Las dueñas del deporte

En el pasado, ellas abrieron el camino, y enseñaron que el deporte no distingue de géneros. Hoy, sus herederas continúan levantando aquellas banderas.

10 Mar 2019

La historia del deporte mundial muestra muchos ejemplos de mujeres que rompieron las barreras y se impusieron al “qué dirán”, al practicar disciplinas que se consideraban exclusivas de hombres. Estas “heroínas sin capa” se impusieron a los mandatos y enseñaron que el deporte no tiene género, y que ser mamá no implica la imposibilidad de competir en alto nivel.

En sus inicios, el tenis fue sinónimo de Charlotte Cooper, la primera en ganar un título olímpico en París 1900. Otra pionera fue Kathrine Switzer, que en 1967 corrió por primera vez de manera oficial la maratón de Boston.

Los ejemplos del ayer sirven para marcar el camino de las atletas de hoy y de mañana. Como modelos contemporáneos se puede nombrar a Ronda Rousey, campeona de peso gallo de UFC. O Marta, la 10 de Brasil que en la actualidad es la dueña del Balón de Oro entregado por FIFA.

Otras figuras a reconocer son las hermanas Venus y Serena Williams, que vienen jugando al más alto nivel en el tenis desde 2000.

La performance de las mujeres fue mejorando en cada edición de los Juegos Olímpicos. Mientras que en París 1900 sólo 22 de los 997 participantes eran mujeres, en Londres 2012 estas compitieron en todos los deportes por primera vez. En Río 2016 participaron 11.551 atletas, en 306 disciplinas y 28 deportes. En aquellos Juegos Olímpicos, por primera vez el porcentaje de hombres y mujeres fue casi el mismo; en la ciudad de la Garota de Ipanema, el 45% de las competidoras era mujer.

Las argentinas

De las 74 medallas olímpicas que acumula la Argentina en su historia, 13 fueron conquistadas por mujeres; es decir, un 17,6%. La nadadora francesa nacionalizada argentina Jeanette Campbell fue la primera atleta de nuestro país en participar y en ganar una medalla. Ocurrió en los Juegos Olímpicos de Berlín 1936: regresó a Buenos Aires con la presea de plata de los 100 metros colgada en su cuello. Una docena de años más tarde, en las JJ.OO. de Londres 1948, Noemí Simonetto también logró la medalla de plata, pero esta vez en salto en largo.

El tenis argentino también tuvo perfume de mujer en Seúl 1988. En tierras asiáticas, Gabriela Sabatini lograba la medalla plateada -meses antes había ganado el Abierto de los Estados Unidos-.

La regatista Serena Amato obtuvo una presea de bronce en Sidney 2000. En aquellos juegos, “Las Leonas” mostraron al mundo su garra, al conseguir su primera medalla de plata -en Atenas 2004 y en Beijing 2008 obtendrían sendos bronces; y en Londres 2012 volverían a lograr la de plata-.

En 2004 la natación volvió al podio, merced a Georgina Bardach, que obtuvo el bronce. En Atenas, el tenis también se pintó de ese color, con los saques de la pareja de Paola Suárez y Patricia Tarabini.

En Río 2016, Cecilia Carranza fue regatista “dorada” junto a Santiago Lange. En la ciudad carioca Paula “Peque” Pareto también se colgaría el oro -en Beijing 2008 se había quedado con el bronce-.

¿Una mancha? Ninguna mujer integró la delegación argentina que compitió en Roma 1960.

Las jóvenes

Desde 2010 el Comité Olímpico Internacional (COI) celebra los Juegos Olímpicos de la Juventud (JOJ). En la última edición, que se realizó en Buenos Aires el año pasado, las jóvenes promesas argentinas consiguieron 26 medallas, en diversas competencias -equipos mixtos, equipos femeninos o pruebas individuales-.

Se vistieron de “dorado” las “Leoncitas”, las chicas de beach handball, las dueñas del aro en básquet 3x3, la remera María Sol Ordás, la ciclista de BMX Agustina Roth -junto a su compañero Iñaki Iriartes Mazza-. Lucieron la medalla de plata en su cuello Agustina Giannasio (tiro de arco) y la nadadora Delfina Pignatiello -tras sobreponerse a la muerte de su abuela-. Y ocuparon el tercer escalón del podio la golfista Ela Anacona -junto a Mateo Fernández de Oliveira- y la boxeadora Victoria Saputo. Las mujeres deportistas pisaron fuerte ayer, y dejan su huella hoy. Esos antecedentes permiten afirmar que hay futuro.

Durante la semana que se despide se difundieron por redes sociales fotos de la delantera y medallista olímpica de Estados Unidos, Sydney Leroux Dwyer, que se presentó a la pretemporada de su equipo, Orlando Pride, con un embarazo de cinco meses y medio.

Su decisión generó comentarios de todo tipo, a tal punto que la jugadora, que ya es mamá de un nene de dos años, debió salir a hablar. “Sólo hago cosas sin contacto. Trabajo con pelota. No me pongo en situaciones en las que la pelota pueda rebotar o me pueda golpear. No corro con mucha intensidad y escucho a mi obstetra, que sabe más que las personas de Twitter que me dicen lo que debería hacer con mi cuerpo”, afirmó.

Leroux no es la primera deportista que entrena o que compite mientras transita un embarazo. En 2014 y en 2017 Alysia Montaño causó polémica porque corrió sendas carreras de 800 metros llanos embarazada. La tenista Serena Williams continuó entrenando; e incluso ganó el Abierto de Australia mientras llevaba en el vientre a su primera hija.

