Corte y confección

23 Ene 2019 Por Luis María Ruiz

Cada uno levanta de la mesa un dedal, aguja e hilo. Junto a los celulares, siempre encendidos, reposan las tijeras y el centímetro que heredaron de su antiguo maestro y que, a pesar de los años transcurridos, no han perdido un milímetro de filo ni de precisión. Es de madrugada y los demás duermen, pero ellos ya están ahí, midiendo y marcando. Dan tijeretazos, pliegan telas y cosen coyunturas, todo a un ritmo frenético y consciente. Podrían ir más lento. Entienden sin embargo que el tiempo es oro. Quieren terminar de zurcir su primera toga cuanto antes. ¿Tendrán ese honor en otra ocasión? Por las dudas, no desperdician un minuto.

Afuera, las calles están vacías. No pasan autos ni peatones. La luz de la luna ilumina el cartel sobre la fachada:

M & J

 Corte y confección

Cambio de traje

El abogado Daniel Leiva está por cambiar su traje de fiscal de Estado por el de vocal de la Corte. Este viernes, a propuesta del gobernador Juan Manzur y por impulso del vicegobernador Osvaldo Jaldo, la Legislatura le dará un lugar en el tribunal supremo de la Justicia de la Provincia. Hace ocho años que esto no sucede. En enero de 2011, en un verano que también tuvo calor preelectoral, el pliego del actual presidente Daniel Posse fue aprobado en cinco minutos. Por reglamento, estos nombramientos se lleva a cabo sin debate en el recinto, más allá de las actuaciones que realice la comisión de Peticiones y Acuerdos. Si en aquella sesión extraordinaria se tardó más de diez segundos fue porque la votación es de carácter nominal. Cada legislador tuvo que responder «positivo» o «negativo» ante la consulta del secretario. El sistema continúa vigente. Así, no es difícil imaginar que algo similar sucederá con el pliego de Leiva. Con la treintena de votos asegurados por el oficialismo más el frecuente apoyo de un sector de la oposición, es un hecho que el abogado de la Provincia reemplazará al vocal Antonio Gandur, fallecido hace 25 días.

“Defender a Tucumán”

Los legisladores Eudoro Aráoz y José Canelada, de la UCR-Cambiemos, criticaron el nivel académico de su colega de profesión, Leiva: el abogado registró 3,75 de promedio en la carrera de Derecho de la UNT, tal como consignó el domingo el columnista Federico van Mameren. La peronista Sandra Mendoza, también letrada y presidenta de Peticiones y Acuerdos, sostuvo que el puntaje obtenido por Leiva no es impedimento legal para que sea juez de la Corte Suprema de la Provincia, y que su capacidad profesional no tiene por qué estar reflejada en un promedio.

Al margen de la polémica, la decisión de Manzur y de Jaldo es un reconocimiento al desempeño del fiscal de Estado. Incluso, cuando el gobernador le explicó a LA GACETA la razón de su propuesta, recurrió a uno de sus eslóganes de gestión: «va a defender a Tucumán». Jaldo destacó la carrera de su abogado de confianza en la Administración Pública. Evitó contestar si luego de tantos años de trabajo juntos son amigos.

El costurero, cerca

El jefe del Ejecutivo y el presidente de la Legislatura tienen mandato asegurado hasta el 29 de octubre. Y mantendrán el costurero a mano. La mitad de la composición actual de la Corte está en edad de obtener la jubilación. Antonio Estofán, vocal desde 2007 por impulso de José Alperovich, está próximo a cumplir 70 años, e inició los trámites en mayo de 2018. También está en condiciones de hacerlo el vocal decano René Goane, de 79 años, quien integra ese Poder desde 1991, cuando fue propuesto por Ramón Ortega. Pese a las especulaciones, en los tribunales dan por hecho que los magistrados más experimentados seguirán, como mínimo, más allá de las próximas elecciones. El presidente Posse (61) y la vocal Claudia Sbdar (57), también togados desde la gestión alperovichista, no cuentan aún con los abriles necesarios para su retiro. Por lo pronto, a esta escena se sumará el primer traje con el diseño de Manzur y de Jaldo

Comentarios