Yo te recomiendo: tres libros para disfrutar

Melisa Romero. Estudiante de arquitectura y fotografía. Trabaja a través de una pasantía en la Casa Museo de la ciudad.

17 Mar 2019

1) Vanishing girls

Lauren Oliver

Edición de Lauren Oliver, 336 páginas)

Lo elijo porque...

Cuando la conocí estaba en inglés y pensé que era otra tonta novela para adolescentes con la cual mejorar un poco el idioma. Pero todo lo contrario: dos hermanas y nada es lo que parece. En la narración nunca vamos a verlas juntas, pero la autora logra que se arme una historia completa desde los dos puntos de vista y muestra cómo el amor puede más que una pelea.

Fragmento

“Hablamos por casi dos horas. O debería decir: él habló. Yo ni siquiera recuerdo la mitad de lo que dijo. Esa quemadura seguía distrayéndome, la pequeña marca en forma de media luna, como una sonrisa. Y yo seguía pensando en el golpe de dolor cuando el encendedor primero tocó mi piel, tan caliente que casi se sentía frío al principio. Es raro cómo puedes confundir dos sentimientos tan diferentes.

Frío y caliente. / Dolor y amor.

Pero supongo que ese es todo el punto, ¿no?

2) Carrie

Stephen King

Editorial De Bolsillo (256 páginas)

Lo elijo porque...

Cuando tenía 14 años, durante el verano, salió una colección de libros en un diario. Nunca había leído a Stephen King, pero mi mamá, gran lectora, me contó de este señor. El primero de King que ella había leído fue Carrie, historia de la venganza de una chica con poderes extraordinarios, también lo fue para mí, y considero que es uno de los mejores que leí de él.

Fragmento

“Los gritos, los ecos y el ruido subterráneo del chapoteo del agua de las duchas sobre las baldosas llenaban el vestuario. Las muchachas habían estado jugando al voleibol durante la primera hora, y había algo apremiante en su ligero sudor matutino. (...) Carrie se hallaba en medio de ellas, impasible, una rana entre los cisnes. Era una muchacha robusta, con granos en el cuello, espalda y nalgas. Su cabello mojado no parecía tener color alguno: se pegaba a su rostro con una obstinación empapada y abatida...”

3) All the bright places

Jennifer Niven
Editorial Penguin (336 páginas)

Lo elijo porque...
Después de que falleció mi mamá sólo leía libros tristes. ¡Tiempo de grandes descubrimientos! Como esta novela, en la que un chico que quiere sólo una cosa y una chica que quiere todo lo contrario. Cómo se hacen amigos y logran que todo lo demás funcione muestra este libro, que además me llevó a mi libro favorito de Virginia Woolf, así que tengo que agradecerle muchísimo.

Fragmento
De repente, gira la cabeza y señala al cielo. Al principio pienso que me señala a mí, pero es entonces cuando la veo, a la chica. Está a escasos metros de mí, en el lado opuesto de la torre, también ha superado la barandilla para encaramarse a la cornisa (...); el bajo de su falda se infla como un paracaídas.
Aunque estamos en Indiana y en enero, va descalza, sólo con medias, y veo que sujeta las botas en la mano y tiene la mirada fija en sus pies o en el suelo, es difícil adivinarlo. Está paralizada...”

Comentarios