11 razones para salir a correr

No hay nada más poderoso, nada más mágico, nada más milagroso. Esa es la razón más grande: correr provoca milagros en el cuerpo y en la mente. Aquí, los beneficios del running, aportados por los propios corredores; esas personas que sienten que han nacido para correr y que -coinciden- una vez que se empieza, no hay vuelta atrás.

20 Abr 2019 Por Soledad Nucci
1

1. Una forma de vida

“No describiría el running con alguna de esas frases románticas que surgen cuando nos preguntan por qué corremos. Diría -más bien- que no me imagino la vida sin correr... no sé cómo hacerlo. Tampoco sé en qué momento esto se transformó en una parte esencial de mi ser”. (Cecilia Merino)

2. Un desafío

“Correr es un modo de conectarme conmigo y con la naturaleza. Una forma de desafiar los límites, de descubrir que siempre se puede ir un poquito más allá y de sentirme viva. Nada, ¿no? No creo que esto pueda contagiarse, porque todos somos diferentes y disfrutamos de diferentes cosas”. (María Lapadula)

3. Una endorfina

“Empecé con muchos kilos, pero también con mucha determinación. Primero trotaba en la avenida Perón, después me enamoré de las sendas y, de correr un par de cuadras, terminé completando carreras como Yerba Buena - Tafí. Hoy no imagino la vida sin correr. Es una actividad endorfínica”. (Julieta del Río)

4. Una sanación

“Correr te salva, te cura y te da vida. Nada más, ni nada menos que eso. Es así de simple. Correr es -realmente- saludable. Cada vez que salgo a correr, me olvido del mundo... de los problemas... de absolutamente todo”. (Sergio Acuña)

5. Un somnífero

“Después de mi trote diario, me siento alegre. Sigo con mi rutina con otro temple. Además, cuando llega la noche duermo mejor. No hay posibilidad de que, si salí a correr, me atrape el insomnio”. (Catalina Medina)

6. Una pasión

“Tengo una gran pasión por el running y trato de contagiar al que me ve o me pregunta. Salgo a correr con cualquier clima, en todo horario y todo el año. Obviamente, mi indumentaria, mis entrenamientos y hasta mi alimentación se han vuelto más sofisticadas (mi única ‘ropa de marca’ es para correr)”. (Christian H. Cortés)

7. Un regalo

“Me gusta salir a correr porque siento que elimino todas las tensiones acumuladas. Es como si, por un rato, liberara mi mente de todas las preocupaciones. Así como otras mujeres van a la peluquería o a hacerse masajes, yo salgo a correr. Me dedico ese momento para mí”. (Carolina Cabanne)

8. Un encuentro

Correr es un cable a tierra. Es desconectarte de las obligaciones diarias. Es encontrarte con amigos y compartir con ellos. Es conocer gente y lograr desafíos personales. (Agustina Abalsa)

9. Un sentimiento

Correr te hace sentir vivo. Te hace sentir sano. Y te hace sentir todo eso que dicen las propagandas de ropas y calzados deportivos (de verdad, no exageran). (Claudia Fernández)

10. Una necesidad

“Correr no tiene ni días ni horarios. Para los corredores, se trata de una necesidad vital: tenemos que saciarla para sentirnos vivos. Y si no hay carreras para ganar, nos ganamos a nosotros mismos. Corremos solos o en compañía. Porque correr es lo más importante de nuestras vidas”. (Miguel Gianfrancisco)

11. Una terapia

“Aunque me pasé al bando de los crossfiteros (los que practican CrossFit), para mí salir a correr sigue siendo mi terapia. Elijo correr cada vez que estoy estresada o que me cuesta tomar alguna decisión. Siempre que me siento estancada, corro... me ayuda muchísimo”. (Sonia Carbonel)

Comentarios