El INTA Leales cumplió 70 Años investigando y ayudando al productor

Alejandro Radrizzani, director del organismo, hizo un balance auspicioso.

08 Dic 2018
1

ALGO DE HISTORIA. El ingeniero Radrizzani hizo un repaso de los cambios que el INTA Leales tuvo en el tiempo.

Este es un día en el que festejamos los 70 años desde el inicio del INTA Leales, que comenzó en 1948 como una Estación de Zootecnia del entonces Ministerio de Agricultura de la Nación, con el objetivo de mejorar las razas de bovinos y equinos en la región. A la vez, se cumple el 62° aniversario de creación del INTA, institución que sigue trabajando en lograr diversos aportes para el desarrollo científico y tecnológico, y el fortalecimiento del sistema agropecuario, agroalimentario y agroindustrial del país, dijo el director del INTA Leales, Alejandro Radrizzani al ser entrevistado por LA GACETA Rural, durante el acto realizado en el predio de Leales, ante la presencia de autoridades provinciales, del INTA, técnicos, colaboradores de la Cooperadora de la Institución y del personal de la institución

Haciendo un poco de historia, es necesario destacar que 10 años después, en 1958, la Estación de Zootecnia fue transferida al INTA, con la misión de investigar y desarrollar la producción de bovinos de carne y el mejoramiento del maíz, convirtiéndose en pionero en el rescate, la conservación, la evaluación y la promoción del Bovino Criollo Argentino, actividad que ha continuado hasta el presente.

“Este año tuvimos el orgullo de recibir el premio de Campeón de la raza en la Exposición Rural de Palermo, con un toro doradillo mocho”, destacó Radrizzani.

Junto con la creación de INTA Leales, “también se comenzó a trabajar en el desarrollo de un banco de germoplasma de maíces tropicales, que actualmente sigue contribuyendo a difundir variedades e híbridos con tolerancia al calor, resistencia a enfermedades y alta calidad de proteínas”. También “se está trabajando, desde la década del ‘70, en el Programa de Mejoramiento de Poroto, mediante cruzamientos dirigidos y selección de germoplasma adaptado a las condiciones del NOA. Este programa liberó cultivares que hoy se siembran en más del 60% del total de la superficie de poroto del país.”

A partir de los ‘80, se ampliaron las líneas de investigación al manejo ganadero en sistemas pastoriles, en un trabajo interinstitucional junto con la Facultad de Agronomía y Zootecnia (FAZ) de la Universidad Nacional de Tucumán (UNT), la Estación Experimental Agroindustrial Obispo Colombres (Eeaoc) y la Dirección de Ganadería de la Provincia de Tucumán.

La Cooperadora

El Campo Experimental, que ha sido y sigue siendo el principal laboratorio del INTA Leales, no seguiría en producción y al servicio de los ensayos sin el valiosísimo trabajo de la Asociación Cooperadora, que desde 1989 apoya su funcionamiento.

Con el soporte de la Asociación Cooperadora, se estableció la Unidad de Producción y Experimentación Porcina, en la que se evalúan y difunden tecnologías para mejorar la eficiencia y sustentabilidad de los sistemas de producción en la región.

Los animales

Además, la Asociación Cooperadora sostiene activamente el funcionamiento de la Cabaña de Caballos Criollos, una de las primeras del país y que también está cumpliendo 70 años.

Ante la expansión e intensificación de la producción animal en la región, en mayo de 2011 se crea el Instituto de Investigación Animal del Chaco Semiárido, a partir de las capacidades y recursos existentes en el Campo Experimental del INTA Leales. Luego, en el 2014, integramos el Área de Salud Animal con sede en INTA Salta.

Para reforzar la formación local de posgrado, en el 2012 creamos una Maestría en Producción Animal junto con la FAZ-UNT, la Facultad de Agronomía y Agroindustrias de la Universidad Nacional de Santiago del Estero y el INTA Santiago del Estero.

El nuevo Instituto también incorporó nueva infraestructura y equipamiento para su funcionamiento, destacándose este edificio que tiene 7 laboratorios y el galpón de cámaras metabólicas.

Comentarios