Elecciones provinciales: cómo será el cuarto oscuro el 9 de junio

Habrá decenas de boletas en las aulas de las escuelas habilitadas para elegir entre más de 18.000 candidatos para 347 cargos públicos.

27 May 2019 Por Martín Soto
1

Una marea de boletas inundará -una vez más- los más de 3.600 cuartos oscuros que se habilitarán en la provincia para las elecciones del 9 de junio. Ese “oleaje” de papel amenaza con marear y engullir a más de un millón de tucumanos que tendrán la responsabilidad de ir a las urnas para elegir cuáles de los 18.296 candidatos disponibles para estos comicios ocuparán los 347 cargos en juego: gobernador, vicegobernador, intendentes (19), legisladores (49), comisionados rurales (93) y concejales (184).

La Junta Electoral Provincial (JEP) autorizó un total de 1.958 boletas de listas y acoples, por lo que se espera un aluvión de rostros -algunos repetidos decenas de veces- y de nombres dentro de las aulas de las escuelas habilitadas para el acto cívico. Se dispuso también que las papeletas, de 24 centímetros de ancho y 19 de alto, puedan ser impresas tanto en papel de diario como en el de obra, siempre que cumplan con los requisitos exigidos respecto al gramaje de la hoja.

La JEP decidió una serie de consignas que las autoridades de mesa tendrán que hacer cumplir dentro del cuarto oscuro para tratar de enviarles un “salvavidas” a los más de 1,2 millón de electores. Entre esas disposiciones, a través de la resolución 43/2019 HJEP, se indicó que las mesas o pupitres deben ser ubicadas contra las paredes y en línea.

Las autoridades de la Junta Electoral, integrada por Daniel Posse (presidente de la Corte Suprema), Edmundo Jiménez (ministro Fiscal) y Washington Navarro Dávila (ministro de la Defensa), dispuso también que las boletas se ordenen de menor a mayor por el número de partido, frente o alianza, que estará visible en la parte superior de la papeleta.

En la misma resolución, además, se precisó: ”la agrupación política, frente o alianza que tuviere acoples será seguida por los partidos que se acoplan a él, también ordenados en forma ascendente respetando el número oportunamente asignado a cada partido”.

Para el caso de los frentes o partidos sin acoples, la boleta se ubicará en un pupitre individual separado de uno y otro lado por la distancia del ancho de un pupitre.

En cada inspección, las autoridades de mesa verificarán que no falten votos y que el ordenamiento inicial no haya sido modificado. “La inspección se realizará cuando la autoridad de mesa lo crea necesario o a pedido de los fiscales, pero en ningún caso se hará antes de que hayan votado por lo menos 25 ciudadanos entre cada verificación. Sólo la manifestación expresa de algún votante de que faltan boletas en el cuarto oscuro admitirá una inspección por fuera de las condiciones fijadas”, se explicó en un comunicado de la JEP.

Corte de boleta

Para estos comicios, además, se podrá cortar la boleta. Esta modalidad permite al elector optar, por ejemplo, por un gobernador de un partido, un intendente de otro, y legisladores y concejales de un espacio diferente. Para que el voto emitido no sea anulado, sin embargo, es importante hacer el corte de manera limpia en la línea de puntos de la papeleta.

Comentarios