Cartas de lectores

14 Jun 2019
1

“¿CONSTITUCIÓN EXTEMPORÁNEA?” (I)

¡Qué lástima que al lector Darío Albornoz (carta “¿Constitución extemporánea?”, del 11/6) no se le haya ocurrido antes (cuatro años por lo menos) la idea (a la cual adhiero) de reformar la Constitución Nacional, para que aquellos que tengan causas en la justicia queden inhabilitados para acceder a la “más alta investidura”. Si así hubiese sido, nos habríamos librado de padecer a Macri y a todo el desastre que está haciendo y el daño que está causando. Digo esto porque (no sé si Albornoz lo sabrá) el actual Presidente llegó al cargo “multiprocesado” y con un “curriculum judicial” que ¡Dios nos libre!. No sólo eso; ya en ejercicio de la Presidencia, le “saltaron” a Macri sus varias empresas fantasmas y cuentas sin declarar, por varios cientos de millones de dólares, en paraísos fiscales (Panamá Papers) y muchas más “cuestiones” (Correo Argentino, parques eólicos, peajes, obras públicas varias, etcétera), que lo inhabilitarían de inmediato y le impedirían seguir ejerciendo tamaña función. Si hubo familia en la Argentina que estuvo atravesada por sospechas de enriquecimiento ilícito, merced a retornos de obras públicas y demás, fueron los Macri, y esto no lo digo yo, lo reconoció el propio Mauricio cuando a pocos días de la muerte de su padre afirmó, en una entrevista con el periodista Majul, que aquel había cometido tales delitos. Lo curioso es que estos delitos se cometieron desde empresas a las cuales el propio Presidente perteneció y presidió, y de las cuales obtuvo sendos beneficios. En definitiva, y siguiendo la línea de lo que expresa el lector referido, creo que en Tucumán el Presidente no podría obtener ni siquiera el carnet de manejo, ya que se le complicaría conseguir el Certificado de Buena Conducta. ¿O no?.

Oscar Alberto Beltrán

[email protected]

“¿CONSTITUCIÓN EXTEMPORÁNEA?” (II)

El lector Albornoz muestra su sorpresa en la carta del lunes 11, por el hecho de que una ex presidenta de la Nación pueda presentarse a elecciones estando imputada por corrupción. Debiera más sorprenderse porque el actual Presidente, quien está destruyendo nuestra país desde 2015, cuando asumió la Primera Magistratura de la Nación estando procesado por las “escuchas ilegales”. Cabe aclararle al lector, ya que se manifiesta lego, que una imputación proviene de una simple denuncia (judicial) que debe ser probada. El procesamiento es un acto procesal dictado por un juez competente, contra quien ya existen pruebas o semiplenas pruebas de haber cometido el hecho ilícito. Si bien no causa estado, es un acto jurídico relevante y serio que la simple imputación no lo es.

Gustavo Antonio Ovejero

Congreso 693
San Miguel de Tucumán

AYUDA SOCIAL PARA UNA FAMILIA

Pido la urgente intervención de los tres poderes del Estado y de la Municipalidad de esta capital para que auxilien a la familia que vive (subsiste) en Bernabé Aráoz e Independencia, y que está integrada por cuatro niños, el mayor de 15 y la menor de cuatro añitos. El marido, discapacitado, vende en el semáforo de avenidas Colón y Roca. El de 15 años se droga y todos ellos deambulan por la calle harapientos, descalzos y sucios. De esto pueden dar fe los vecinos, que sienten bronca y pena porque nadie del Gobierno acude en su ayuda y por el dramático presente y futuro de los integrantes de esa pobre familia, prácticamente desahuciada. Cuando vi a uno de esos pequeños, me acerqué a la casa y observé que habían colgado en el frente un cartel publicitario con la candidatura de un político, junto con la de otros postulantes de su lista. Por supuesto que sentí la misma impotencia y la misma y enorme pena por esta dolorosa ironía y esta cruel realidad, que exige la más inmediata reparación moral. Salvo que cuando llegaron a ese domicilio los activistas hayan reclamado a las autoridades llevar a cabo una acción que no sería nada más que el deber primero de quienes se precien de honrar sus altas funciones y el sentido de sus vidas.

