La Municipalidad comenzó a ensanchar las veredas de calle Mendoza al 800

Tendrá las mismas características de Buenos Aires primera cuadra. Se cambiará el piso de la acera y se pondrán adoquines en la calzada.

29 Dic 2018
2

EN OBRA. Parte del proyecto de remodelación ya se inició en la vereda que abarca la esquina de Salta y Mendoza hasta la capilla Buen Pastor. la gaceta / fotos de analía jaramillo

(Por Augusto Arnone) Durante esta semana comenzaron las obras en la calle Mendoza al 800. El proyecto de la Municipalidad busca convertirla en una semipeatonal, como la de la Buenos Aires primera cuadra.

Se ensancharán las veredas 1,50 metro de cada lado. De este modo, se reducirán los siete metros de ancho de la zona vehicular a unos cuatro metros. Esto vendrá acompañado de diferentes cambios urbanísticos: piso nuevo para las veredas, adoquines para la calzada, farolas que aporten una iluminación moderna, bancos para tomar un respiro mientras se desarrollan las tareas cotidianas, y equipamiento urbano diverso.

También se incluirán dos dársenas para el ingreso de ambulancias y para el ascenso o descenso de pasajeros que se movilicen en taxis.

Según informó el subsecretario de Planificación Urbana de la Municipalidad, Luis Lobo Chaklián, la ampliación de las veredas busca dar mayor seguridad y comodidad a los peatones. Aseguró que son muchos los que terminan transitando por la calle antes que la vereda por lo reducidos de los espacios.

La obra será financiada en un 70% con fondos nacionales, a través de la Secretaría de Infraestructura Urbana y en un 30% con fondos municipales.

Las refacciones durarán hasta fines de marzo (tres meses en total). Por el momento sólo existe un vallado que abarca desde la vereda de la capilla del Buen Pastor hasta la esquina de Mendoza y Salta, por lo que autos y transeúntes pueden circular de manera normal. Se estima que, a principios de febrero, habrá un corte del tránsito vehicular durante una semana. “En este momento, estamos más tranquilos porque las actividades comerciales suelen detenerse un poco más en enero, febrero y una parte de marzo”, aseveró Lobo Chaklián. Respecto de qué opinan los dueños de los comercios, comentó que se convocó una reunión previa con todos ellos para informar acerca de la obra y su proceso. “La predisposición de los dueños ha sido muy buena. Esta propuesta que vamos a llevar a cabo va a cambiar completamente el paisaje urbano y la transitabilidad de la calle Mendoza. Todos queremos que se consolide con mayor fuerza el sector comercial”, concluyó Lobo Chaklián.

Opiniones

Bernardita Zárate, empleada de uno de los locales afirmó: “para mí y para la dueña la construcción de una semipeatonal es lo mejor. Actualmente hay mucho tránsito de personas por esta cuadra. Un proyecto de ese tipo nos ayudaría mucho, con una mayor cantidad de gente hay mayor posibilidad de clientes”.

Por su parte, Teresa de Rodríguez, feligresa de la capilla del Buen Pastor, comentó: “comúnmente los autos estacionan donde quieren o en doble fila, los vendedores ambulantes suelen dejar las veredas sucias. La capilla merece respeto y eso empieza desde los actos más simples. Si el proyecto de la semipeatonal se realiza debe ser algo que esté bien hecho y bien regulado, que pueda dar fin a esta situación”.

Víctor Salvatierra, empleado de otro de los locales de la cuadra, agregó: “la gente debe tener más comodidad para andar. Suele haber muchos robos en horario comercial, esto podría ser motivo para incluir más policías en la zona”.

Respecto de los objetivos que se persiguen con la obra, Chaklián comentó: “el objetivo de la gestión es revalorizar el casco histórico de la ciudad. En esta tarea, la zona del microcentro resulta fundamental. Se busca dar una mayor accesibilidad peatonal habilitando la calle Mendoza con características distintas: se van a ensanchar las veredas y se cambiará el paisaje urbano. Todo esto mejorará la relación con la calle Salta-Jujuy que es la que hoy concentra el tema del tránsito y transportes”.

El intendente capitalino, Germán Alfaro, ya había expresado, en agosto, su deseo de que se quitara más espacios a los vehículos particulares para devolvérselos a la gente esperando algún día todo el microcentro se convierta en peatonal.

Comentarios