En la Argentina también se dieron algunos casos. Carla Rebecchi se había retirado de Las Leonas para ser mamá, y regresó a la competencia con su bebé de meses. Años antes, Belén Succi había tomado la misma decisión. Pero ambos casos suscitaron reacciones contrarias: mientras a Succi muchos la criticaron por su “año sabático”, Rebecchi fue apoyada.

Palabra autorizada

¿Resulta recomendable practicar actividad física durante el embarazo? “Durante los primeros meses la mujer se debe cuidar; pero eso no significa que deba suspender la actividad física. La futura mamá puede hacer natación, pilates, yoga u otras practicas que no sean de alto impacto”, explicó la profesora de educación física Verónica Francesena.

En lo que respecta, puntualmente, a las que compiten en alta competencia precisó: “normalmente, durante los nueve meses, a las deportistas les agarra una abstinencia de actividad; por eso continúan ejercitándose”.

A modo de ejemplo la profesional refirió al caso de Williams. Dijo que debido a que durante toda su vida había competido a un alto nivel resultaba comprensible que haya podido continuar con su juego. Y acerca de la delantera Leroux Dwyer opinó: “ella esta trabajando su condición física; su cuerpo venía con un experiencia previa y sus músculos piden continuar con su actividad”. A modo de cierre, Francesena señaló que resulta fundamental escuchar al propio cuerpo y al bebé.

La maternidad no les coartó su carrera deportiva

POLÉMICA. Leroux llegó a una pretemporada con un embarazo de 22 semanas.

Durante la semana que se despide se difundieron por redes sociales fotos de la delantera y medallista olímpica de Estados Unidos, Sydney Leroux Dwyer, que se presentó a la pretemporada de su equipo, Orlando Pride, con un embarazo de cinco meses y medio.
Su decisión generó comentarios de todo tipo, a tal punto que la jugadora, que ya es mamá de un nene de dos años, debió salir a hablar. “Sólo hago cosas sin contacto. Trabajo con pelota. No me pongo en situaciones en las que la pelota pueda rebotar o me pueda golpear. No corro con mucha intensidad y escucho a mi obstetra, que sabe más que las personas de Twitter que me dicen lo que debería hacer con mi cuerpo”, afirmó.
Leroux no es la primera deportista que entrena o que compite mientras transita un embarazo. En 2014 y en 2017 Alysia Montaño causó polémica porque corrió sendas carreras de 800 metros llanos embarazada. La tenista Serena Williams continuó entrenando; e incluso ganó el Abierto de Australia mientras llevaba en el vientre a su primera hija.
En la Argentina también se dieron algunos casos. Carla Rebecchi se había retirado de Las Leonas para ser mamá, y regresó a la competencia con su bebé de meses. Años antes, Belén Succi había tomado la misma decisión. Pero ambos casos suscitaron reacciones contrarias: mientras a Succi muchos la criticaron por su “año sabático”, Rebecchi fue apoyada.
Palabra autorizada
¿Resulta recomendable practicar actividad física durante el embarazo? “Durante los primeros meses la mujer se debe cuidar; pero eso no significa que deba suspender la actividad física. La futura mamá puede hacer natación, pilates, yoga u otras practicas que no sean de alto impacto”, explicó la profesora de educación física Verónica Francesena.
En lo que respecta, puntualmente, a las que compiten en alta competencia precisó: “normalmente, durante los nueve meses, a las deportistas les agarra una abstinencia de actividad; por eso continúan ejercitándose”.
A modo de ejemplo la profesional refirió al caso de Williams. Dijo que debido a que durante toda su vida había competido a un alto nivel resultaba comprensible que haya podido continuar con su juego. Y acerca de la delantera Leroux Dwyer opinó: “ella esta trabajando su condición física; su cuerpo venía con un experiencia previa y sus músculos piden continuar con su actividad”. A modo de cierre, Francesena señaló que resulta fundamental escuchar al propio cuerpo y al bebé.

Jeanette Campbell
Ganadora en Berlín 1936. Es la primera atleta argentina en lograr una medalla en natación. De ese modo, abrió el camino de este deporte para las futuras generaciones. Una calle de la Villa Olímpica de Buenos Aires 2018 lleva su nombre.

Mary Terán
Fue la primera en conquistar el tenis mundial. Conformó la primera institución para este deporte, en su versión femenina. A raíz de que era abiertamente peronista debió exiliarse en España en 1955. Desde 2000 se buscó reconocer su figura.

POLÉMICA. Leroux llegó a una pretemporada con un embarazo de 22 semanas.

Nora Vega
Patinadora argentina, oriunda de Mar del Plata, que representó al país en dos Juegos Olímpicos: Atlanta 1996 y Beijing 2008. Es considerada la mejor del país por sus campeonatos mundiales, panamericanos y sudamericanos.

Agustina Roth
Con 17 años obtuvo la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de la Juventud, en la disciplina BMX -prueba de estilo libre en equipo mixto-. En algunas competencias fue la única mujer. A su corta edad ya es una promesa del deporte nacional.

Delfina Pignatiello
Comenzó a nadar cuando tenía 12 años, y ya participó en tres mundiales. Con 16 años se adueñó del récord nacional en 800 metros libres. En los últimos Juegos Olímpicos de la Juventud logró la medalla de plata en 800 y 400 metros libres.

Comentarios