París y Berlín firman un nuevo tratado - LA GACETA Tucumán

París y Berlín firman un nuevo tratado

El presidente francés, Emmanuel Macron, y la canciller alemana, Angela Merkel, ratifican la alianza contra los euroescépticos.

23 Ene 2019
1

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, y la canciller de Alemania, Angela Merkel, firmaron un nuevo tratado de cooperación e integración. En el Ayuntamiento de la ciudad alemana de Aquisgrán, los dos mandatarios suscribieron un acuerdo de marcado carácter simbólico para enfrentar al nacionalpopulismo y el euroescepticismo. “El mundo ha cambiado y necesitamos un nuevo tratado que consolide los fundamentos del (tratado) del Elíseo”, argumentó Merkel.

Entre 1870 y 1945 franceses y alemanes se habían masacrado entre sí en tres guerras consecutivas. El 22 de enero de 1963, casi 18 años después de la rendición de la Alemania nazi en la Segunda Guerra Mundial, Francia y Alemania occidental se reconciliaron en el palacio del Elíseo en París. Entonces el presidente francés Charles De Gaulle y el canciller alemán Konrad Adenauer rubricaron un acuerdo de amistad que estableció las bases de la integración franco-alemana y la Unión Europea (UE).

“Hoy la reconciliación es una evidencia y menospreciamos el poder de ese milagro histórico”, expresó Macron al recordar el tratado del Elíseo. El nuevo acuerdo de Aquisgrán complementa al de 1963 y pretende dar un nuevo impulso a las relaciones bilaterales. “Francia y Alemania deben asumir la responsabilidad de mostrar la vía de la ambición y de la soberanía reales”, sostuvo Macron.

La UE protagoniza el primer capítulo del tratado, que declara que los dos Estados profundizarán su cooperación en política europea. “Francia y Alemania defenderán una política exterior y de seguridad común eficaz y fuerte y reforzarán y profundizarán la unión económica y monetaria de Europa. Promoverán la convergencia económica, fiscal y social”, anticipa el texto.

Macron y Merkel impulsan así el europeísmo en un momento en que los nacionalpopulistas y los euroescépticos han asumido buena parte del protagonismo en la política del Viejo Continente. “En todos nuestros países, los populismos y los nacionalismos avanzan, mientras que el multilateralismo se enfrenta a una creciente presión”, constató Merkel. De esta manera, el caótico Brexit y la coalición abiertamente xenófoba que gobierna Italia aparecen en el fondo del tratado de Aquisgrán.

Críticas

En videos difundidos en las redes sociales, los líderes de la derecha francesa, Nicolas Dupont-Aignan y Marine Le Pen, acusaron a Macron de entregarle a Alemania el asiento francés del Consejo de Seguridad de la Organización de las Naciones Unidas (ONU). “Este tratado organiza la sumisión a Alemania de la política extranjera, diplomática y de defensa de Francia”, sentenció Dupont-Aignan. Le Pen, por su parte, sostuvo que Francia afronta “una injerencia alemana manifiesta que atenta contra la soberanía nacional francesa y contra la Constitución”. El acuerdo firmado ayer prevé la cooperación franco-alemana “en el seno de las representaciones permanentes ante Naciones Unidas y en particular entre los equipos del Consejo de Seguridad”.

En Alemania las críticas tomaron la dirección opuesta. El presidente del Bundestag (el parlamento alemán), Wolfgang Schäuble, notó el carácter poco sustancial del tratado. “Hace falta más ambición en política comunitaria”, opinó. El legislador Achim Post dio un pasó más. “Merkel ha dejado que las iniciativas para la UE de Macron caigan en saco roto”, se quejó. (Reuters-DPA).

Equipo de verano
Una “guardia” en el período extraordinario
“En enero, la mayoría de los legisladores y de funcionarios, así como la Administración Pública en general, tienen su período de descanso. Pero siempre hay en el Poder Legislativo hay una guardia permanente, con legisladores que estarán presentes para poder sesionar en caso de que la Provincia, por alguna necesidad o urgencia, así lo necesite. Lo que estamos haciendo en esta ocasión demuestra precisamente eso”, señaló el vicegobernador, Osvaldo Jaldo, en alusión a la citación al recinto durante el período extraordinario. El receso formal finalizará el 1 de marzo, con el discurso de apertura del gobernador Juan Manzur.

En el bloque peronista
Expectativa por el voto alperovichista
Ayer, tras la reunión de Labor Parlamentaria, se vio al vicegobernador Osvaldo Jaldo conversando con el jefe del bloque oficialista Tucumán Crece, Ramón Santiago Cano. Este espacio cuenta con 33 de las 49 bancas, además de tres aliados. A partir de la reciente ruptura entre la fórmula Juan Manzur-Osvaldo Jaldo y el senador José Alperovich, uno de los interrogantes de cara a la sesión del viernes es cómo votarán el pliego de Daniel Leiva para vocal de la Corte Suprema los legisladores que responden al ex mandatario: Marcelo Ditinis, Julio Silman y Silvia Rojkés. Los tres forman parte del bloque Tucumán Crece.

Por las redes
Urueña Russo cuestionó el “amiguismo”
La peronista Marieta Urueña Russo, suplente de los senadores por Tucumán José Alperovich y Beatriz Mirkin, se expresó a través de las redes sociales sobre la designación de Daniel Leiva como magistrado del máximo tribunal local. “Una vez más el Poder Ejecutivo provincial prefiere ‘el amiguismo’ antes de la idoneidad para cubrir un cargo fundamental, como es el de vocal de la Corte Provincial. Una oportunidad más que se pierde de apostar a la calidad institucional”, reflexionó la referente del Sindicato de Trabajadores Judiciales (Sitraju), adjuntando a su publicación una nota de LA GACETA.

Comentarios