Luis Jorge Sily

Barrio Smata I - Casa 4, sector A
San Miguel de Tucumán

ACCESO A LA INFORMACIÓN PÚBLICA

En el reciente acto eleccionario (9/6), fue reelecta la fórmula Manzur-Jaldo. Recuerdo que, en su momento, los nombrados prometieron que Tucumán iba a contar con su propia ley de Acceso a la Información Pública. Aprovecho este espacio para opinar sobre el tema. La transparencia y el derecho de acceder a la información pública son los cimientos constitutivos de un sistema de gobierno Democrático-Republicano. El acceso a la información hoy es reconocido como un derecho humano. Estos derechos son bienes básicos y esenciales que incluyen a toda persona, por el solo hecho de su condición humana. Son los que necesitamos para vivir dignamente, por ejemplo: alimentación, salud, educación, medio ambiente sano, etcétera. Estos derechos tienen, entre otros, carácter histórico, universal, indivisible e interdependientes. Una democracia con aspiraciones de crecimiento y desarrollo sustentable, implica el reconocimiento y las garantías para el ejercicio pleno de los derechos humanos. El acceso a la información pública es uno de ellos y este carácter ya no se discute desde que la Corte Interamericana de Derechos Humanos, en el caso “Claude Reyes vs. Chile”, el 19/9/2006, lo reconoció como derecho humano, como parte del derecho a la libertad de pensamiento y de expresión. En el mismo fallo se reafirmó la obligación que tiene el Estado de suministrarla. Nuestra provincia parece ser que no pertenece a una república democrática, ya que este derecho se nos niega sistemáticamente y de modo deliberado, usando argumentos pueriles e insostenibles. Cada día que pasa nos parecemos más a súbditos y siervos de un régimen absolutista monárquico, más que de ciudadanos. Y lo más grave: los organismos e instituciones públicas con competencia en la defensa de los derechos humanos y del pueblo que funcionan y operan en Tucumán, permanecen sordos, ciegos y mudos ante esta situación. Espero que, en su segundo período de gobierno, los señores Manzur y Jaldo cumplan con lo prometido y Tucumán tenga su ley de Acceso a la Información Pública y de Transparencia Institucional.

Juan Francisco Segura

[email protected]

POPULISMO VS. REPÚBLICA

Hace un tiempo se publicó una carta donde se decía que los “no kirchneristas” no deben tener miedo a que si ellos vuelven (los kirchneristas) continuará el camino a “ser Venezuela”, y no deben asustarse por ellos los primeros como tampoco afligirse por la posible venganza y el ajuste de cuentas prometido por el kirchnerismo duro, “porque nosotros nos hemos vuelto honestos, buenos, republicanos, acuerdistas, etcétera.” Argentina nunca será como Venezuela, ni como Chile, Bolivia, Perú, Paraguay, Uruguay o Brasil; cada uno con sus problemas específicos: económicos, raciales, dictaduras, etcétera; porque estos países tienen algo en común: no les ha entrado el virus del populismo. A la Argentina, en cambio, sí le ha llegado: en 1946. Y se ha quedado infestando a gran parte de la sociedad, aquélla que piensa y actúa considerando que es ético y normal el cortoplacismo, el facilismo, la dádiva, el derecho primero que las obligaciones, que la contracción al trabajo, la competitividad y la prelación de los mejores son mala palabra, la deificación de/la líder salvador/a, etcétera. Así, la Argentina hoy es el país del continuado vaivén entre cleptocracias e ineptocracias por el relajo, la decadencia generalizada en cuanto a valores y proyectos (excepto en las ciencias, las artes en sus varias disciplinas y los deportes amateurs). En 14 provincias, principalmente las de los extremos Norte y Sur, el pensamiento y las prácticas cuasi feudales, donde el nepotismo, el amiguismo y la empleomanía están a la orden del día, al mezclarse con el populismo central, hacen un combo letal que va en favor de la anti-república. Respecto al cada vez más grave deterioro de la dirigencia política, les recomiendo leer con atención las cartas de Juan Francisco Segura del 1/6, y las de Rodolfo Dagum, Hugo César Navarro y Luis Alberto Marcaida, las tres del 6/6. El populismo disoluto, inserto en las conductas de una amplia mayoría de las dirigencias y de la gente en general, comenzará a ser un mal recuerdo cuando un gobierno fuerte en consensos básicos y habiendo escuchado a personas que “saben”, dedique con convicción y con políticas de Estado, los mayores esfuerzos económicos y toda la vocación posible a la educación, los avances tecnológicos, las ciencias, la inventiva y la creatividad.

