“Si el Gobierno logra estabilizar la economía, mejorarán las inversiones”

Walter y Renzo Svaluto Ferro confían en que mejore el contexto actual

08 Dic 2018
1

TODOS JUNTOS. Directivos, técnicos y personal de apoyo trabajan prestando servicios al productor agrícola.

Los vaivenes económicos vinculados con la suba del dólar y de las tasas de interés, sumado a las fluctuaciones políticas y el contexto de incertidumbre que marcaron a este año 2018, también impactaron en el sector de venta de maquinarias e implementos agrícolas.

LA GACETA Rural dialogó con Walter y Renzo Svaluto Ferro, quienes dirigen TecnoAgro SA, la empresa familiar que, entre otras marcas, comercializa maquinarias Massey Ferguson. La charla fue telefónica porque se encuentran en Mendoza, participando de una convención internacional sudamericana de la marca, donde recibieron varios premios.

- ¿Qué balance hacen del año?

- Renzo: Este 2018 ha sido un año flojo, de seis puntos (sobre 10). Estuvo bueno el primer y segundo trimestre: había créditos y la situación política y económica eran estables; trabajamos bien y con buenas expectativas para el resto del año. Pero después vinieron las fuertes oscilaciones y el cliente se retrajo en sus inversiones, como era lógico que procedieran. Además, las marcas mantuvieron sus precios en dólares, armaron ofertas especiales para forzar las ventas, con importantes descuentos, pero con el dólar que pasó de $ 18 a entre $ 30 y $ 40, los costos en pesos se duplicaron y los agricultores y empresarios pararon sus inversiones.

Walter: Y si a este contexto le sumamos que con tasas bancarias del 60% y 70%, en pesos, nadie invirtió. En ese contexto nadie se arriesga a invertir en el país, en cualquier sector, por lo que para nosotros fuera la tormenta perfecta. Se presentaron ofertas con 0% de interés, pero la gente no estaba dispuesta a tomar financiamiento en dólares con los vaivenes que vivía la Argentina.

Hay productores de citrus y de granos que estaban bien posicionados respecto del dólar, pero aún así no quisieron tomar créditos a 4 años y en dólares, con las oscilaciones políticas y económicas del país.

- ¿Qué actitud tomaron las fábricas con ustedes, los concesionarios?

- Renzo: Los fabricantes de maquinarias e implementos flexibilizaron sus precios, haciendo un gran esfuerzo con buenos plazos, en pesos, cuotas fijas, 0% de interés, y hasta en plazos de 4 años, tratando de hacer buenos descuentos para favorecer las ventas y apoyar a los productores. Pero las incertidumbres de la Argentina los obligaron a tomarse un respiro y esperar.

- ¿Cuáles son las perspectivas para 2019?

- Walter: Agronómicamente son muy buenas, lo que genera que haya un mejor estado de ánimo. Si el Gobierno mantiene la economía estable, reduce las tasas y vuelven los créditos originales, esperamos que el año 2019 sea mejor que el 2018 que está terminando.

En el caso del sector cañero, que es tan importante en Tucumán y muy demandante de maquinarias e implementos, la crisis de este año golpeó con fuerza, entre la alta inflación, los precios en dólares y los insumos también en ese moneda. Además, el precio de la bolsa de azúcar no acompañó el momento, porque cotizó muy parecido a 2017, con alguna suba que nunca superó el 20% de mejora. Entonces, los cañeros tuvieron mayores costos e ingresos similares, lo que derivó en crisis para ellos.

- ¿Y los contratistas?

- Renzo: Bueno, ese es otro sector golpeado. Como es lógico, son grandes compradores de maquinarias agrícolas, pero todo cobran en pesos, con sus tarifas no dolarizadas, y con tasas y equipos en dólares. La parálisis de este sector también nos golpeó mucho, porque tuvieron muchas dificultades para renovarse.

- En este contexto, ¿el gobierno de Tucumán puede hacer algo?

- Walter: Debo decir que es lamentable que, además de que las ventas son hechas con créditos caros y en dólares, hay que hacer las prendas y pagar gastos que llegan al 5% del valor del bien. Entonces, entre créditos dolarizados, la situación de inseguridad y el Gobierno Provincial que nos cobra tasas, costos, prendas y patentamientos que significan el 5% en dólares. Es altísimo.

Entiendo que el Gobierno podría bajar esos costos para favorecer las inversiones en el sector agrícola, y en cualquier otro sector que también lo está necesitando. Podría hacerlo. Pero no hay forma en que el cliente esté dispuesto a pagar estos costos. El Gobierno de Tucumán debería ver la forma de favorecer el desarrollo de créditos accesibles.

Comentarios