Robaron en un departamento de barrio Norte

Desconocidos sustrajeron varias cosas del living, mientras una joven dormía en la habitación.

17 Mar 2019
1

POR EL PORTÓN. Los desconocidos ingresaron sin problemas al edificio.

Pasadas las 17, Sabrina Pascual sintió que alguien abría la puerta de su departamento. Ese movimiento no le llamó la atención en ese momento porque pensaba que su hermano Facundo entraba a la casa. No había escuchado un golpe u otra acción violenta contra la abertura, en momentos en que estaba recostada en su habitación. “Seguí durmiendo y un rato después me levanté para ducharme. Cuando salí del baño, mi hermano ingresaba al departamento y me preguntó dónde estaba el televisor. Fui al living y me di cuenta que no había nada. Se habían llevado todo”, relató la chica.

Los jóvenes denunciaron que el miércoles último dos desconocidos ingresaron a plena tarde al edificio donde residen, en calle Corrientes al 800, en la capital. Los sospechosos llegaron hasta su departamento y sustrajeron un smart TV y una mochila cargada de elementos de estudio y trabajo, de dinero y documentos. También se alzaron con una Play Station 4, entre otros elementos que estaban en el living.

La vivienda de los hermanos Pascual se encuentra en el segundo piso (no hay más plantas). En el edificio no hay ascensor y se ingresa por una puerta de rejas. “Cerrar con llaves, por favor. Gracias”, se aconseja a través de un cartel que está pegado en el portón.

“Siempre llego a las 18 después de trabajar. De ahí, me voy a la Facultad. El día del hecho decidí ir directamente a la Universidad. No pase por aquí”, destacó el joven.

En medio de la desesperación, los hermanos salieron a la calle esa tarde y preguntaron a varias personas “si habían visto a alguien salir con un televisor”. “Consultamos al ‘trapito’ de la cuadra y nos dijo que no había visto nada. El portero del edificio de al lado nos contó luego que había visto, alrededor de las 17, a un tipo cruzar la calle con un televisor bajo el brazo”,

Con el dato del horario, las víctimas solicitaron las filmaciones de las cámaras de seguridad del local que funciona a la par del portón. “En el primer video, logramos observar a la hora del robo el ingreso de un hombre con un manojo de llaves”, contó la chica. “A los siete minutos, salió la misma persona con otro tipo cargando con todas las cosas. Se vio a uno de ellos dejar el televisor en el piso para acomodar una mochila en su espalda. Luego se retiraron”, relató.

Los hermanos realizaron ese día la denuncia en la seccional 1ª. “Policías en bicicletas del 911 llegaron cerca de las 20.30. A las 21 arribó el personal de la Primera, que subió y observó el estado del departamento”, contaron.

Comentarios