Una Corte deteriorada: saldo del primer juicio de la ex Presidenta

El máximo tribunal del país precisó que empezará el enjuiciamiento de hechos de posible corrupción, pero la desconfianza quedó instalada.

17 May 2019

BUENOS AIRES.- Una marcha de repudio empezaba a tomar cuerpo. Un cacerolazo nocturno había comunicado la indignación de los vecinos de la Ciudad de Buenos Aires. Las redes sociales ardían. En ese clima de malestar, la Corte Suprema de Justicia de la Nación se vio obligada a aclarar que no pretendía suspender el inicio del primer juicio oral de la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner. Un parte de prensa defectuoso intentó disipar las críticas y descomprimir el ambiente, pero parece insuficiente para revertir la desconfianza de la sociedad en la independencia judicial.

El máximo tribunal del país precisó que el martes 21 de mayo comenzará el juzgamiento de la causa “Vialidad”, que involucra a la senadora Fernández de Kirchner; al ex ministro Julio De Vido; al ex secretario de Obras Públicas, José López; al ex funcionario Carlos Kirchner (primo del ex mandatario Néstor Kirchner), y al empresario patagónico Lázaro Báez, entre otros acusados. Todos ellos han de responder por las irregularidades detectadas en la adjudicación y ejecución de obras viales en Santa Cruz, provincia de los Kirchner, por alrededor de $ 46.000 millones. El juicio ha de ser celebrado por el Tribunal Oral en lo Criminal Federal N°2 porteño que integran los magistrados Jorge Gorini, Rodrigo Giménez Uriburu y Andrés Basso, con Adriana Pallioti como vocal suplente.

Los planes del juicio que se desarrollará durante toda la campaña y las elecciones chocaron el martes contra la decisión de analizar el expediente adoptada por cuatro de los cinco ministros de la Corte: Ricardo Lorenzetti, Juan Carlos Maqueda, Horacio Rosatti y Elena Highton. El pedido de la causa para definir planteos de las defensas disparó enseguida la especulación de que la audiencia sería suspendida. El entorno y los seguidores de la ex jefa de Estado festejaron el avance imprevisto de la Corte como una reivindicación para los ataques judiciales contra su líder, mientras que el resto del arco político y diferentes voces de la sociedad civil alertaron sobre la posible existencia de un pacto de impunidad.

Los estados de ánimo se invirtieron ayer. El kirchnerismo acusó al Gobierno de presionar al Poder Judicial para llevar adelante el proceso sin las garantías debidas a los acusados mientras que la administración de Cambiemos adjudicó la marcha atrás de la Corte a la reacción social y a la percepción de que el movimiento resultaba difícil de explicar a la luz de los propios antecedentes del estrado.

El juicio arrancará en medio de una convulsión política e institucional inusitada. Cualquiera sea su resultado, pasará a la historia por haber desdibujado la imagen del máximo tribunal argentino, órgano llamado a ser el último bastión para la seguridad jurídica y la república.

Posibles derivaciones

El máximo tribunal se expedirá en forma inminente sobre las quejas

BUENOS AIRES.- Si bien la Corte Suprema de Justicia de la Nación afirmó ayer que el pedido de la causa “Vialidad” no suspendía el juicio oral en trámite y se comprometió a devolver el caso en “tiempo oportuno” al Tribunal Oral en lo Criminal Federal N°2, la recepción total o parcial de los recursos presentados por la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner (foto) y los otros acusados podría impactar en el proceso. Sucede que los ministros deben pronunciarse sobre pruebas rechazadas por la Justicia cuya producción exigiría meses, como la petición de la ex jefa de Estado para practicar una auditoría integral sobre obras públicas viales. La Corte resolvería los recursos en forma inminente: ayer se especulaba conque el juicio comenzaría y, a los pocos días, sería parado para dar lugar a la elaboración de las peritaciones peticionadas.

Parte con comentarios

Rosenkrantz quedó otra vez al margen

BUENOS AIRES.- El primer comunicado de prensa que publicó ayer la Corte Suprema de Justicia de la Nación para ratificar el inicio del juicio oral de la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner incluyó una serie de comentarios entre paréntesis. En el primer documento emitido por el Centro de Información Judicial (cij.gob.ar) constaban expresiones como “ojo con esto”; “chequear fecha” y “se reitera esta medida”. Luego, el servicio quitó los mensajes al margen, pero la publicación original alcanzó a ser capturada y las redes sociales la viralizaron. Si bien el texto indica que el pedido de la causa “Vialidad” no lleva la firma de los ministros, sino solo del secretario, trascendió que únicamente el presidente Carlos Rosenkrantz (foto) se había opuesto a la decisión, como ocurrió en las últimas resoluciones sensibles. El titular de la Corte sostuvo que no correspondía admitir los planteos de las defensas puesto que el proceso carece de sentencia.

