Piden un bono, mejoras en los planes y una Ley de Emergencia

Estatales, desocupados y cooperativistas reclaman más ayuda social.

14 Feb 2019
1

PLAZA INDEPENDENCIA. La movilización se mantuvo hasta pasadas las 14. la gaceta /foto de antonio ferroni

Bombos, pirotecnia, cartulinas y banderas negras, rojas y blancas. También alguna wiphala y los rostros de Maximiliano Kosteki y Darío Santillán. Al amparo de ese marco, sindicatos y organizaciones sociales marcharon a la plaza Independencia para exigir un bono de $ 5.000, mejoras en los planes sociales y una Ley Provincial de Emergencia Social. La manifestación se replicó en todo el país y formó parte de la jornada nacional “Por paz, pan y trabajo, contra el hambre y los tarifazos”.

Ana Ruiz, vocera del Frente Organizaciones en Lucha, se quejó porque el sueldo de los trabajadores de las cooperativas no cubre la canasta básica: “ya son cada vez más los miles de millones (sic) de personas y compañeros que están librados a la pobreza. Estamos cobrando unos miserables $ 6.000 por nuestro trabajo en costura, construcción y cuidado de espacios públicos”. Según el Instituto Nacional de Estadística y Censos, la canasta básica total para una familia tipo trepó en enero a $ 25.493.

Por su parte, Gustavo Correa, secretario general de la Asociación de Trabajadores del Estado, criticó la política educativa de Juan Manzur: “lo que se va a pagar por ayuda escolar es vergonzoso: $ 585. Con eso no se hace nada para mandar a los chicos a la escuela. Se preocupan mucho por decir que hay 180 días de clases, pero no vamos a tener alumnos que vayan a las clases porque los padres no están en condiciones de mandar a sus hijos a la escuela”. Además, Correa denunció que el Gobierno provincial nombra empleados públicos de forma discrecional y pidió que les den posibilidades laborales a los desocupados.

En tanto, el secretario general del Sindicato Municipal de Aguilares, Salvador Ruiz, le transmitió al Gobierno provincial la exigencia de un bono de $ 5.000 para los trabajadores estatales y el pedido de 6.000 puestos de trabajo en el Estado. Estas y otras peticiones ya habían sido presentadas el lunes en una carta al gobernador. “También pedimos una Ley de Emergencia Social en Tucumán, porque las necesidades son muy grandes y cada vez más gente se está quedando sin trabajo”, agregó.

Con un gesto de angustia, María de los Ángeles Bustos, manifestante del Frente Popular Darío Santillán, reveló que acaba de perder su plan social. “Me costó llegar por el paro de colectivos, pero vine porque necesito el plan de Argentina Trabaja para salir adelante con las cuentas -relató-. En la administración pública tienen la dicha de tomar mate, pero nosotros trabajamos. No somos Argentina Descansa, como dicen por ahí”. (Por Hernán Miranda)

Comentarios