“Ahora volvemos a votar en junio para traerles certidumbre a los tucumanos”

El mandatario justificó su decisión de anticipar los comicios en la complicada situación económica que se vive en el país. El gabinete político del Gobierno sostiene que se respetan “todos los plazos”.

23 Feb 2019 Por Álvaro José Aurane
2

UNA DECISIÓN DE DOS FIRMADA POR UNO. El gobernador refrendó el decreto 415/14 acompañado por el presidente de la Legislatura. comunicación pública

“Aunque se le llamen ‘comicios anticipados’, entiendo que no estamos adelantando nada. Los fallos de la Sala I de la Cámara en lo Contencioso Administrativo declararon nulas las normas de la Constitución de 2006 (el inciso 6° del artículo 43 y el artículo 100) por las cuales había que votar en agosto. Así que, técnicamente, entiendo que sólo estoy fijando la fecha de los comicios, porque no hay plazos a los cuales sujetarse”.

El gobernador Juan Manzur razonaba en estos términos ayer, en la sala contigua a su despacho, mientras dialogaba con el vicegobernador Osvaldo Jaldo. “Antes de venir estaba comentando exactamente lo mismo”, coincidía el presidente de la Legislatura, mientras a la mesa iban sumándose, progresivamente, el ministro de Gobierno y Justicia, Regino Amado; la secretaria de Gobierno, Carolina Vargas Aignasse; la fiscala de Estado, Eleonara Rodríguez Campos; y el fiscal de Estado adjunto, Federico Nazur.

“Hemos llegado a esta decisión en el contexto de un clima nacional muy adverso en el plano económico. Queremos llevarles claridad y tranqulidad a los tucumanos”, fue la primera definición del mandatario en el breve diálogo que mantuvo con LA GACETA, mientras esperaba que la secretaria general de la Gobernación, Silvia Pérez, llegara con el texto definitivo del decreto 415/14 que refrendaría minutos después, a las 9 en punto.

“Mayoría”

“Convóquese al electorado de la Provincia para que el día domingo 9 de junio de 2019 proceda a elegir gobernador y vicegobernador”, dispone el artículo 1. Los siete siguientes llaman a votar en la misma fecha a los 19 intendentes, los 49 legisladores, los 182 concejales y los 93 delegados comunales.

En los considerandos, el decreto se apoya centralmente en los fallos de la Sala I de la Cámara en lo Contencioso Administrativo que declararon nulos e inconstitucionales el inciso 6° del artículo 43 (el 28 de diciembre pasado) y el artículo 100 (este jueves). Ambas normas determinaban que las elecciones generales debían celebrarse en Tucumán dos meses antes de que caducaran los mandatos de las autoridades provinciales. Como el período de gobierno expira el 29 de octubre, la cita de los tucumanos con las urnas, inexorablemente, debía darse en agosto.

CONFERENCIA. El gobernador y el vicegobernador dan el anuncio a la prensa.

“En la tarde de ayer (en referencia al jueves) llegó la comunicación del fallo. Y hoy mismo hemos decidido hacer la convocatoria”, puntualizó Manzur.

“Hacemos esto en igual sentido que la mayoría de las provincias, sin distinción de signos políticos. Hay una tendencia nacional”, terció Jaldo.

Desde ayer, con Tucumán, son 13 los distritos que desdoblaron sus comicios locales respecto de los nacionales. El cuadro se completa con La Pampa, Neuquén, San Juan, Chubut, Río Negro, Entre Ríos, Santa Fe, San Luis, Córdoba, La Rioja, Misiones y Mendoza.

“Plazos”

“Si hicimos la convocatoria ya fue para darles plazos suficientes a todos los partidos políticos para que se organicen y para que haya una concurrencia plena a las urnas”, argumentó Amado.

Su planteo es que, de acuerdo con el inciso 5 del artículo 43, el Gobierno debe hacer público el llamado para votar con un mínimo de 60 días antes de la fecha que determine para la celebración de la votación. Eso, subrayó, le permitía al Ejecutivo poder realizar la convocatoria, inclusive, en abril.

“Pero también buscamos que la Junta Electoral Provincial disponga de todo el tiempo posible para organizar los comicios”, agregó.

Vargas Aignasse, la tercera en firmar la medida, prefirió un argumento pragmático. “La primera sentencia de la Sala I es del 28 de diciembre. En los hechos, era un preanuncio de que mover la fecha de los comicios provinciales era una posibilidad cierta”, definió.

“Estamos cumpliendo con todos los plazos”, dictaminaron verbalmente Rodríguez Campos y Nazur.

“Antes”

La palabra “plazos”, queda claro, fue la que más se preocuparon en emplear los miembros del gabinete político del Gobierno. Y los “plazos” ocuparon la última reflexión del mandatario en el antedespacho. “Antes votábamos en junio”, les manifestó a quienes lo acompañaban.

En efecto, unos recordaron que Julio Miranda fue electo gobernador el 6 de junio de 1999; y otros apuntaron que José Alperovich fue consagrado mandatario por primera vez el 29 de junio de 2003.

Justamente, la Constitución de 1990 establecía que la transición entre los comicios y la asunción de las autoridades electas era de 120 días. Ese lapso fue acortado a la mitad en la reforma de la Carta Magna de 2006 (Manzur presidió la Convención Constituyente), por lo que las siguientes votaciones provinciales (2007, 2011 y 2015) se celebraron en agosto.

“Ahora volvemos a votar en junio para traerles certidumbre a los tucumanos”, cerró el mandatario, a medio camino entre ratificar un pensamiento e impartir un mensaje a los funcionarios sentados a la mesa. Se puso de pie para ir a la conferencia de prensa en la que anunció oficialmente el decreto. Y pidió que lo remitieran cuanto antes a la Junta Electoral Provincial “para que elabore el cronograma”.

Comentarios