Coyette asegura que el equipo no se caerá tras ser goleado por el “Rojo”

Sin lugar para débiles.

10 Nov 2018
1

MIRAN HACIA ADELANTE. El plantel “santo” trabajó en el complejo pensando en derrotar a Patronato, en un juego clave. la gaceta / foto de Osvaldo Ripoll

La primera práctica en nuestra provincia, luego de una derrota tan injusta como mentirosa -y dolorosa- por lo que ocurrió en el campo del “Libertadores de América” ante Independiente, mostró a un grupo que no acusó el impacto de un cachetazo que llegó contradictoriamente en el que, quizás, fue el mejor partido del equipo en lo que va de la Superliga.

Pese a la anemia ofensiva, esa que le impide festejar si quiera un tanto en condición de visitante, el “Santo” se plantó de mano en la casa del “Diablo” y manejó los tiempos del partido durante gran cantidad de minutos. Pero el polémico penal, cuando tenía al “Rojo” acorralado, lo sacó del juego y el resto es historia conocida: el equipo se fue del partido y sufrió una bofetada de esas que duelen.

Sin embargo, el día extra que pasó el grupo en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires a raíz del paro de Aerolíneas Argentinas, sirvió para que jugadores y cuerpo técnico se dieran fuerzas unos a otros para evitar caer justo antes de un duelo importantísimo; como el del lunes a partir de las 21.15, contra Patronato.

“Volví a ver el partido completo dos veces y se los dije a los muchachos que hicieron un partidazo hasta el penal. Esa jugada dio por concluido el juego. Pero antes, manejamos durante gran parte el duelo y pusimos en aprietos a un equipo que verdaderamente juega muy bien”, analizó Gastón Coyette, confiado en que sus pupilos no bajarán la guardia pese al tropezón. “No debería influir en la cabeza. Hay que sacarse el resultado de la cabeza y hacer foco en el rendimiento, seguir mejorando algunas cosas y evitar las desconcentraciones que aparecieron después del penal. Eso no puede suceder nunca más”, agregó el entrenador.

En las últimas fechas, San Martín encontró el juego que necesitaba para poder plantear partidos de igual a igual en cualquier cancha. La recuperación de “TinoCosta, sumado al juego silencioso, poco vistoso pero productivo de Álvaro Fernández, hizo que el equipo adquiriera el fútbol para sumar puntos clave en las últimas jornadas y esperar con más confianza el duelo a orillas del río Paraná. “El nivel de juego que venimos mostrando en los últimos cotejos es lo que nos tiene que dar fuerzas para hacer un buen partido ante Patronato y tratar de romper esa racha de no poder ganar y ni siquiera marcar goles en condición de visitante”, aseguró “Gato” imaginando un duelo muy similar al de una semana atrás, en casa contra San Martín de San Juan. “Patronato viene jugando 4-4-1-1 en los últimos partidos y eso le sirvió para sacar buenos resultados. Jugando como local, es un equipo que va al frente con mucho entusiasmo, por eso debemos ser inteligentes para manejar los tiempos y saber cuándo atacar y cuándo bajar la intensidad”, sentenció.

Dejar atrás la derrota en Avellaneda y sacarle rédito al buen juego es el objetivo. “No debemos caernos, porque venimos haciendo bien las cosas”, cerró Coyette, dejando en claro que no hay lugar para débiles.

Comentarios