Cartas de lectores - LA GACETA Tucumán

Cartas de lectores

19 Feb 2019
1

Problemas en la Casa Histórica

Nos alarman los problemas edilicios y de funcionamiento del Museo de la Casa Histórica de la Independencia, que en estos días hemos visto expuestos en los medios. Consideramos que no es posible que la Casa, que es el Monumento Histórico Nacional más importante del país, pues en ella se declaró la Independencia nacional, se encuentre en una situación tan precaria desde los puntos de vista edilicio, de mantenimiento y de funcionamiento. La casona es, además, propiedad de la Nación, que la adquirió en la presidencia de Sarmiento. Durante muchos años Obras Públicas de la Nación, a través del Servicio Nacional de Arquitectura de Tucumán, se encargaba de su mantenimiento y conservación y de restauraciones importantes, por ejemplo, la de los techos que hicieron en dos etapas, en 1986 y 1993; instalación eléctrica, pintura del edificio completo con constante mantenimiento, la restauración de la carpintería, entre otros aspectos. La Casa brillaba. Eso ya no ocurre: hace décadas que este Servicio Nacional carece de presupuesto a este fin. La Casa se encuentra hoy con serios problemas, como lo han expresado personas de reconocida autoridad. La cuestión de los baños, por ejemplo, es una vergüenza. Buenos Aires, por los ministerios o secretarías que corresponda, debe costear la cuestión edilicia de la Casa de la Independencia Nacional. El cobro de entradas es otro tema. Todos los museos del mundo lo hacen. Aunque, lógicamente, escolares, niños y jubilados no pagan entrada. Sin embargo, se debe retomar el cobro de arancel como se hacía también años atrás, por cuenta especial, que hacia 1994 fue prohibida. Por lo que desde entonces se debió recurrir a asociaciones de amigos, a donaciones, para que la Casa Histórica funcionase gracias a la caridad pública, pudiendo y debiendo hacerlo por el cobro de entradas como corresponde. Es hora de que el Gobierno nacional se ocupe económicamente de este Museo y Monumento Histórico Nacional. Repetimos, el más importante de nuestra Patria. Queremos, además, apoyar a la recientemente designada, por concurso nacional, directora titular, doctora Cecilia Guerra Orozco, en esta cuestión edilicia y de fondos para el funcionamiento del histórico solar.

Teresa P. Prebisch
 

Elena Perilli de Colombres Garmendia
[email protected]

Dirección de Tránsito

Leo en LA GACETA (17/2) un informe de la Dirección de Tránsito donde se expresa que se rechazaron 675 solicitudes para conducir motocicletas y/o vehículos particulares, y que ello significaría la disminución de arrebatos que sufre la población. O los funcionarios municipales creen que todos los tucumanos nacimos el 28 de diciembre (Día de los Inocentes), o están desubicados de la realidad. ¿Realmente cree esa Dirección que por no poseer el carnet habilitante se terminará esta modalidad de arrebatar los bienes personales a jóvenes y ancianos? La mayoría de las motos que producen estos arrebatos son robadas. Ningún arrebatador va a producir un posible daño portando sus documentos. Precisamente es al revés. Las leyes nacionales de tránsito, a las cuales el municipio está adherido, se refieren exclusivamente al tránsito. Los arrebatos, los secuestros, los asaltos, las violaciones, la muerte, corre por cuenta de la autoridad policial y judicial. No se pueden ni se deben mezclar los tantos. Nos irá peor. ¿Nuestra Municipalidad quiere controlar estos hechos delictivos? Deberán crear la Policía Municipal, provistos de motos para detener a los delincuentes. Las leyes nacionales 24.449 y 26.663 se refieren, exclusivamente, a la seguridad vial y al tránsito por el territorio nacional. Se debe crear un Registro Nacional de Antecedentes del Tránsito, donde esa Dirección recabará informes para el otorgamiento de las licencias a quienes la soliciten. ¿No sería más efectivo que la Dirección de Tránsito acuerde con la policía provincial, y mediante un sistema informático, al igual que tienen para conocer las deudas por infracciones? Se obviaría el inconveniente de someter al ciudadano a tener que ir un día al Registro Civil y otro a Antecedentes policiales para lograr el bendito certificado de buena conducta. Horas y horas perdidas. Turnos que no se consiguen. Seamos más prácticos. Trabajemos a favor de la sociedad, que es quien les paga los salarios. O por lo menos exceptúen de este anacronismo a los mayores de 65 años. Por otra contrariedad, la Dirección de Tránsito otorga por un año la licencia a los que cruzamos esa edad. Todos los años debemos pegar la vuelta, como cantan los Pimpinela. La ley expresa otra cosa. Dice que se contemplará cada caso.

