El paro de colectivos lleva incertidumbre hacia marzo

Durante 42 horas se extendió la medida de fuerza llevada a cabo por la UTA. Los empresarios adelantaron que el próximo mes no podrán cumplir en tiempo y forma con el pago salarial.

14 Feb 2019 Por Martín Soto
1

SERVICIO NORMALIZADO. La actualización del precio del boleto de ómnibus urbano será el principal debate durante las próximas semanas. la gaceta / foto de inés quinteros orio

“No podremos el próximo mes cumplir en tiempo y forma con el pago de los haberes a vencer”. Esa advertencia dejaron asentada los dirigentes de la Asociación de Empresarios del Transporte Automotor de Tucumán (Aetat), en el acta que firmaron en la audiencia de ayer con los representantes de la Unión Tranviarios Automotor (UTA) para desactivar un paro que dejó a más de 300.000 usuarios sin colectivos durante 42 horas.

En el documento, rubricado ayer en la Secretaría de Trabajo, los transportistas se comprometieron a abonar hoy los $ 80 millones adeudados a unos 4.000 trabajadores en concepto del 50 % del salario adeudado de enero. Además, se comprometieron a no descontar los tres días de huelga realizados en menos de una semana. No obstante, insistieron con que esta no es una solución de fondo a la crisis del transporte público.

“El problema está más vivo que nunca”, alertó el vicepresidente de Aetat, Jorge Berreta, luego del acuerdo alcanzado con la UTA. Insistió también con una mesa conjunta con autoridades de la Provincia y de la Municipalidad de la capital, además de los trabajadores. “Tenemos que comenzar a conversar ya, luego de un análisis y de un sinceramiento de costos. Esto es un parche. ¿Qué alguien no sabe que aumentó dramáticamente todo en este país?”, insistió el vocero de los transportistas.

Berreta detalló que los fondos que permitieron sacar a los ómnibus de los galpones provienen de la Nación, pero que la Provincia participó para acortar los tiempos para que estuvieran a disposición. “Es un remanente de un subsidio nacional atrasado (unos $ 45 millones) que el Gobierno de la Provincia se encargó de acelerar los tiempos de acreditación”, precisó en rueda de prensa.

Conflicto en puerta

Los coches de las 14 líneas urbanas, las 56 interurbanas y las rurales comenzaron a verse en las calles después de las 18. El secretario general de la UTA, César González, ponderó que los trabajadores hayan aceptado levantar la medida de fuerza incluso antes de que el pago se hiciera efectivo. Además, advirtió que tomarán medidas directas contra las empresas que incumplan con el pago comprometido de hoy.

Ante un panorama frágil en el sector del transporte, las autoridades del sindicato solicitaron de manera explícita a los empresarios que “no sometan a la parte trabajadora a sufrir el pago de salarios en forma desdoblada”, según se asentó en el acta. “Los trabajadores tienen que cobrar el sueldo en tiempo y en forma, como lo establecen las normas legales y nuestro convenio colectivo de trabajo. Si no, tomaremos medidas de la misma manera que lo hicimos esta semana”, subrayó el dirigente.

Cruce por los fondos

El ministro de Gobierno y Justicia, Regino Amado, dijo que el Ejecutivo intervino en el conflicto priorizando la restitución del servicio y en beneficio de los trabajadores. “Hicimos un adelanto del subsidio que envía la Nación a las empresas. Eso se paga mensualmente y se canaliza mediante la Provincia, pero Nación no envía fondos desde el 2 de enero”, dijo el ministro.

Fuentes del Ministerio de Transporte de la Nación, sin embargo, refutaron al funcionario de Juan Manzur. “Tucuman no recibió fondos para el subsidio al transporte porque firmaron tarde el convenio para ser beneficiarios del Fondo Compensatorio, creado por la Ley de Presupuesto. Todas las provincias que firmaron en diciembre y recibieron en tiempo y forma los subsidios para enero y febrero. Tucumán, en cambio, lo hizo a principios de este mes y todavía no informó la cuenta a la cual hay que girar el dinero”, aseguraron las fuentes consultadas.

Walter Berarducci

“Estamos enfrascados en una confrontación y el vecino sigue sin una solución”

El secretario de Gobierno de la Municipalidad de la capital, Walter Berarducci, reclamó mayor mesura y responsabilidad entre quienes tienen una representatividad cuando se afronta un problema. “Debemos pensar que nuestras decisiones impactan directamente en el vecino, en el ciudadano o en el usuario. Muchas veces tenemos que postergar intereses sectoriales para buscar el bien común, que es lo que está pidiendo la ciudadanía entera”, opinó. En ese sentido, reconoció que muchas veces los ciudadanos son víctimas de intereses políticos opuestos. “Este es un problema producto de un déficit general que hay en la Provincia de falta de institucionalidad. Estamos enfrascados en una confrontación y el vecino sigue sin una solución”, consideró.

Gremio del Comercio

Un legislador cruzó a un dirigente por sus dichos durante La medida de fuerza

El secretario de SEOC, Roque Brito, manifestó que los empleados de comercio sufren presiones y amenazas por parte de los empleadores durante cada paro de transporte. A la vez, indicó que sólo el intendente Germán Alfaro tenía la potestad para desactivar la medida de fuerza de la UTA. El legislador Alfredo Toscano (PJS), en tanto, cuestionó al dirigente y lo acusó de pedir una suba del precio del boleto. “Habría que preguntarles a los empleados que representa si ellos están de acuerdo con gastar el doble para poder llegar a sus trabajos cada día. También resulta extraño que pida que el intendente de la capital aumente el boleto de toda la provincia. No sé si lo dice con ignorancia o picardía, porque es claro que quién debe aumentar el boleto interurbano es el gobernador”, expresó.

Hugo Cabral

“La crisis del transporte público es una oportunidad para reformular todo el sistema”

El precandidato a intendente, Hugo Cabral, sugirió reformular el sistema de transporte y afirmó que el municipio necesita un plan integral. “Hay que lograr una movilidad sustentable, accesible y eficiente. Aquí no sólo contemplamos el colectivo, sino también otras formas de movilidad: bici, motocicleta, peatonal o silla de ruedas. El derecho a la movilidad es clave para ejercer el derecho a la ciudad”, señaló. Además, consideró que el transporte público se encuentra ante cierto riesgo de un progresivo deterioro por la quita de subsidios del Gobierno de la Nación a las provincias. “El Gobierno provincial se hizo cargo de compensar la mayor parte del subsidio y en el municipio el debate parece limitarse entre cargar a los usuarios los costos del ajuste o afectar el servicio”, cuestionó.

Esta nota fue anteriormente contenido premium, sólo accesible por usuarios registrados.

comentarios