El abogado Toledo habla de un "apriete" del Gobierno, por la denuncia en su contra

El letrado patrocina a Terminal del Tucumán SA. El juez Maggio ordenó que se investigue una denuncia del Gobierno en contra del ex funcionario.

19 Dic 2018
1

TRIBUNALES PENALES.

El abogado José Roberto Toledo, denunciado penalmente por la Provincia en medio del litigio con la Terminal del Tucumán SA, denunció que el juez Facundo Maggio no tuvo en sus manos el expediente judicial en lo contencioso administrativo, en el que ya se condenó al Gobierno a pagar más de $ 88 millones a la firma por daños y perjuicios. 

Ayer, el magistrado desestimó el archivo de una denuncia iniciada por la Fiscalía de Estado en contra de Toledo, patrocinante de la firma y ex funcionario durante la gestión de Ramón Ortega. La Fiscalía -que conduce Daniel Leiva- había denunciado a Toledo por la presunta comisión de los delitos de fraude en perjuicio de la administración pública, tráfico de influencias y negociaciones incompatibles con la función pública. El argumento es que el letrado fue funcionario del gobernador Ortega, gestión durante la que se firmó el convenio y a la vez es desde esa época apoderado de la concesionaria.

En ese marco, la fiscala Adriana Reinoso Cuello emitió un dictamen por la prescripción de la causa, pero el juez Maggio la desestimó y ordenó que continúe la investigación. Toledo reprochó esa decisión. 

"Conforme constancias del sistema informático del Poder Judicial surge que el expediente contencioso administrativo no fue remitido para ser tenido a la vista por el juez Maggio, por lo que resultaría falsa su afirmación. De no acreditarse lo contrario, sería gravísimo. Ello explica el absurdo contenido de la sentencia porque si hubiese tenido a la vista el expediente habría constatado que la Corte de la provincia en dos oportunidades y la Cámara Contencioso en dos oportunidades han manifestado que los hechos carecen de toda relevancia jurídica porque no han sido objeto de demanda, y en consecuencia al no haber integrado la litis no pueden bajo ningún punto de vista constituir conducta punible en los términos de la denuncia", replicó el letrado Toledo. 

Y prosiguió: "El juicio caratulado de la Terminal del Tucumán SA persigue el pago de los daños y perjuicios por incumplimiento contractual de la Provincia a su obligación de hacer ingresar a todos los ómnibus a la terminal. Se reclama la indemnización por los daños producidos por esa omisión y eso es lo que constituye el objeto del juicio. El hecho nuevo sobre el cual se funda la absurda denuncia se refiere a una cuestión distinta, y es respecto a los usuarios que sí ingresaron a la terminal pero que no abonaron el toque de andén. Esta última circunstancia no fue objeto del juicio aludido y evidentemente hay una incapacidad de comprensión para diferenciar los supuestos o un tendencioso direccionamiento. Lo más grave es que, cómo se dijo, en cuatro fallos firmes se encuentra esto clarificado".

Toledo, además, habló de un "apriete" del Gobierno en su contra. "Esto, sin perjuicio de que a todo evento, toda la denuncia es un mamarracho y un vil apriete del Gobierno y que se encuentra (la causa) absolutamente prescripta. Son hechos que habrían ocurrido hace 24 años o 10 años, en todos los casos", completó. 

Esta nota fue anteriormente contenido premium, sólo accesible por usuarios registrados.

Comentarios