Hugo César Navarro

Avenida Francisco de Aguirre 1.582
, San Miguel de Tucumán

Las boletas de agua

De un día para otro, sin previo aviso y escondiendo las facturas sin envíos a domicilio para que usuario del servicio de agua y cloacas tenga que pagar en las oficinas de la SAT, donde le entregan un recibo donde no aclara si es bimestral o mensual el pago, y después, como el usuario sigue pagando bimestralmente. Cuando por fin le llegan las nuevas facturas mensuales se da cuenta que le están cobrando un servicio mensual, donde le aumentaron el 100% el importe. Allí, en esa nueva factura aclara que ya tiene una deuda, que en mi caso asciende a más de 
$ 2.000. El error, hecho a propósito por supuesto por la SAT, fue pasar de bimestral a mensual el mismo importe, o sea que se ha multiplicado por dos la cifra a cobrar, en lugar de dividir el importe que se venía pagando bimestral para que ahora sea mensual, y todo estaba resuelto porque así lo quería la SAT. El gobernador ha permitido esto; ¿alguien me puede decir si con medidas como esta la fórmula Manzur-Jaldo piensa ganar las elecciones? ¿O será que aumentando un 100% el servicio estamos pagándoles el suministro de agua a quienes no les llegan las facturas? Y si demando a la SAT, ¿ganaré el pleito? De todos modos, si no se soluciona el conflicto, ¿nos deberemos acostumbrar a pagar, si se puede, claro, las facturas del agua más caras que las de la luz y el gas?

Roberto Agüero

Martín Rodríguez 1.658
, San Miguel de Tucumán

Añoranzas

Con casi un cuarto de siglo en una empresa de salud (sin ser profesional), me permitiré un recuerdo. Cómo olvidar aquellos sabios consejos de quienes catalogué como mis padres de la vida: el doctor Hugo Tula, siempre con la palabra justa y qué inolvidables almuerzos; el doctor Pedro Nuova, un meticuloso del arte de la medicina y la política; ni hablar del apasionado de las letras como el galeno Armando Pérez de Nucci, quien se daba tiempo para volcar sus experiencias en el papel; recordar también al galeno López Avellaneda, un caballero a decir de sus pares; recordar aquellas mesas de café entre el irascible (cariñosamente) Lorand Sweigel y el doctor Hugo Amarillo, un Doctor con mayúsculas, quien jamás olvidó el delantal blanco y de quien sus colegas decían: “Si él lo dice es así, no hay discusión”. No olvidar el dúo entre el pausado Domingo Gallardo y el incansable Roberto Manson; párrafo aparte para Felipe “Felipillo” Palazzo, quien se sentía un compañero más, llegaba todas las mañanas con el bollito bajo el brazo para tomar unos mates y su frase preferida era: “Buen día, chiquitas, mis novias”, como cariñosamente llamaba a mis compañeras. Cómo no mencionar la elegancia de Patricia Manson y los bailes del eximio Alejandro Torres Paz; y a la doctora Sofía Amenábar, de quien sus pares decían: “qué bella mujer, qué estampa, pero no hay que hacerla enojar, si se enoja, mama mía”. Con estas palabras quise mencionar a quienes, en lo personal, dejaron una marca en la medicina, un legado muy alto que las generaciones por venir tendrán que cuidar. ¡Pucha, que me voy poniendo viejo!

Marcelo Maza

Constitución 1.600
, Tafí Viejo

Basura en Villa Cabildo

Como presidente del Centro Vecinal Villa Cabildo, quería aclarar que venimos trabajando con el tema de la basura, problema que nos aqueja desde hace mucho tiempo. Nosotros limpiamos, quemamos y reciclamos la basura, pero gente de otros lugares viene a tirar sus desechos; ya lo denunciamos a la policía, que nunca nos dio una solución. También realizamos un censo y detectamos casos de problemas respiratorios, caída de cabello, problemas de piel, etcétera.

Leonardo David Fernández

Mza “D”, lote 23, Villa Cabildo, 
San Miguel de Tucumán

Para publicar en "Cartas al director" escribir a [email protected]

 

Comentarios