Una docena de países denuncian a China por espionaje

Beijing niega las acusaciones de Estados Unidos y sus aliados europeos, que condenaron el hackeo de datos diplomáticos e industriales. Es el propio acusador quien cometió “robo cibernético”, según el Ministerio de Exteriores chino. Se trata del hackeo de más de 1.100 cables con secretos corporativos.

22 Dic 2018
1

reuters

BRUSELAS, Bélgica.- Miles de documentos diplomáticos de la Unión Europea (UE) con información sobre Estados Unidos, China o Rusia fueron hackeados durante un periodo de tres años, según información difundida por el diario “The New York Times”.

La versión fue confirmada con la denuncia que hicieron el jueves Estados Unidos y más de una docena de países aliados, a través de un comunicado conjunto de condena contra el ciberespionaje industrial de China, según consignó, a su vez, el diario “The Washington Post”.

La acusación apunta contra hackers chinos señalados por atacar a compañías en una docena de países en nombre de Beijing.

“Difamaciones”

Ayer, el Ministerio de Relaciones Exteriores de China informó que se opone resueltamente a las acusaciones “difamatorias” de Estados Unidos y sus aliados, e instó a Washington a retirar sus cargos.

Estados Unidos también debería retirar las acusaciones contra dos ciudadanos chinos, dijo el ministerio, y agregó que China nunca ha participado ni apoyado ningún robo de secretos comerciales y ha presentado “observaciones severas” a Washington.

“Instamos a la parte estadounidense a que corrija de inmediato sus acciones erróneas y cese sus acusaciones difamatorias relacionadas con la seguridad de Internet”, comunicó la oficina del canciller chino, y agregó que tomará las medidas necesarias para salvaguardar su propia seguridad cibernética e intereses tecnológicos, industriales y diplomáticos.

Durante mucho tiempo ha sido un “secreto a voces” que las agencias gubernamentales de Washington han llevado a cabo acciones de piratería informática y espiado a gobiernos, empresas y ciudadanos extranjeros, agregó el ministerio chino. “La parte estadounidense que hace críticas injustificadas a China en nombre del llamado ‘robo cibernético’ está acusando a otros, cuando es ella la que debe ser culpada. China no puede aceptar esto”, sostuvo.

Esta semana, fiscales estadounidenses acusaron a dos ciudadanos chinos vinculados a la agencia de inteligencia del Ministerio de Seguridad del Estado con cargos de robo de datos confidenciales de agencias gubernamentales estadounidenses y empresas en todo el mundo.

Propiedad intelectual

Los acusados son Zhu Hua y Zhang Shilong por ataques de piratería informática contra la Armada de Estados Unidos, la agencia espacial NASA, el Departamento de Energía y docenas de compañías estadounidenses y europeas.

La operación apuntó a la propiedad intelectual y a los secretos corporativos para dar a las compañías chinas una ventaja competitiva injusta, dijeron. El hackeo fue denunciado por la sociedad especializada en ciberseguridad, Area 1, que entregó los 1.100 cables al diario neoyorquino.

El “New York Times” revela también que los autores serían hackers chinos que usaron técnicas similares a las que usa una unidad de elite del Ejército Popular de Liberación China.

La denuncia apunta a los supuestos esfuerzos constantes de Beijing de espiar a otros países y a industrias extranjeras en materia comercial, especialmente en el ámbito tecnológico, de forma irregular, según fuentes “occidentales” citadas por el “Washington Post”.

Entre 2006 y 2018, ese grupo lideró “una campaña global de intrusión informática” para robar datos confidenciales y secretos comerciales de 45 compañías en 12 países, agregó.

“Se trata simplemente de engaño y robo, y eso da a China una ventaja injusta a expensas de empresas de países que respetan las reglas internacionales”, dijo en rueda de prensa Rod Rosenstein, el número dos del Departamento de Justicia.

Según “The Washington Post” se suman a la denuncia, Gran Bretaña, Australia, Canadá, Japón y Alemania, territorios que han sido objeto de presuntas campañas de espionaje chino mediante hackeos a empresas de seguridad informática y tecnología.

En uno de los documentos que fueron filtrados, los diplomáticos europeos califican como exitosa la reunión que tuvieron el presidente de Estados Unidos Donald Trump y su par ruso, Vladimir Putin, en julio pasado en Helsinki. Otro, detalla un informe y análisis de una discusión entre funcionarios europeos y el presidente de China, Xi Jinping.

En los cables aparecen altos cargos comunitarios, desde el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, hasta la Alta Representante para Asuntos Exteriores, Federica Mogherini.

Los documentos procedentes de misiones diplomáticas de la UE en el mundo, resumen reuniones con responsables de Arabia Saudita, Israel y otros países que luego se transmitían a la Unión Europea. (Reuters-Especial)

Comentarios