Caruso y sus objetivos: seguir por las copas y darle lugar a los juveniles

03 Abr 2019
1

NO SE AGUANTÓ. Caruso no contuvo la bronca durante el partido del lunes contra Estudiantes y se descargó con el cuarto árbitro, Mariano González. foto de maría silvia granara

Por Marcelo Androetto.

¿Hasta cuándo, Ricardo? La pregunta no es un reproche, sino un interrogante que se comenzará a develar en las próximas horas, luego de la reunión que Ricardo Caruso Lombardi anunció que tendrá hoy con el presidente Roberto Sagra. El tema, claro, será la continuidad (o no) del entrenador luego del partido del viernes ante San Lorenzo en La Ciudadela, en la despedida de San Martín de la Superliga.

Continuidad que de todas formas será “provisoria”, ya que Caruso volvió a dejar claro el lunes en La Plata que su intención es dirigir al “Santo” no más allá de la Copa de la Liga y eventualmente en su partido de Copa Argentina frente a Argentinos, con fecha aún a definir.

“Irme de Buenos Aires es complicado para mí, en parte por un tema privado y en parte por un tema familiar”, señaló el técnico que recaló en Tucumán con el objetivo incumplido de esquivar el descenso. Tras el empate 1-1 con Estudiantes, y fuera de los micrófonos, Caruso afirmó tener ganas de seguir al frente del “Santo” al menos durante la primera fase de la Copa de la Superliga. Mientras se devela la incógnita, el técnico mantiene direccionada la proa hacia lo que considera es su principal misión una vez decretada la pérdida de la categoría: darle rodaje a jugadores de la “cantera”, buenos proyectos que podrían tener lugar en el “11” titular en la B Nacional.

“Si yo no sigo, les dejo una base, los dirigentes van a saber qué jugador puede andar y cuál no. Son muchos chicos que están apareciendo por el camino, que están para jugar. Algunos estaban perdidos, a veces por la falta de confianza…”, explicó Caruso.

“El equipo va mejorando, le estamos dando la fuerza que necesitaba, poniendo a muchos chicos del club, pero en muy poquito tiempo es difícil cambiar todo. Estoy moviendo el bolillero y sacando los chicos que puedo, cruzándolos con los más grandes”, agregó.

Ante la consulta de cómo había visto a los más jóvenes frente al “Pincha”, describió: “(Juan) Orellana anda bien, es rápido, tiene buen juego aéreo. (Tomás) Federico debutó como titular y me gustó. Tienen 20… 21 años, vos no podés estar esperando a si juegan o no en Primera. Yo con un golpe de vista me doy cuenta si están para eso. Tienen futuro, están muy bien y le están metiendo como locos”.

Frente a Estudiantes, ingresó como sustituto Gustavo Abregú, y en el banco estuvieron además Juan Jaime y Lucas González, todos ellos de 21 años. Esa valoración positiva de la “renovación” a la que pretende dar curso Caruso es ponderada positivamente también por los demás integrantes del plantel, algunos de los cuales tienen decidido emigrar; unos cuantos todavía no lo tienen en claro y otros pocos aseguran que desean permanecer la próxima temporada.

“Los más jóvenes se criaron en el fútbol de la liga, que no es competencia para lo que es el de AFA. Y bueno, se están adaptando para mostrarse y saber de qué se trata esto, seguramente van a tener sus posibilidades en la B Nacional”, declaró Matías García, uno de los pilares del grupo que se despedirá el viernes, contra San Lorenzo.

Alejandro Altuna, quien afirma que le gustaría quedarse porque “San Martín es un grande y va a volver a primera muy pronto”, señaló: “hay muchos chicos que tienen la posibilidad de mostrarse y eso es bueno para el club también, para sentar las bases para lo que viene... Estos partidos nos sirven; a pesar de que se nos termina el contrato, se viene un mercado de pases interesante y hay que estar preparados”, añadió el volante central.

Por su parte, Oliver Benítez todavía no conoce su futuro. “Vamos a tratar de que San Martín vuelva a estar donde pertenece”. Antes de que el porvenir se materialice, restan algunos desafíos por afrontar, empezando por el encuentro con el “Ciclón”, el último de la tabla. “No tengo a nadie, va a ser difícil”, adelantó Caruso en referencia a la “escasez” de jugadores con los que contará para el viernes, teniendo en cuenta de que no recuperaría a ninguno de los seis lesionados (sí volverá Lucas Acevedo, que cumplió con un partido de suspensión).

Igual, fiel a su estilo, advirtió de cara al partido ante el “Ciclón”: “Todos creen que estamos regalados porque nos fuimos al descenso, pero no es así”.

Comentarios