Mario Alberto Ricci

[email protected]

FILOSOFÍA POPULAR

La filosofía que encierran los refranes populares es clara, contundente y veraz. De ellos el que no tiene desperdicio es el que sentencia: “el que por su culpa muere, que nadie le llore”. El panorama electoral del pasado 9 de junio nos da una respuesta sin atenuantes: la gran mayoría de los tucumanos eligió nuevamente a personas que, sin rubor, usufructúan los nombres de Perón y Evita aprovechando su ignorancia y/o abulia; o lo que es peor, teniendo conciencia de su complicidad. Cayeron 12 puentes y no les importó; vieron morir a sus seres queridos por la droga y la violencia y aceptaron mansamente ese destino; se conformaron con los 180 días de clases, sin considerar la pérdida absoluta de educación e instrucción; ven la falta de obras que originan inundaciones que les arrasa bienes y vidas, y no les afectó; ven ultrajadas su libertad y dignidad y no reaccionan, porque tal vez no entienden su significado; ven mancillados sus derechos, pero apoyan un tribunal de justicia que es indolente a la imparcialidad y equidad; ven un sistema de salud colapsado, pero no los conmueve la enfermedad de sus hijos; pagan el transporte público más caro del país, pero no se inmutan. Desde el 10 de junio (lunes pasado) todo volvió a la “normalidad”: la mayoría de los reelectos seguirán con su desinterés por la “cosa pública”; y los que los votaron volverán a estirar la mano al puntero de turno, para que les alcance las migajas que por ahí pudieron sobrar. Fue su elección y la respeto, pero espero no escuchar queja alguna de esos electores cuando se inunden; cuando la droga haga estragos en su familia; cuando la inseguridad los tome de rehenes; cuando la desnutrición se lleve a sus hijos; cuando el trabajo les sea esquivo y los puentes sigan cayendo. Por otra parte, siempre aspiré que los seguidores del movimiento originado por Perón, en algún momento, se dieran un baño de republicanismo democrático descartando la grieta que supieron imponer. De tal manera que, juntos, todos los argentinos busquemos y logremos ese destino de grandeza al que aspiraran nuestros Padres de la Patria. La elección del senador Pichetto como candidato a vicepresidente del actual Presidente, es un recodo de esperanza en ese sentido. Los argentinos, en general, y los tucumanos, en particular, debiéramos tomar nota de este acontecimiento histórico que representa la bisagra institucional para recuperar la República Argentina y para lograr una verdadera democracia en Tucumán, con independencia entre los tres poderes del Estado, única garantía de revertir la situación a la que me referí al inicio de estas líneas.

Luis Vides Almonacid

[email protected]

FELIZ DÍA DEL PADRE

El próximo domingo celebramos el Día del Padre. Es una fecha muy especial para todos, ya que el padre es una figura muy importante en la vida de todo ser humano. Es quien pone límites, ofrece ejemplos para el crecimiento de los hijos y se preocupa por su manutención. En nuestra sociedad actual, muchos padres acompañan la tarea a la madre; son muy importantes los vínculos con los hijos. Muchos padres se separan de sus esposas o parejas, pero siguen siendo padres. Es un rol muy importante, y quienes ya no los tenemos con vida, siempre los tendremos presentes en lo más profundo del corazón. Deseo que todos los padres celebren, junto a sus hijos, y jamás se olviden de esta noble misión. ¡Felicidades para todos ellos!

Silvia Noemí Vera

-Manz. B, block 12, depto 1-B° Independencia
San Miguel de Tucumán

Comentarios