De lo global a lo cotidiano, el cambio que nos involucra a todos

El IV Foro Climactivo reunió a comunicadores y especialistas en torno a la misma problemática: cómo comunicar el cambio climático.

14 May 2019
3

FORO CLIMÁTICO. En Tucumán

Los meteorólogos Jorge Cruz de Tucumán, Mauricio Saldivar y Sergio Jalfin de Buenos Aires, expusieron sobre Comunicación y Cambio Climático en el encuentro internacional que se desarrolla en nuestra provincia.

El cambio climático es una realidad; es uno de los eventos que más consenso y respaldo logró de parte de la comunidad científica mundial. Esto involucra a los profesionales de la comunicación a tomar ciertamente una postura al momento de comunicarlo, pero la problemática que se plantea frecuentemente es cómo hacerlo. 

“Es un problema que existe, lo sabemos, que es global y por eso pensamos que en lo cotidiano no nos afecta tanto, porque  nos preocupa lo más urgente, pero si tomamos conciencia que esto nos involucra a cada uno desde el lugar en el que estamos, podemos aportar para contribuir con las generaciones futuras para que no sufran problemas ambientales y meteorológicos, que ya estamos viviendo, más severos”, destacó Jalfin.

"Al momento de comunicar sobre el cambio climático, uno de los errores más comunes en el que se incurre es en ponerlo en dudas", añadió Saldivar, cuando se trata de uno de los temas que más apoyo científico mundial ha recibido en la historia de la humanidad, como también el hecho que la temperatura ha aumentado mucho más en 100 años que en lo que solía hacer en cinco mil. “El consenso científico también nos dice que si no nos detenemos en 2°C más nuestro futuro puede ser muy diferente”, aseveró.

El "IV Foro Climactivo" debe servir entonces como puntapié inicial para promover una verdadera toma de conciencia sobre la problemática y también sobre cómo podemos contribuir en un verdadero cambio, generando, en medio de un escenario que puede plantearse como negativo, nuevas oportunidades para crear hábitos que si bien pueden parecer pequeños, contribuyen a mejorar nuestra calidad de vida si se potencia en un esfuerzo colectivo para ayudar a nuestro medio ambiente.

“El reciclado, no arrojar basura en la calle, las colillas del cigarrillo, son pequeñas actitudes que mejoran nuestra calidad de vida reduciendo la contaminación ambiental. Estas acciones deben estar respaldadas por políticas públicas, que dependen ya de quienes nos gobiernan. Tiene que haber un feedback, una retroalimentación entre uno y otro, decisión política por un lado y la voluntad también del pueblo”, añadió Jalfin.

Cuando se piensa en cambio climático no se vincula la problemática con situaciones locales. Entonces muchas veces se suele preguntar cómo nos afecta, y lo hace, como por ejemplo la corriente del Niño provoca un calentamiento en las aguas ecuatoriales, esto genera alteraciones atmosféricas a nivel mundial pero que inciden localmente y evidencia de ello es el aumento de precipitaciones registradas en el noroeste argentino, con inundaciones en Santiago del Estero, Chaco e incluso Tucumán.

Entonces al hablar de cambio climático también se incluye cómo gestionar los riesgos. “El cambio climático es un problema de salud principalmente, por varios temas, como por ejemplo la proliferación de vectores por el aumento de las temperaturas”, remarcó Saldivar.

Los cambios epidemiológicos que se vienen sucediendo, las olas de calor que aquejan a varias ciudades del mundo, las sequías que afligen a otra parte del globo y que perjudica las cosechas afectando la seguridad alimentaria, son consecuente de esta situación, por eso es que se plantea la necesidad de un tratamiento holístico, es decir de una mirada global e integral, sobre la problemática. “No debemos asustarnos aún estamos a tiempo, lo importante es saber que podemos hacer cosas para garantizar un buen futuro para nuestros hijos y nietos”, alentó Saldivar.

Comentarios