La ex ONCCA extiende sus controles al sector sucroalcoholero

10 Nov 2018
1

Los ingenios azucareros y las fábricas de alcohol, a partir de caña de azúcar, deberán registrarse en el RUCA (Registro Único de la Cadena Agroalimentaria), la gran base de datos que maneja del Dirección Nacional de Control Comercial Agropecuario (la ex Oncca), para determinar quién está en regla y quién no, dentro del universo del sector agroalimentario.

Con la publicación en el Boletín Oficial de la Disposición 4/2018, el organismo que lidera Marcelo Rossi cumplió su promesa de extender gradualmente sus controles sobre granos, carnes y lácteos a sectores más vinculados a las economías regionales. En este caso, la economía azucarera que se despliega básicamente en Tucumán, Jujuy y Salta.

“El desarrollo de la actividad azucarera se ha transformado en una cuestión estratégica para el Estado Nacional, y a fin de establecer reglas claras e igualitarias que propicien la sana competitividad en todo el territorio nacional, se establecen los requisitos y condiciones mínimas a cumplir, por parte de las personas humanas y jurídicas que intervengan en operaciones con azúcar y/o alcohol en sus distintas formas de comercialización”, explica la disposición firmada por Rossi, que incorpora a los capítulos que deben inscribirse obligatoriamente en el RUCA a los operadores del sector sucroalcoholero. La norma dispone que el Capítulo 9 del RUCA incluya nuevas categorías para albergar a quienes intervienen en el comercio de azúcar y alcohol, sin contar a los cañeros. Estas son: a) Ingenio Azucarero; b) Industrial Destilería Anhidradora; c) Usuario de la Industria Azucarera; d) Exportador de azúcar o alcohol; e) Importador de azúcar o alcohol, como el anterior, pero a la inversa.

Comentarios