“Quieren la foto"

El defensor de la ex mandataria dijo que buscaban el "debido proceso"

BUENOS AIRES.- Carlos Beraldi (foto), abogado de la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner, afirmó que la intervención de la Corte Suprema de Justicia de la Nación en la causa “Vialidad” buscaba la preservación del “debido proceso”.

“Quieren la foto de Cristina para usarla en las elecciones y la Justicia no se debe prestar a eso. Lo que la Corte quiere no es impunidad, sino debido proceso”, definió Beraldi ayer en diálogos con las radios La Red y Mitre. “La Corte hizo lugar a un pedido que hice para que se investigue como corresponde. Desde que se inició esta causa por una presentación del Poder Ejecutivo, todo se ha desarrollado fuera de la ley. (El ex ministro de Energía, Javier) Iguacel hizo la denuncia sobre irregularidades de la obra pública en Santa Cruz con un informe que negaba sus afirmaciones”, cuestionó Beraldi.

Reacción institucional

Magistrados responden a Fernández

BUENOS AIRES.- La Asociación de Magistrados y Funcionarios de la Justicia Nacional rechazó las manifestaciones de Alberto Fernández (foto), ex jefe de Gabinete kirchnerista. “En tono descalificante y en forma amenazante aseguró que próximamente varios magistrados federales de diferentes instancias serían puestos en la obligación de explicar sus resoluciones jurisdiccionales. Ese tipo de expresiones resultan impropias dentro de un Estado de derecho y afectan la independencia judicial”, expresaron el presidente Marcelo Gallo Tagle; los vicepresidentes María Paula Asaro, José Atilio Álvarez y Ezequiel Pérez Nami, y el secretario general Enrique Comellas. Fernández había dicho el miércoles que los jueces federales Claudio Bonadio, Julián Ercolini, Gustavo Hornos, Martín Irurzun y Juan Carlos Gemignani iban a tener que responder en el futuro por “las barrabasadas que hicieron para quedar bien” con el Gobierno de Mauricio Macri.

El análisis de Garavano

“La gente está muy sensibilizada”

BUENOS AIRES.- El Gobierno elogió que la Corte Suprema de Justicia de la Nación haya precisado que no estaba en riesgo el comienzo del juicio de la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner. “Es bueno que el Poder Judicial pueda dialogar con la población y aclarar los puntos que generaron una masiva protesta”, expresó Germán Garavano (foto), ministro de Justicia y de Derechos Humanos de la Nación. Garavano añadió: “la reacción de quienes salieron a batir cacerolas demostró que la gente está muy sensibilizada debido al esfuerzo que realiza la sociedad en materia económica haciéndose cargo de años de despilfarro y de corrupción que se llevaron estos fondos que faltan en el país. Así como en su momento hubo una sensibilidad muy grande por el 2x1 por los temas de lesa humanidad, también hoy la hay por los temas de corrupción y la sensación de impunidad”.

“Es muy triste”

Según el juez Gemignani, las revancas no contribuyen a la paz social

BUENOS AIRES.- El presidente de la Cámara Federal de Casación Penal, Juan Carlos Gemignani, dijo que las declaraciones del ex jefe de Gabinete kirchnerista, Alberto Fernández, son gravísimas desde el punto de vista institucional. “Es muy triste. Vivo sus manifestaciones con tristeza, pero no con miedo”, expresó el camarista ayer en una entrevista con Radio Nacional. Fernández había augurado que ese juez y otros colegas iban a tener que rendir cuentas por sus fallos en contra de Cristina Fernández de Kirchner. Gemignani consideró que los jueces siempre están “expuestos a presiones”. Y añadió: “(las revanchas de este tipo) no son buenas, no contribuyen a la paz y generan descontento”. El 22 de mayo Gemignani deberá presentarse ante el Consejo de la Magistratura de la Nación por una denuncia sobre supuesto abuso de poder y maltrato laboral. (Télam)

Comentarios