que esto funcione y logremos independencia, se tiene que cambiar la ley de coparticipación. Frente a esto debemos dar un salto de calidad en cuanto a la gobernabilidad e independencia de los poderes ,y que los municipios sean independientes. Concepción no recibe lo que le corresponde”, dijo.

Comentarios