Maquillajes y peinados llenos de sutilezas

Tres estilistas y maquilladores señalaron qué sobresalió en las últimas alfombras rojas. El corte bob y los colores en armonía.

05 Mar 2019

Disfrutaron de las sutilezas. Eso fue lo que sintieron tres profesionales tucumanos cuando vieron los impecables estilismos de la alfombra roja de los Oscar hace una semana. Fuera de los típicos excentrismos, Charlize Theron, Lucy Boynton, Jennifer Hudson, Kiki Layne fueron perfectos ejemplos de looks en equilibrio, con maquillajes y peinados naturales, delicados, y vestidos de líneas puras. Pura armonía.

“Venía de ver mucho Instagram y fue un placer observar todo lo contrario en los Oscar”, opinó Sonia Carbonell, maquilladora tucumana que estudió en el Instituto Superior de Arte del Teatro Colón de Buenos Aires. Y lo opuesto se refiere a maquillajes súper delicados, nada cargados.

ADRIANA LIMA. Boca protagonista

“Si había bocas intensas, no competían con los ojos y viceversa. Las cejas fueron mi mayor descanso visual, porque venimos con la onda latina, de cejas muy definidas. Y no fue lo que se vio en los Oscar. Estaban marcadas, pero naturales. Dos ejemplos: Charlize Theron y Lucy Boynton son la prueba de que sus maquilladores estudiaron teoría del color y que aplicarla bien significa no fallar nunca”, dijo. Sobre la teoría del color, explicó que el complementario al color de ojos de la actriz australiana es el anaranjado que se aplicó en los labios. Eso fue una elección estudiada. “Además, el labial resaltó divinamente con el gris del vestido. Y los ojos súper suaves”, añadió.

CHARLIZE THERON. Con corte bob

En el caso de Lucy Boynton, actriz y actual pareja del ganador del Oscar Rami Malek, Carbonell sostuvo que la maquilladora respetó todo: “ella es una chica de tonos muy cálidos, desde la piel, hasta el pelo, los ojos... Tiene hasta rasgos cálidos, delicados. Si a esa chica le haces un smoke tiene que ir acompañado de todo un look diferente, que la va a volver más fría, más dura, va a romper totalmente su armonía, lo cual no está mal. Para los Oscar, prácticamente le hicieron un maquillaje monocromático pero en el tono complementario a su color de ojos”.

Jesús Gabriel, estilista tucumano, no tiene dudas de que en la red carpet fueron tendencia las líneas puras y el estilo retrovanguardista que tuvo como bandera el corte bob (bien corto) en color chocolate, como lo llevó Emilia Clarke (la reina de los dragones de Games of Thrones), Theron o la supermodelo Irina Shayk.

PERFECTA ARMONÍA. Jennifer Hudson, con labios y sombras en nude.

“El chocolate es una fusión de caoba y castaño, que seguramente será tendencia en nuestro otoño/invierno. El corte bob lleva la nuca descubierta, estiliza a cualquier mujer, porque marca el cuello, la clavícula y el mentón. En el caso de Charlize, el cabello sumó naturalidad y frescura, al mejor estilo años 60 que encajó perfectamente con el vestido. Fue una elección justa, perfecta y marca una tendencia”, sostuvo. Sobre lo que se viene en Tucumán, agregó que cree que continuará la influencia del pelo corto y ahora más oscuro, con nucas y frentes liberadas para estilizar el rostro.

Las Hollywood waves (ondas al estilo Hollywood), los recogidos simples pero muy elegantes, el bob tipo wet look raya al costado o raya al medio y los rodetes bajos fueron las tendencias que se vio en estos Oscar, dijo Agustina Mesón, estilista y maquilladora, una de las semifinalistas del Colour Trophy de L’Oréal Professionnel 2018 que se realizó en Brasil. En cuanto a los colores, detalló que prevalecieron los tonos cálidos más uniformes, marrones y rojizos, y que no se vieron desgastes o balagages. También rubios dorados -muy de Los Ángeles- y cálidos.

SIN ESTRIDENCIAS. Kiki Layne, de Versace, con un makeup muy delicado.

“Vi en general makeups muy tranquilos. Ninguno llamativo, sino maquillajes súper naturales, con pieles impecables, prolijas, hidratadas. Son mujeres que le dedican tiempo al cuidado de la piel que antes no pasaba. Se destierra de alguna manera el contouring y esas caras dibujadas, para pasar a un makeup totalmente luminoso y traslúcido. Esa tendencia es la que acompañó los vestidos de líneas simples, algunos con espaldas descubiertas, sexis, pero tapadas de alguna manera. En base eso, el maquillaje se suaviza”, describió la maquilladora tucumana.

Comentarios