Largas filas y reclamos por los aumentos en los servicios públicos

Tucumanos relataron a LA GACETA que deben pagar en cuotas las boletas, debido a los últimos incrementos.

07 Mar 2019

Los aumentos en las tarifas de los servicios públicos comenzaron a jaquear a los tucumanos, muchos de los cuales expresaron esta mañana su disconformidad y manifestaron sus dificultades para pagar las boletas. 

MANIFESTACIÓN. Momentos antes de la reunión.

“Al haber quitado la Nación tarifa social, lo que estamos buscando es que acepten es un pago parcial de la factura. La gente tiene buenas intenciones, pagaría solo el consumo, no los impuestos y tasas que aparecen en la factura. Las firmas que estamos levantando son para presentar a la empresa (EDET) para que acepten un pago parcial y no le corten el servicio a la gente que no tiene para pagar", precisó José García, de Fodecus.

JOSÉ GARCÍA. El representante de los usuarios escuchando las quejas.

Norma Corbalán, secretaria de Fodecus -Federación de Organizaciones en Defensa de los Consumidores y Usuarios- explicó a LA GACETA cuáles son los reclamos más recurrentes. “La situación es muy caótica, todos los días recibimos los reclamos de la gente. Las personas que menos cobran son los más dañados. Lo que se pide es que se cobre en cuotas, pero eso tampoco es bueno porque cuando se termina de pagar se cobra un recargo punitorio por la financiación. No tiene ningún sentido. Le pedimos al Ente de control que atienda mejor a la gente que se encuentra muy molesta y preocupada porque no pueden pagar el monto y es un servicio que es necesario, que no lo deberían cortar”, amplió.

USUARIOS. Juntando firmas para presentar en la reunión por el aumento de las tarifas de luz.

Norma Beatriz Suarez es una de las usuarias afectadas: “cobro una pensión de $ 5.900 y la luz me vino este mes $ 6.500 y el mes pasado $ 5.500, ¿qué hago ahora? Tienen que darnos una solución, no voy a matar de hambre a mis hijos por pagar estas barbaridades. Desde el año pasado que vengo reclamando y nunca me respondieron nada. No vivo en una gran zona, llegando al barrio San Miguel como para decir que el gasto es enorme”.

Por su parte, Manuel García manifestó que el problema no es únicamente los “montos impagables” sino también la manera en la que se abona. “El sistema no ayuda, no nos reciben tarjetas, entonces no sólo tenés que pagar esa inmensa suma, a eso se le agrega sacar el efectivo y llevarlo a la empresa. Es la única manera que reciben el pago, no nos dijeron por qué”, detalló.

“Tengo boletas del año que  pasado que las voy pagando en cuotas. Ahora que termino con esas me vino una de $ 7.000. Dentro de cuatro días es el corte de luz y no podemos juntar la plata. Todos se tiran la pelotita y nadie me da una solución. El mes que viene será $ 8.000 y así sigue, sin contar el agua y el gas”, dijo Felicia Marta Díaz.

Afuera del edifico, sin entrar a la reunión, Helvecia Aidé Gómez espera una respuesta. “A mis 65 años, nunca esperé que nadie me dé nada. Cobro la jubilación mínima, hice aportes, y entre las boletas de luz, agua y gas no llego a fin de mes”, explicó.

“No somos tontos, ¿dónde está la plata que nos sacan? Porque todo sale de nuestros bolsillos, pero hay cortes de luz, bajas de tensión, calles rotas, cloacas inundadas, mal olor en todos lados, salís a la calle y te roban, vivís con miedo de que te saquen la casa. ¿Por qué tengo que decir ‘que bien que estamos’ cuando es una mentira?”, finalizó la mujer.

Comentarios