Un joven de 20 años salvó a 35 personas

Logró romper un vidrio del bar en medio del tiroteo y ayudó a salir a los parroquianos.

10 Nov 2018

CALIFORNIA, Estados Unidos.- Matt Wennerstrom estaba con sus amigos en el bar Borderline Bar & Grill cuando Ian David Long entró armado.

Cuando escuchó los primeros tiros, el joven de 20 años reaccionó con cabeza fría y rapidez cuando comenzaron los disparos: “Tomé a tanta gente como pude a mi alrededor y los metí debajo de la mesa de billar”.

Desde allí, pudo ver que el atacante se detuvo para recargar el arma. En ese momento lanzó una silla para romper un vidrio y ayudó a escapar a varios por la ventana.

En entrevistas con la cadena de televisión NBC7, el joven contó que cuando alcanzó a ver la figura del atacante y se dio cuenta de que lo que sucedía era un tiroteo, Wennerstrom y sus amigos empezaron a tirar al suelo a la gente presente.

Matt explicó a la prensa que con su táctica logró sacar a al menos a 35 personas. “Después de sacar cuanta gente pudimos, saltamos por el cristal roto y nos tiramos al suelo del estacionamiento”.

Durante la noche del miércoles, Long, un ex marine con problemas psiquiátricos, abrió fuego en dicho bar que estaba repleto de estudiantes universitarios. Mató a 12 personas, hirió a más de 19 que tuvieron que ser internadas y fue encontrado muerto cuando la policía entró al lugar.

Entre las víctimas mortales fue el sargento Ron Helus, un veterano de 29 años en el cuerpo policial y que estaba a pocos meses de retirarse.

Helus fue uno de los primeros oficiales en responder a la escena del crimen y recibió un disparo en el pecho al entrar al lugar donde Long estaba disparando. Sus compañeros lograron llevarlo al hospital, donde murió a las pocas horas. Con este último suceso ya son más de 36 los tiroteos con víctimas mortales en lo que va del año en Estados Unidos. (DPA-Reuters)

Comentarios